Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Artículo actual

Internet: nuevas tendencias 30 años después

Por   /   1 octubre, 2019  /   Sin Comentarios

Por DE-CIX, Multinacional operadora de intercambio de Internet.

 

Cuando han pasado ya más de 30 años desde el nacimiento de la World Wide Web (WEB), Internet, un concepto cuyo origen se remonta todavía más en el tiempo (hasta finales de los años 60), en realidad poco tiene que ver en la actualidad con sus comienzos. Y es que en ese periodo se ha convertido en una herramienta de alcance global para la distribución de la información, la colaboración y la comunicación entre personas, independientemente de su ubicación geográfica.

En esa línea, hay una serie de claras tendencias y claves al respecto que están marcando la evolución de Internet a día de hoy y están sentando las bases del futuro de la Red:

● Internet de las Cosas.

Hoy en día, cualquier objeto es susceptible de ser conectado a Internet: desde electrodomésticos hasta altavoces inteligentes, pasando por zapatillas o tazas. Y se ha evolucionado de un Internet que conectaba esencialmente a personas, ordenador o teléfono de mediante, a un Internet que se comunica con los objetos y obtiene de ellos información relevante, como su consumo energético, si presentan o no problemas de funcionamiento, o su ubicación, por ejemplo, en el caso de una maleta. Así, según la consultora Gartner, se prevé que en 2019 se acaben alcanzando los 14.200 millones de objetos conectados en el mundo, Espacio Internet, de Pixabaycifra que llegará a los 25.000 millones en 2021 (a lo que contribuirá el despliegue del 5G), lo que generará un inmenso volumen de datos.

● 5G.

Los expertos coinciden en que la quinta generación de comunicaciones móviles supondrá una revolución. Entre sus ventajas, destacan una mayor velocidad, una menor latencia y la capacidad de conectar a un mayor número de dispositivos. De hecho, la implantación de esta tecnología de redes móviles supondrá un aumento exponencial del tráfico de Internet al hacer posible la «industria 4.0» (lo que acelerará la transformación digital de las empresas) y aumentar la capacidad de conexión de los objetos que nos rodean, posibilitando desde coches autónomos hasta ciudades inteligentes.

● Cloud.

Gartner también estima que el negocio de los servicios «cloud» alcanzará, a finales de 2019, los 214.000 millones de dólares, una cifra que seguirá creciendo, pues el mercado de los servicios en la «nube» habrá aumentado tres veces más rápido que el conjunto de las tecnologías de la información para 2022. De esta manera, a medida que las empresas van migrando sus servicios a la a la «nube» y los usuarios la utilizan cada vez más para almacenar su información personal, los data centers se enfrentan a mayores desafíos de capacidad. Así, los centros de datos continuarán aumentando tanto en número como en superficie para dar soporte a un ecosistema de servicios en el que todo, desde los correos electrónicos hasta los videojuegos por “streaming”, ocurre en la «nube».

● Cables submarinos.

Para poder acceder al almacenamiento en la «nube» o a los últimos contenidos por “streaming”, decenas de miles de kilómetros de cable submarino transportan los datos entre continentes. En ese sentido, el sistema de cableado submarino que actualmente da soporte a Internet, según un informe realizado por TeleGeography para DE-CIX, podría continuar acelerándose en los próximos tres años, cuando se espera que el despliegue total de la red submarina llegue a los 300.000 kilómetros. Este desarrollo estará liderado por los principales proveedores de contenidos, como Facebook, Microsoft, Google o Amazon, que están apostando por construir sus propias redes submarinas, en lugar de adquirir capacidad, ante sus crecientes demandas de tráfico.

● Interconexión global.

Estos cables submarinos, a su vez, conectan con puntos estratégicos dentro del globo que conforman auténticos nodos de interconexión con cientos de redes conectadas. Nueva York, Frankfurt o Hong Kong han concentrado tradicionalmente estas conexiones, pero el tráfico de Internet está fluctuando hacia el sur y las empresas optan cada vez más por centros de datos y puntos de intercambio de Internet más cercanos al usuario final para mejorar el rendimiento y la latencia. Así, Madrid es una de las candidatas a convertirse en un auténtico “hub” internacional de comunicaciones.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *