Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Formación  >  Artículo actual

Habilidades para alcanzar el éxito en la era de la robótica

Por   /   13 julio, 2020  /   Sin Comentarios

Por Execoach, Consultora especializada en transformación cultural de empresas.

 

El tejido empresarial de todo el globo se encuentra inmerso en un profundo proceso de transformación que desde hace ya años está marcado por la omnipresencia tecnológica. Y en esa línea, a pesar de que en España son muchas las empresas que se encuentran aún en fase intermedia dentro del proceso de digitalización, o lo que los expertos han llamado “tercera revolución industrial”, Habilidades para la transformación digital, de Pixabaylo cierto es que la irrupción de los robots y de la inteligencia artificial han marcado el paso a una cuarta revolución industrial, que abre nuevos horizontes en la manera de trabajar.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que el proceso de transformación digital de una compañía debe ir acompañado de una transformación cultural, y son las propias empresas las que deben poner al alcance de sus empleados todas las herramientas necesarias que les permitan potenciar sus capacidades en este contexto que se abre ante nosotros.

Al respecto, las principales habilidades que tanto las empresas como sus responsables deben tener para afrontar con éxito en la era de los robots son sobre todo:

  • 1. Aprendizaje continuo.

Lo habitual hace unos años era desempeñar un mismo trabajo durante toda la vida laboral tras haber adquirido unos determinados conocimientos y habilidades. Sin embargo, en el mundo actual, la velocidad con la que cambia la sociedad y la forma de trabajar es vertiginosa y lo que aprendemos hoy puede quedar obsoleto en pocos años o incluso meses. Por ello, es fundamental adoptar la cultura del cambio y estar abiertos a un aprendizaje y formación continuos que eviten una desconexión con este entorno cambiante. Es necesario tener una actitud proactiva y no relajarse pensando que somos conocedores de todo lo que nos rodea.

  • 2. Inteligencia emocional.

Este cambio constante hace que diariamente los trabajadores tengan que enfrentarse a un mundo volátil y convivir con la incertidumbre y la hiperconectividad. Esto puede provocar en ellos emociones negativas, como el estrés, la ansiedad o el miedo al cambio, que pueden suponer una barrera a la hora de afrontar los retos que supone la digitalización. De ahí que la inteligencia emocional será clave a la hora de identificar, entender y manejar esas emociones correctamente, conectando con uno mismo y ampliando la conciencia de las propias capacidades y miedos. Ello permitirá al trabajador afrontar los cambios desde una posición realista y tomando mejores decisiones.

  • 3. Inteligencia social.

Complementando a la inteligencia emocional, una de las habilidades más importantes del mundo profesional ahora es la inteligencia social, que es concebida como una inteligencia interpersonal, que facilita de una forma sana y eficiente la relación con los demás para conseguir su cooperación y alcanzar objetivos comunes. La misma permite desarrollar la capacidad de liderazgo e influencia y la empatía, lo que favorecerá el trabajo en equipo. Desde luego, una compañía que apueste por la inteligencia social ayudará a crecer a sus trabajadores no solo a nivel profesional, sino también personal, en lugar de utilizar sus miedos en beneficio propio.

  • 4. Foco.

La digitalización hace que todos estemos expuestos a una mayor cantidad de estímulos y a una vorágine de información de la que no somos del todo conscientes, lo cual nos puede llegar a saturar, afectando a nuestro desempeño laboral. Esto puede llevar a un trabajador a perder el foco de lo que es importante. Y es que el objetivo debe ser siempre alcanzar un nivel de consumo saludable de tecnología, aplicando buenos hábitos y sacando el máximo provecho a las herramientas digitales.

  • 5. Pensamiento crítico.

La tecnología ha provocado una generalización de la información que hasta hace no mucho era competencia de los medios de comunicación. Sin embargo, ante el aluvión actual de información, es primordial aprender a desarrollar un pensamiento crítico que desemboca en una visión objetiva de estas informaciones, evitando dejarse llevar por las opiniones de determinados líderes de opinión que pueden provocar un pensamiento más rígido y menos tolerante. Para ello es recomendable hacer uso de diferentes fuentes de información y contrastar diversos puntos de vista.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *