Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

Claves de la tecnología wifi para la empresa del futuro

Por   /   5 noviembre, 2015  /   Sin Comentarios

Por Zebra Technologies Corporation, Multinacional especializada en soluciones para ampliar la visibilidad en tiempo real de los negocios.

 

La tecnología wifi ha supuesto numerosas ventajas en el entorno empresarial, y una de las tendencias más interesantes es el fenómeno “trae tu propio dispositivo” (byod).

Hace unos años, la práctica del byod se acogía con desconfianza, pero en la actualidad las empresas lo están adoptando y casi la mitad de ellas espera que en 2017 sus empleados lleven su propio dispositivo de trabajo.

Wifi, de PixabayLo cierto es que el fenómeno byod plantea retos en las implementaciones wifi, ya que debemos asegurarnos que las redes sean escalables para gestionar una mayor demanda, versátiles para conectar diferentes dispositivos y sistemas operativos, y de alta seguridad para proteger los datos corporativos. En ese sentido, hay que tener en cuenta que la cuestión de la escalabilidad no se refiere únicamente al número de usuarios, sino que también debemos ofrecer mayores velocidades de descarga, ya que cada vez se transmiten más vídeos a través de las redes corporativas, y los analistas predicen el inicio de un periodo de gran crecimiento de las comunicaciones de voz sobre IP.

Hace más de una década que la tecnología wifi se asentó en las empresas, y ahora es un buen momento para preguntarnos cuáles son las tendencias que marcarán el futuro de esta tecnología y qué pueden hacer los equipos de informática para asegurarse de que sus sistemas wifi están preparados para los tiempos venideros. Al final, a los usuarios les es indiferente si acceden a las aplicaciones a través de una conexión por cable o inalámbrica, lo que esperan es obtener un gran servicio.

5 claves para establecer redes wifi que brinden mayor rendimiento

1. Transición a 802.11ac. Han transcurrido seis años desde la aparición de las redes 802.11n y las actuales 802.11ac, que en lo que a tecnología se refiere es una eternidad. El mayor beneficio de la “ac” es la velocidad, ya que las antenas con múltiples entradas y salidas (MiMO) permiten alcanzar velocidades máximas de descarga de 1,3 GHz, triplicando la velocidad de la 802.11n. Los usuarios observarán una clara mejora en el rendimiento, la cual es debida a la mayor capacidad. De hecho, se estima que en el año 2018 los puntos de acceso 802.11ac sustituyan a todos los sistemas 802.11n antiguos.

2. Implementación de sistemas autopropagables. La configuración de una red inalámbrica requiere mucho tiempo: hay que llevar a cabo un estudio de RF, instalar puntos de acceso y analizar y comprobar las interferencias. Por tanto, deberían buscarse sistemas automatizados que cuenten con funciones de instalación inteligentes. Los sistemas inteligentes automatizarán los estudios y los análisis en busca de interferencias, al tiempo que sus puntos de acceso se propagan automáticamente. El sistema detectará un punto de acceso cuando el mismo se active y, considerando su ubicación, le enviará automáticamente los ajustes adecuados, incluido el rango de transmisión, los canales y los ajustes de seguridad. Estos sistemas se conocen como sistemas “sin intervención” y pueden ahorrarle muchos quebraderos de cabeza.

3. Optimización de la seguridad. Existen opciones para fortalecer su red. A nivel primario, la red se puede proteger mediante la autenticación de contraseña. También puede instalar certificados digitales (por ejemplo, los propios dispositivos de sus empleados) que se autentiquen automáticamente mediante puntos de acceso y autoricen o denieguen el acceso a la red. Si lo desea, puede ir más allá haciendo uso de la tecnología de huellas digitales, una tecnología que comprueba, a través del punto de acceso, de qué tipo de dispositivo se trata, qué sistema operativo tiene instalado y qué tipo de acceso se está solicitando para confirmar o denegar el servicio. Además, puede crear redes virtuales privadas (por ejemplo, para su equipo de RRHH) para proteger aún más los datos y aplicaciones sensibles, restringiéndolos únicamente a usuarios autorizados.

4. Administración automatizada. Su red debe ser capaz de administrase de forma automática, con puntos de acceso autónomos que adopten medidas para solucionar problemas como interferencias, sobrecarga de un punto de acceso o fallo. La red puede automatizar las modificaciones necesarias para solucionar estos problemas cambiando de canal de frecuencia, aumentando la potencia y volviendo a balancear las cargas entre los puntos de acceso. Puede definir las reglas por las cuales la red puede administrarse automáticamente, atajando así los problemas antes de que los usuarios los detecten y reduciendo la carga administrativa de su equipo.

5. Visibilidad absoluta. Debería poder ver la totalidad de su red inalámbrica, o redes inalámbricas, desde una única herramienta de administración que permita a su equipo de TI supervisar su estado y efectuar los cambios necesarios. La herramienta de administración también le permitirá establecer las reglas según las cuales la red puede modificar sus ajustes y definir cómo debe comunicarse con sus equipos de TI. Las alertas, por ejemplo, pueden enviarse a través de SMS, correo electrónico o mensajes SNMP.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *