Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

Irse de vacaciones sin tener “mala conciencia”

Por   /   29 julio, 2019  /   Sin Comentarios

Por Alistair Cox, CEO de Hays, Multinacional británica especializada en selección de profesionales cualificados.

 

Los trabajadores comprometidos y motivados se merecen desde luego unas vacaciones para recargar sus baterías, que además mejorarán el ambiente de trabajo a su vuelta. Sin embargo, hay un tipo de trabajador al que le resulta difícil desconectar, e incluso puede llegar a tener sentimientos de culpa por haber abandonado, por unos días, su responsabilidad.

La realidad es que la conexión móvil en la que vivimos desde hace ya más de una década no ayuda a cortar con el trabajo durante unos días. Se tiene la sensación de que hay que estar siempre disponible, de que debemos estar “on” en todo momento para demostrar que estamos entregados y trabajando duro. Vacaciones en playa, de PixabayPero lo cierto es que esto no tiene sentido, y de hecho reduce el desarrollo y la productividad.

Se trata por tanto de una sensación que hay que evitar y combatir desde la empresa, ya que descansar de manera adecuada, desconectar del trabajo, no sólo va a hacer que el empleado se sienta más feliz y más sano, sino que también impactará en la línea de fondo y mejorará su vida laboral. Además, no sólo hay que invertir en el bienestar de los empleados porque la misma tiene un impacto positivo en el aumento de la productividad de los equipos, sino que ello también es muy importante para atraer y retener a los mejores talentos.

Así, irse de vacaciones, descansar y animar a todo el equipo a hacer lo mismo es más importante de lo que parece. De ahí que es preciso conseguir que los empleados tomen las vacaciones con ganas, y las empresas deben facilitar esta transición creando un ambiente vacacional que permita a la gente relajarse y disfrutar de su tiempo libre.

Para ello, será adecuado seguir recomendaciones como:

  • Crear una zona libre de culpa. Es esencial eliminar esa nube de culpabilidad que algunos pueden sentir al tomar vacaciones. Porque lo cierto es que nunca parece que es un “buen momento” para tomar unas vacaciones, pero ello es crucial para el bienestar de un empleado.
  • Prescribir una desintoxicación digital. Aunque puede ser difícil resistirse a chequear los correos electrónicos mientras que se está fuera de la empresa, los empleados deben ser alentados a no hacerlo. Si es necesario, se puede ubicar un punto de contacto solo por si surge algo urgente.
  • Mostrar interés por las vacaciones. Tener interés por lo que un colega ha hecho en vacaciones puede mejorar la moral y crear vínculos más estrechos con esa persona.
  • Predicar con el ejemplo. Si los empleados ven al CEO o al director fuera relajándose, se produce la impresión correcta en el resto del equipo.
    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *