Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Conciliación  >  Artículo actual

La tasa de los empleados extranjeros en España cae al 9,7% durante la crisis

Por   /   19 mayo, 2015  /   Sin Comentarios

Tras pasar en el período de crisis de 1.927.347 a 1.572.541 (-354.806, es decir un 18,4% menos, de los que el 96% corresponde a hombres y solo el 4% a mujeres) el número de empleados extranjeros que están trabajando actualmente en nuestro país, su tasa respecto al número total de trabajadores ocupados se ha recortado en 0,8 puntos, pues la misma ha descendido del 10,1% que suponía en marzo 2007 al 9,3% en marzo de este 2015.

Empleados extranjeros,d e PixabayLo cierto es que, según un análisis llevado a cabo por la firma de soluciones de recursos humanos Randstad, al margen de en la ciudades de Ceuta y Melilla, la presencia de estos empleados ha subido en 2015 respecto a 2007 únicamente en las regiones de Andalucía (ahora suman 216.870, frente a los 203.493 de ocho años antes, por lo que su tasa sobre el total de empleados en esta comunidad autónoma ha subido del 6,5% al 7,8%) y Euskadi (de los 42.744 extranjeros trabajando en 2007 se ha pasado a 47.384, elevándose su tasa en la comunidad autónoma del 4,5% al 5,4%). No obstante, y aunque su número absoluto ha bajado, dado el descenso en general del número de empleados, su tasa ha aumentado asimismo en Asturias (de 12.924 extranjeros con trabajo ha pasado a 12.360, aunque su peso específico ha subido del 3,3% al 3,6%), mientras que se ha mantenido en el 2,8% en Extremadura, donde el número ha caído sin embargo de los 11.013 a los 10.313.

En cualquier caso, la región donde su tasa es mayor es Baleares (15,7% ahora, aunque en 2007 era del 16,5%), seguida por Murcia (15,5%, frente al 17,0% de ocho años antes), Madrid (11,8%, por 14,2% entonces), Cataluña (11,8%, y 12,7% antes), Canarias (11,2%, por 12,0% en 2007), Comunidad Valenciana (10,5%, frente a 11,9% ocho años antes), La Rioja (10,4%, cuando en 2007 suponía un 12,7%) y Aragón (10,3%, frente a 11,0%). Por el contrario, las tasas más bajas se registran, al margen de las ya mencionadas Extremadura (2,8%), Asturias (3,6%) y Euskadi (5,4%), en Galicia (3,1%, 0,3 décimas porcentuales menos que en 2007), Cantabria (4,8%, frente al 5,4% de entonces), Castilla y León (5,1%, por 6,0%), Navarra (el 7,6%, por el 10,2%) y Castilla La Mancha (7,9%, frente al 10,0%).

Sin embargo, en valores absolutos, el mayor número de empleados extranjeros están en Cataluña (351.763, es decir 81.857 menos que en 2007), seguida por Madrid (325.786, lo que son 100.140 menos que entonces, lo que la convierte en la comunidad autónoma con más empleados extranjeros perdidos), Andalucía (216.870, 13.377 menos que ocho años antes), Comunidad Valenciana (171.001, 65.444 menos, posicionándose como la segunda región con más bajas), Murcia (78.646, lo que suma 21.255 menos) y Canarias (77.352, es decir, 19.147 menos). Por el contrario, donde menos trabajadores extranjeros hay, al margen de en Ceuta (2.509) y Melilla (4.238), es en Cantabria (9.587, que son 2.484 menos que en 2007), y luego Extremadura (10.313, 800 menos que ocho años antes), La Rioja (12.163, lo que significa un recorte de nada menos que 4.580), Asturias (12.360, que suponen 564 menos ahora) y Navarra (19.096, que son 8.982 menos).

Fuera del reparto geográfico de los empleados extranjeros, y aunque lo cierto es que éstos han desaparecido en general de todos los sectores productivos, cabe destacar el caso de la construcción, donde la cifra de trabajadores extranjeros se ha reducido en un -62,2%, ya que 185.569 han dejado de estar ocupados en este sector (su tasa sobre el total de empleados en el sector en el país ha pasado del 16% al 7%). Industria, por su parte, ha experimentado el segundo descenso más pronunciado, con una caída del 28,6%, de manera que hay 105.433, cuando ocho años había 155.171, es decir, casi 40.000 menos, por lo que su tasa también ha caído hasta representar el 7%, lo que significa un 1% menos. Le sigue el sector agrario, donde se ha reducido el volumen de empleados un 19,8%, al quedar en 193.811, por los 225.003 de 2007. Por último, en el sector servicios es donde se ha registrado el menor descenso porcentual, pues la variación se sitúa en el -2,6%, ya que suman ahora 1.168.946, 34.020 menos.

Se aprecia por tanto un cambio en el peso específico cuando se analiza por sectores. Así, actualmente, el sector servicios ocupa al 74% de los trabajadores extranjeros, un porcentaje que se situaba en el 64% en 2009. Mientras, su representación se ha mantenido, eso sí, en el sector agrario, que sigue ocupando al 12% de los empleados extranjeros, en tanto que el descenso más pronunciado se ha registrado en la actividad de la construcción.

El estudio de Randstad también detecta que la ocupación en términos absolutos de los extranjeros ha caído en todas las franjas de edad, a excepción de los mayores de 55 años, que han aumentado su cifra de trabajadores en 35.000, por lo que también recupera tasa de ocupación, suponiendo ahora el 4,5%, frente al 3,3% de ocho años atrás.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *