Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Vivir/ Ocio  >  Cultura  >  Artículo actual

Toulouse, Niza y Burdeos: acompañando a “la roja” en el europeo de fútbol

Por   /   3 junio, 2016  /   Sin Comentarios

Por Enrique Sancho, director de Open Comunicación, compañía especializada en comunicación y marketing.

 

España inicia en unos día la primera fase del campeonato de fútbol “Eurocopa” jugando en tres de las ciudades más bellas del sur de Francia: Toulouse, Niza y Burdeos. Antes, tiene su lugar de concentración (¡ojalá que hasta la final de París el 10 de julio!) en la preciosa isla de Ré, uno de los lugares más elegantes de la costa Oeste.

Así que, para los que se decidan a animar al equipo español en cualquier de sus primeros encuentros, la siguiente es una selección (realizada por el buscador de vuelos y hoteles www.jetcost.es) de lo imprescindible que hay que ver y disfrutar en cada una de las mencionadas ciudades.

Toulouse, “rosa”, monumental y futurista

Apodada “La Ville Rose” (La Ciudad Rosa) por los ladrillos de terracota usados en muchos de sus edificios, Toulouse es la cuarta ciudad más grande de Francia y ha sido elegida como el mejor lugar para vivir del país.

Puente de Toulouse, de OpenAunque sus orígenes se remontan al menos al siglo VII antes de Cristo, conserva importantes monumentos medievales y el peso de la historia se hace sentir en la ciudad, aunque Toulouse ha abrazado también la cultura tecnológica en los últimos años, convirtiéndose en la capital europea de la industria aeronáutica y albergando el centro aeroespacial más grande del continente, además de una vibrante joven y bulliciosa población universitaria.

En cualquier caso, lo auténticamente imprescindible en una visita a esta villa es, sobre todo:

• Recorrer el centro histórico medieval, con palacetes de la “edad de oro” del pastel (planta cultivada en el siglo XVI por su pigmento azul), edificios religiosos con decoraciones de ladrillo y piedra y descubrir la riqueza de las colecciones de museos situados en unos monumentos destacados o en recintos industriales hoy reconvertidos. Eso sí, el eje del centro de la ciudad sigue siendo el cardo romano, el eje norte-sur, que contiene muchas de las grandes atracciones de Toulouse por todo su trayecto peatonal.

• Visitar el elegante edificio “Capitole” y la sala de “Los Ilustres” en el majestuoso Ayuntamiento, así como los principales monumentos de la ciudad, como la basílica de “Saint-Sernin”, importante etapa del Camino de Santiago; el conjunto conventual de los jacobinos, una de las joyas del arte gótico meridional; los palacetes de Assézat (fundación Bemberg) y Bernuy; la “Rue Alsace-Lorraine” y sus calles adyacentes, que parecen estar diseñadas para ser el principal área comercial de la ciudad y en las que están los grandes almacenes y las tiendas más chic.

• Disfrutar del agradable “art de vivre” de Toulouse significa saber disfrutar de la vida, deambular por las calles llenas de animación para una sesión de compras, recorrer los mercados o descansar en la terraza de un café. Por la noche, unas hábiles iluminaciones dan un nuevo aspecto a las fachadas, al río Garona y a los monumentos de la ciudad.

• Pasear tranquilamente por las orillas del río Garona desde el “Quai de la Daurade” para tener una magnífica vista de los puentes construidos a lo largo de los siglos. Vista de Toulouse, de OpenY es que el “Pont des Catalans”, el “Pont Saint-Pierre” y el “Pont-Neuf”, junto al “Hôtel Dieu Saint Jacques” y la torre de agua “Château d’Eau”, contribuyen al magnífico panorama de la bella “Ville Rose”, aunque aportan en ese sentido el “Paseo Henri-Martin”, la pradera de “Filtres” y el jardín “Raymond VI”. Y en ese paseo es recomendable animarse a hacer un breve recorrido por el “Canal del Midi”, incluido en el “Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO”.

• Hacer como los habitantes de Toulouse que saben disfrutar de la vida y, como ellos, también reunirse alrededor de una mesa generosa para saborear los productos de la tierra: foie gras, magret de pato, cassoulet, salchicha de Toulouse, el fenetra, la brique du Capitole, vinos (Fronton, Gaillac, Armagnac), quesos (Roquefort, Yomme de los Pirineos), dulces de violeta… Buenos lugares para hacerlo son los cinco gratos y típicos restaurantes del mercado de Víctor-Hugo.

España juega contra la República Checa el lunes 13 de junio a las 15:00 horas en el “Stadium Municipal” de Toulousse, que tiene una capacidad de 35.575 espectadores. El buscador Jetcost ha encontrado vuelos de Madrid a Toulouse con Air France a partir de 210 euros ida y vuelta y más de 250 hoteles desde 49 euros habitación doble.

 

Niza, disputada por el mar y la montaña

La capital de la Costa Azul es una de las regiones turísticas más apreciadas del mundo, hasta el punto de constituir el segundo destino más popular de Francia después de París.

La verdad es que Niza es reconocida por su suave clima y su entorno espectacular, dada su situación entre la costa mediterránea y las montañas del norte. Playa de Niza, de OpenPero además, de ese extraordinario emplazamiento geográfico, a tan sólo unos kilómetros de la frontera italiana, y de la suavidad legendaria de su clima, sus atractivos son incomparables y múltiples, destacando, entre otros, su excepcional luminosidad, la diversidad de sus paisajes, sus playas de hermosos tonos azulados…, a la vez que resulta una ciudad de historia, de cultura, de arte, de creación, de eventos, de ocio, de naturaleza, de sabores, con un agradable estilo de vida… Niza cultiva así el encanto de su diferencia proponiendo innumerables visitas y actividades. Entre las más aconsejables, según www.jetcost.es están:

• Descubrir la imagen de marca más conocida de Niza en todo el mundo: el “Paseo de los Ingleses” y sus siete kilómetros de playas, lugar de cita de aficionados al “footing”, ciclistas y paseantes. Y también junto al mar, el “Muelle de los Estados Unidos” y el barrio del Puerto, lleno de animación y que cuenta con la mayor concentración de anticuarios de Francia. Y a propósito de mar, vale la pena hacer un paseo en barco en uno de los santuarios de mamíferos marinos que cubre la zona de mayor densidad del Mediterráneo occidental, con al menos 2.000 ballenas y 25.000 delfines.

• Recorrer la ciudad vieja con sus callejuelas típicas y sus “piazzettas”, que esconden muchos tesoros, sus callejuelas estrechas y llenas de animación, su historia, sus iglesias barrocas y sus mercados llenos de colorido. Subir a la “Colina del Castillo”, desde donde se disfrutan de unas vistas excepcionales de la “Bahía de los Ángeles”, los tejados de la ciudad vieja y los “Prealpes del Sur”. Para toda la estancia en Niza, el “French Riviera Pass” es un verdadero salvoconducto que ofrece numerosas ventajas.

• Aunque Niza se asocia a vacaciones y disfrute de la vida, su oferta cultural es impresionante. Vale la pena conocer algunos de su veintena de destacados museos y galerías, destacando varios impresionistas, o también de la célebre “Escuela de Niza”. Algunas recomendaciones al respecto son: el “Museo Matisse”, el “Museo Chagall”, el “MAMAC” (“Museo de Arte Moderno y de Arte Contemporáneo”), el “Museo de Artes Asiáticas”… (la mayoría son gratuitos).

• Subir los 214 escalones, sin quedarse sin aliento, para alcanzar la cima de la “Colina del Castillo”. Castillo de Niza, de OpenLos esfuerzos se verán recompensados por unas vistas fascinantes de la “Baie des Anges” y del conjunto de la ciudad, y el camino al castillo en sí es ya una delicia. Las ruinas del castillo están situadas en unos hermosos jardines que están en segundo lugar entre los más bellos de Francia, solo por detrás del “Jardin du Luxembourg” de París y por delante incluso del “Parc de la Tête-d’or” de Lyon. Aunque lo cierto es que, para tener aún mejores vistas, hay que animarse a levantar el vuelo por encima del Mediterráneo utilizando un paracaídas ascensional. ¡Vistas excepcionales de la ciudad y sensaciones fuertes garantizadas!

• Animarse a disfrutar con la “cocina nizarda” que ofrecen los restauradores que se comprometen con el respeto de las recetas, la calidad de los productos y materias primas utilizadas, la calidad de acogida y la información de la clientela. Y es que la ciudad ofrece una cocina tradicional y mediterránea, una fusión histórica de cocina mediterránea francesa e italiana, con muchas verduras, sabores y olores, destacando, entre los platos típicos, la célebre “pissaladière”, una especie de pizza sobre una masa de hojaldre y elaborada con anchoas, tomate triturado, cebolla, huevo y aceitunas; las salsas à la “niçoise”, que tienen el tomate y las olivas negras como ingredientes estrellas; y, por supuesto, la conocida “ratatouille” (una especie de pisto elaborado con berenjenas, calabacines, tomate, cebolla y aceite), y el pan “bagnat” (un bocadillo de anchoas, tomate y alcaparras y aceite de oliva). Además, Niza se considera la inventora de los “ravioles” y los “ñoquis”.

Las selecciones de España y Turquía se enfrentarán el viernes 17 de junio a las 21:00 horas en el “Allianz Riviera” de Niza, que posee una capacidad de 35.000 espectadores. Y Jetcost propone vuelos desde 142 euros y ofrece 1.150 Hoteles desde 80 euros.

 

Burdeos, patrimonio mundial a las puertas del viñedo

Burdeos, capital mundial del vino y capital del suroeste de Francia, ofrece uno de los conjuntos arquitectónicos del siglo XVIII más armoniosos de Europa. De hecho, conserva monumentos famosos, de los cuales varios están conceptuados como “Patrimonio Mundial de la UNESCO”. Emilion, de Burdeos, de OpenSensibilidad festiva, calidad de vida, grandes vinos y gastronomía, cultura y compras… Y al margen de todo ello, en los últimos tiempos, Burdeos se ha convertido también en destino de moda para quienes viajan en cruceros, tanto marítimos como, sobre todo, fluviales por el Garona y el Dordoña.

De esta manera, algunas de las visitas imprescindibles en esta ciudad son:

• Contemplar la excepcional arquitectura del siglo XVIII, que le valió hace ya 200 años el apodo de “Pequeña París”, que se ha mantenido intacta desde entonces y, más recientemente, su inclusión en el “Patrimonio Mundial de la UNESCO”. En ese sentido, merece la pena admirar la célebre explanada de “Los Quinconces”, la más grande de Europa en el centro de la ciudad, con su juego de fuentes que nacen del suelo, la fachada de “Los Muelles”, el “Gran Teatro”, el “Palacio Rohan” y el “Palacio de la Bolsa”, obras maestras del siglo XVIII. Y también es preciso visitar la Catedral y las dos basílicas.

• Pasear por la “Rive Droite”, donde la recientemente renovada margen derecha ofrece unas maravillosas vistas de la ciudad y sus famosos edificios. Por otro lado, conforme cae la noche, las iluminadas fachadas de los edificios, el campanario de “Grosse Cloche” y la aguja del “Tour Pey-Berland” ofrecen un maravilloso espectáculo, mientras “Les Quais” son el orgullo de Burdeos: completamente renovados y peatonales, estos paseos por las orillas del Garona enmarcan el corazón de la ciudad, con la “Place de la Bourse” como protagonista con su famoso “Miroir d’Eau”.

Coincidiendo con los partidos de España en Burdeos en el mes de junio, se inaugura la “Ciudad del Vino”, con 14.000 metros cuadrados de exposición que permiten descubrir todas las facetas del alma del vino. Y dos días después del partido, el 23 de junio, y hasta el 26, comienza “Bordeaux Fête le Vin”, el primer evento de turismo del vino en Francia que se celebra sobre los muelles del Garona, con diez ciudades invitadas de honor, entre ellas Bilbao. Y es que Burdeos es el punto de partida para muchos circuitos de descubrimiento y paseos gourmet para degustar los productos locales, incluidos los vinos (Burdeos produce unos 800 millones de botellas al año que generan unas ventas de más de 3.000 millones de euros).

• Ir de compras por las plazas del viejo Burdeos, con Parlamento de Burdeos, de Opensus tiendas de artesanos, recorrer el triángulo bordelés, entre “Place Gambetta”, “Grand-Théâtre” y “Place Tourny”, con las mejores tiendas de moda de Burdeos y su mercado de las “Cuatro Estaciones”, la calle “Sainte Catherine” y sus grandes firmas, el barrio de los “Chartrons”, con sus anticuarios, chamarileros y galerías de arte, y el barrio “Saint Michel” y su rastro. “La Place des Grands Hommes” está en el corazón de la zona y cerca está la “Rue Sainte-Catherine”, la calle peatonal más larga de Europa, con 1,25 kilómetros.

• Disfrutar con la gastronomía de la ciudad, que está fuertemente ligada al mundo del vino. Muchos bares y restaurantes ofrecen catas de vinos, sesiones de maridaje de vinos con diversos alimentos y menús completos en los que los vinos de la región son una parte fundamental. No obstante, una buena opción para comer en Burdeos es hacerlo en alguno de los cafés o “bistrós” con terraza de la zona central de la ciudad, con menús y platos del día relativamente económicos. Eso sí, como en toda Francia, los quesos y los patés son excelentes y hay otros de apariencia similar al paté como el “gratton de Lormont”; y también hay buena charcutería, con el “grenier medocain” como producto principal. Otra curiosidad típica de la gastronomía de Burdeos son los caracoles y, dentro de las carnes, destacan el cordero, el buey y el entrecote de Burdeos, en tanto que en lo que respecta al pescado y al marisco, las ostras de Arcachon y las angulas o la lamprea son algunas de las especialidades locales mejor valoradas.

España y Croacia disputarán el último partido de la primera fase el martes 21 de junio a las 21:00 horas en el modernísimo estadio “Stade Bordeaux-Atlantique”, con capacidad para 42.000 espectadores y que fue inaugurado en 2015. Según Jetcost, hay vuelos a Burdeos desde 206 euros y más de 280 hoteles a partir de 72 euros.

 

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *