Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Artículo actual

El presupuesto destinado, principal problema a la transformación digital

Por   /   29 octubre, 2018  /   Sin Comentarios

La empresa española está caminando hacia una transformación digital incompleta debido a una serie de trabas que está encontrando en ese camino, según concluye el estudio “Una transformación digital incompleta”, realizado por profesores del Instituto de la Economía Digital de ESIC Business & Marketing School (ICEMD).

El documento, que parte de una encuesta detallada a 70 directivos de grandes empresas españolas, pone de manifiesto que una de esas principales barreras parte del hecho de que, si bien las compañías de nuestro país identifican la oportunidad del impacto positivo a corto plazo que proporcionan las tecnologías digitales, lo cierto es que están lejos de entender su potencial disruptivo. De hecho, muchos de esos profesionales consideran que la transformación digital es simplemente una revolución tecnológica. Según ellos, su importancia radica en el impacto en la productividad, las reducciones de costes y los nuevos productos que pueden crearse basados en los mismos. Cambio digital en empresas, de pixabayUna opinión bastante extendida que, sin embargo, resulta minimalista y, aunque tiene un impacto positivo en el negocio, resulta limitada, cortoplacista y se refleja en los objetivos que las empresas persiguen con la transformación digital.

Según los directivos, con la transformación digital, las empresas quieren incrementar ventas con una mayor y mejor presencia en canales digitales, reaccionar lo más rápidamente ante las nuevas demandas de los clientes, fidelizarles mediante la mejora de la experiencia de usuario, adelantarse o defenderse de una disrupción en el sector, reinventarse y crear nuevos canales de venta. De forma que se puede concluir que el cliente está presente en tres de los motivos más mencionados: reaccionar rápidamente a la demanda (señalado por un 82% de los consultados), aumentar ventas y fidelizar a los clientes.

En parecida línea, otro serio inconveniente radica en que no se tiene en cuenta que la transformación digital es un proceso de cambio que afecta a toda la organización y cuyo éxito requiere no sólo de la incorporación de nuevas tecnologías sino de cambios en actitudes y comportamientos al nivel de toda la organización; un cambio de cultura. Los directivos afirman que un 54% de las organizaciones sí cree que la transformación digital es un cambio profundo que afecta a toda la organización, en tanto que un 29% piensa que es aprovechar las nuevas tecnologías digitales y el 18% restante una forma de responder a los nuevos hábitos de los consumidores.

En cualquier caso, y sin duda influenciada por todo lo anterior, la principal traba que detectan los directivos de grandes corporaciones es el escaso presupuesto destinado a la transformación digital en las organizaciones, hasta el punto de que ello es mencionado por un 88% de los consultados, en tanto que apenas un 9% asegura que sí cuentan a tal fin con un presupuesto realmente ambicioso.

No obstante, asimismo también aparece como un serio obstáculo la indefinición de roles sobre la transformación digital, porque aunque la misma usa la tecnología, en realidad son las personas quienes la realizan. De modo que el éxito de la transformación digital dependerá más de cómo se haya gestionado a las personas que de la tecnología en sí misma. Y al respecto, es determinante el papel del CIO, cuyo éxito profesional estará supeditado a cómo gestione sus relaciones con ellas. Desde luego, el CIO ha de hacerse cómplice de su CEO y ser consciente de que hay un mundo más allá del departamento de TI con el que cada vez más necesita estar integrado; y con el que tiene más cosas en común de las que le separa, aunque un día a día lleno de incidencias con ellos pudiera hacerle creer lo contrario. Pero lo cierto es que un 52% de los CIO dice que existen tensiones entre el departamento de TI y el resto de las áreas, a la vez que un 43% admite que no se le tiene en cuenta como referente tecnológico ni se respeta su visión.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *