Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Artículo actual

Desaparición por obsolescencia, consecuencia de no afrontar la digitalización en las empresas

Por   /   14 diciembre, 2016  /   Sin Comentarios

La principal consecuencia de no abordar la transformación digital en una empresa a medio plazo será la desaparición de la misma por obsolescencia. Así lo considera el 58% de los empleados del sector empresarial español encuestados por la escuela de negocios The Valley Digital Business School. Mientras, otro 21%, en lugar de la desaparición, señala como principal efecto la obligada reorientación de su compañía Apagar, de Pixabaya mercados más atrasados, a la vez que otro 14% apunta como principal consecuencia la especialización de la empresa en clientes o usuarios poco afines a la digitalización.

La investigación, realizada entre profesionales de diferentes industrias, revela que 7 de cada 10 sitúan a España a la cola en cuanto a innovación tecnológica en los negocios al compararla con el resto de países de referencia. No obstante, el problema para avanzar en ese terreno, tal y como asegura la mitad de estos profesionales, es que no se conocen los beneficios que trae consigo la digitalización. Entre esas ventajas, los consultados destacan: mayor eficiencia (73%), aumento de la competitividad (70%) y procesos más ágiles (68%). Y dentro del sector de servicios, textil y distribución y también del de banca y seguros añaden una más: la consecución de una mejor relación con el cliente, con el 78% y 68%, respectivamente.

Sin embargo, a la hora de analizar cuáles son los impedimentos que están propiciando una situación de desventaja en la empresa española, un 78% de los preguntados piensan que la causa principal es el hecho de tener una dirección y estructura tradicional, aunque también echan la culpa en gran medida a la falta de formación de la plantilla en cuestiones digitales (62%), a la poca asunción de riesgos e inmovilismo (62%), a la utilización de procesos obsoletos (51%) e incluso a motivaciones económicas (39%). De hecho, un 70% opina que los recursos destinados a este fin son insuficientes.

El informe de The Valley Digital Business School también señala cuáles son los principales indicadores que permiten conocer el grado de digitalización de una empresa: tener un personal formado en últimas tecnologías (79%), la utilización de procesos y herramientas innovadoras (71%), contar con comités directivos proclives a implantarlas (70%) y la capacidad de adaptarse a nuevas tendencias (68%).

En cualquier caso, el tiempo que estiman los españoles consultados que tardarán las empresas españolas en terminar su transformación digital oscila entre los 3 y los 5 años, si bien los pertenecientes al sector de banca y seguros y al de marketing, publicidad y comunicación apuestan por un periodo mayor de entre 5 y 10 años. Tiempo que consideran más que suficiente para implantar tecnologías que incluyan: “Internet of Things”, “machine learning”, impresión 3D, vehículos autónomos, “wearables”, robots inteligentes, realidad aumentada, realidad virtual, hogar conectado… Sobre todo, en lo que respecta al primero (IoT), ya que 8 de cada 10 creen que este tipo de tecnología inteligente será una realidad próximamente. No obstante, al margen de esto último, los profesionales de telecomunicaciones y tecnologías optan por la posible implantación del hogar conectado; los de auditoría y consultoría, por la realidad virtual; en banca y seguros abogan por la realidad aumentada; en marketing, publicidad y comunicación añaden la realidad virtual, y el sector de servicios, textil y distribución incluye en la lista a la impresión 3D.

De una u otra manera, la formación en materia digital se antoja como fundamental para llevar a cabo la transformación en las empresas. Así lo considera el 99% de los profesionales consultados. Además, la asimilación de una nueva cultura hace preciso formar específicamente a los profesionales de cada ámbito para que integren los conceptos y herramientas digitales en su realidad laboral. Algo que sería necesario impulsar destinando tiempo obligatorio a este tipo de programas, según opina más de la mitad, y cuyos costes fuesen asumidos por la propia empresa (38%). Eso sí, según los profesionales, el nivel de formación del personal que actualmente lleva a cabo las labores de digitalización en sus respectivas empresas es principalmente no reglada (79%), tratándose en su mayoría de cursos y seminarios sobre el sector digital (40%).

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *