Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

El cambio hacia un lugar de trabajo digital

Por   /   28 octubre, 2020  /   Sin Comentarios

Por BMC Software, Multinacional especializada en software, soluciones y servicios para la gestión de negocios.

 

Son muchos los cambios que se vislumbran en el horizonte tanto para pequeñas como grandes empresas en el mundo, y uno de los retos que tendrán que asumir en los próximos años se ciñe a un simple hecho: el lugar de trabajo actual, ya no será un lugar. Ahora, lo importante es aportar resultados y conseguir objetivos, Cambio de lugar de trabajo digital, de BMCtanto dentro como fuera de la oficina; y la tecnología permite que el trabajo suceda en cualquier momento y en cualquier lugar.

Según Richard Foster, profesor de la Universidad de Yale, el 75% de las empresas del índice S&P 500 serán sustituidas en los próximos 10 años, y una media de las empresas S&P serán remplazadas cada dos semanas. Esto significa que los líderes empresariales deben abrazar el cambio y adaptarse a la nueva era mucho más rápido a través del conocimiento, la formación y la tecnología, que incrementarán la eficiencia, agilidad y productividad en las empresas. No obstante, lo más importante es que el motor que impulsa todo el cambio está justo delante: los empleados.

De ahí que acelerar el compromiso y la productividad de los empleados es una tarea que requiere preparación. Es como cuando se lanza un cohete al espacio: es una misión que necesita tiempo, preparación y donde la cuenta atrás es fundamental para el despegue.

Y al respecto, el libro de BMC Software “Mission: Launch a Digital Workplace” recoge cinco claves fundamentales para logar con éxito el despegue hacia la transformación digital:

1. Encender la chispa para el cambio digital

Para inducir un verdadero cambio es importante encontrar los retos a los que se enfrentan los empleados, incluyendo las carencias tecnológicas de la empresa para demostrar lo mucho que están ralentizando y retrasando a la organización. Y una vez que se hayan identificado las frustraciones digitales más comunes, es hora de revelar las soluciones disponibles para resolver el problema y demostrar que darán resultados tangibles a los empleados y líderes. En este primer paso, es importante que los líderes ejecutivos de toda la empresa tengan un papel activo en el proceso.

2. Crear el perfil de usuario y casos de uso

El siguiente paso es agrupar a los empleados de acuerdo a sus necesidades y roles dentro de la empresa para obtener información veraz, cuantitativa y cualitativa sobre cada uno de ellos. Con estos datos, es posible desarrollar casos de uso específicos e identificar necesidades tecnológicas más concretas.

3. Construir el equipo

Ahora es el momento de crear un equipo de cambio que esté preparado para afrontar cualquier reto. Y crear un lugar de trabajo que sea tecnológicamente “a prueba del futuro” significa cambiar la cultura empresarial, los procesos, las herramientas y los sistemas de la empresa. Eso sí, las personas involucradas en este paso tienen un peso relevante en el éxito de la digitalización del lugar de trabajo, teniendo en cuenta que este equipo debe conocer a fondo la organización y debe incluir directores de Recursos Humanos, TI y Producción.

4. Alinear personas, procesos y tecnología

Convertirse en una empresa digitalmente ágil sólo puede ocurrir si se educa a los empleados sobre la necesidad de cambio. Y en ese sentido, el primer paso es abandonar la mentalidad de «configurar y olvidar». Hay que tener en cuenta que el conjunto de nuevas capacidades digitales no se enciende como un interruptor; sino que, por el contrario, es necesario capacitar a los empleados para que puedan adaptarse, crecer y trabajar más eficientemente. Según un estudio de la consultora Forrester, los trabajadores pasan, de media, dos días al mes buscando herramientas para realizar su trabajo. Es por esto que resulta primordial facilitarles el camino y bridarles nuevas herramientas digitales.

5. Dar a conocer los buenos resultados

Para asegurar un lanzamiento exitoso es importante dar a conocer los resultados de pequeños éxitos, los cuales impulsarán la adopción de nuevas habilidades digitales en el nuevo lugar de trabajo. Y en este punto, es trascendental mantener el contacto con los diferentes niveles de la organización a cargo de esta trasformación. Porque si la adopción del nuevo modelo digital no se refuerza rápidamente, costará mantenerlo en el tiempo.

En conclusión, las empresas deben entender que son muchos los beneficios de un lugar de trabajo digital y que el uso de las nuevas tecnologías alineadas a los procesos de negocio son clave para lograr un continuo crecimiento a nivel empresarial, alineados con el desarrollo y evolución de los empleados.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *