Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

Lograr el “engagement” emocional en la web corporativa

Por   /   10 octubre, 2019  /   Sin Comentarios

Por 99designs, Plataforma global de diseño gráfico online.

 

A veces, un buen logo, web o experiencia de diseño no son suficientes o no encajan. El trabajo puede ser bueno e innovador pero en ocasiones no consigue crear la conexión emocional con el cliente que se busca. Porque lo cierto es que los mejores diseños no deben solo ser estéticamente buenos o representar bien a la marca, y tienen que ir más allá: entrar en la mente de los consumidores.

Al respecto, no hay que olvidar que el que un diseño nos guste no es resultado de un proceso lógico, sino que respondemos ante un proceso subconsciente que nos hace implicarnos con la imagen de la marca.

En cualquier caso, son cinco las claves que condicionan al consumidor y que pueden cambiar radicalmente la experiencia de usuario:

  • 1- La información se procesa mejor en formato historia

Si una empresa afirma, por ejemplo, que los beneficios aumentaron un 5% gracias a la mejora del “packaging”, la reacción del consumidor será muy diferente a si dice: “Uno de nuestros clientes, Juan, vio la nueva caja de cereales en el supermercado. Los colores claros y el texto aerodinámico le llamaron la atención y decidió elegirnos por delante de la marca que llevaba consumiendo durante casi tres años”.

Así, la primera opción es estadística simple y aburrida, mientras la segunda es una historia que recurre a la parte emocional a través de la empatía. Y desde luego es mucho más fácil que un cliente recuerde a Juan y su nueva elección de cereales que un incremento de las ventas cualquiera.

  • 2- Motivaciones sociales ante los productos

Las personas son animales sociales, orientadas a la interacción con otros seres humanos. De hecho, el “engagement” social crea una liberación de dopamina, que es la misma hormona que se libera con la risa o con el chocolate. De esa forma, a la hora de crear un logotipo, recibir o analizar los “insights” del público objetivo puede convertirse en la parte más interesante de la investigación previa, de cara a conseguir un trabajo que logre la vinculación emocional buscada.

  • 3- Las emociones se contagian

Las neuronas espejo, que son las que imitan las emociones que se encuentran alrededor, hacen que, por ejemplo, al ver una foto de alguien riendo, se produzca una sonrisa y un poco más de felicidad. Y la mejor forma de aprovecharlo es asegurarse de que el contenido de la web refleja cómo se quiere hacer sentir al cliente. Por ejemplo: los sitios que buscan recaudar dinero para niños enfermos deben mostrar una imagen de un niño triste, Engagement en página web, de Pixabaypues de esa forma se crea una empatía que motiva a las donaciones. Curiosamente, sin embargo, el mero hecho de sonreír genera felicidad. Y no, no es necesaria una razón para estar feliz; simplemente, esta acción creará las mismas endorfinas en el cerebro.

Y es importante también tener en cuenta qué emociones se crean en la gente. Por ejemplo, si un sitio tiene un texto tan pequeño que tiene que forzar la visión, esto causará a la persona un sentimiento de frustración. Y desde luego hay muy pocas posibilidades de que un cliente frustrado se interese por el producto.

  • 4- El tiempo es relativo

Los usuarios terminan antes un proceso cuando pueden ver el final. Y la mejor forma de conseguir esto es incluir barras de estatus que muestren en qué paso está el usuario. Por ejemplo, estar en el paso segundo de cinco es mucho más alentador que ir a la deriva en un proceso que parece interminable.

  • 5- Los valores se perciben a través de señales visuales

Una web descuidada no va aumentar los clientes, incluso si el producto es el mejor invento de la tierra. En este caso, sí se compran los libros por la portada. Por eso, la web debe estar organizada, con mucho espacio, debe ser sencillo navegar, los colores tienen que ser claros… De esta forma se asegura que el contenido online refleja correctamente la calidad del producto.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *