Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Artículo actual

La gestión del riesgo en viajes, asignatura pendiente de las empresas españolas

Por   /   26 octubre, 2016  /   Sin Comentarios

La creciente actividad comercial de las empresas españolas, su expansión hacia nuevas áreas geográficas y un contexto global más inestable hacen imprescindible incorporar a las políticas de viajes de las compañías reglas claras en materia de seguridad y asistencia adaptadas precisamente a esos actuales escenarios.

Lo cierto es que, según concluye el primer estudio “Gestión y seguridad en los viajes de empresa en España”, realizado por el grupo de agencias de viaje de empresa Gebta España en colaboración de la firma de gestión de riesgos y seguros Aon y el proveedor de servicios de seguridad y asistencia Healix, el 55% de las compañías tendría pendiente el definir y escribir una política de seguridad para sus viajes corporativos. En esa línea, la conveniencia de optar por este tipo de medidas no deriva únicamente de razones coyunturales, Viajeros de negocios, de Pixabaysino que tiene también fundamentos legales, en la medida en la que el deber de protección del empleador se extiende a sus empleados cuando éstos trabajan, residen (en el extranjero) o viajan en el marco de sus responsabilidades laborales.

El estudio, un complejo informe cualitativo realizado tras examinar en profundidad más de un centenar de firmas españolas pequeñas, grandes y medianas, muestra que el 61% de las mismas no tiene un sistema de alertas actualizados para detectar problemas del empleado en el territorio que se encuentre, a la vez que únicamente el 41% contempla en su política de seguridad disposiciones sobre la repatriación de los viajeros y que el 54% de las empresas no dispone de planes de crisis o de emergencia ante accidentes, secuestros, fallecimientos, etc., de sus empleados.

Por todo ello, entre las áreas de mejora a llevar a cabo por las empresas, GEBTA destaca la necesidad de ampliar el conocimiento del alcance y consecuencias del deber de protección de los viajeros por parte del empleador, el aseguramiento de la trazabilidad de los viajeros, vinculada con la creciente movilidad y complejidad de los viajes, la adaptación de los seguros, coberturas y niveles de asistencia aplicables en cada caso a la casuística de cada organización o la aplicación de normativas internacionales, como consecuencia de los países de destino de los viajeros.

Al respecto, lo cierto es que los viajes de negocio son una actividad transversal, dado que tienen impacto en la práctica totalidad de las áreas de las organizaciones, si bien, en los últimos años, la responsabilidad final en materia de políticas de viajes ha recaído principalmente en los departamentos de Finanzas y de Compras, que han aportado a las políticas corporativas un claro sesgo económico, asociado fundamentalmente a la obtención de ahorros.

En cualquier caso, la implementación de políticas de viaje que incorporen las mejores prácticas en materia de seguridad es indispensable si se pretende minimizar las incidencias que todo viaje y desplazamiento llevan asociados, ser consistentes con las políticas de RSC, así como evitar tener que correr con gastos derivados de indemnizaciones, reclamaciones o sanciones de tipo legal.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *