Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Conciliación  >  Artículo actual

La duración de la semana laboral, cuestión a revisar por las empresas

Por   /   16 julio, 2020  /   Sin Comentarios

La pandemia ha relegado la asistencia o presentismo en la empresa y se empieza a plantear la posibilidad de revisar la estructura de los contratos y la semana laboral u horario tradicional establecido. En ese sentido, el 67% de los trabajadores consultados en ocho grandes países y el 72% de los de España creen que las empresas deben revisar la duración de la semana laboral y las horas que se espera que trabajen los empleados. Así lo revela la segunda entrega del “Resetting Normal: redefiniendo la nueva era del trabajo”, estudio llevado a cabo por la consultora de recursos humanos Semana laboral, de PixabayAdecco tras encuestar a 8.000 empleados en Estados Unidos, Alemania, Italia, España, Reino Unido, Francia, Australia y Japón (1.000 sondeados por cada país).

Lo cierto es que la autonomía sobre los horarios de trabajo se triplicó en todos los países sondeados durante los pasados cuatro meses y los empleados no quieren perder ahora esa autonomía, que ha supuesto una gran mejora en la conciliación. En concreto, en el conjunto de todos los encuestados, hasta la mitad de ellos (50%) aseguran que su equilibrio entre el trabajo y la vida personal ha mejorado justamente como resultado de la pandemia; y poder mantener ese buen equilibrio entre lo personal y lo laboral tras la crisis es lo más importante para los trabajadores en todos los países. Así lo estiman el 80% de todos los consultados en el informe y el 84% en el caso particular de los españoles.

En la misma línea, después del confinamiento, retener o ganar flexibilidad en el horario de trabajo es una de las cuestiones que más importan en la vida laboral del 75% de los empleados a nivel global y del 81% de los españoles en particular. Y en concreto, 3 de cada 4 de todos los consultados piensan que es importante que los empleados mantengan la flexibilidad en cuanto a las horas de trabajo/horario, a la vez que un 77% quiere implementar más flexibilidad sobre cómo y dónde puede trabajar el personal.

El documento muestra que, antes del Covid-19, solo un 7% de los empleados consultados establecía completamente su propio horario, en tanto que durante el tiempo que dura la pandemia lo ha hecho un 22%, siendo Alemania y Japón las naciones que antes de la enfermedad tenían una mayor flexibilidad para establecer su propio horario laboral, mientras que sobre todo los empleados de Italia y España seguían el horario marcado por la empresa. Eso sí, durante el confinamiento, Alemania y Francia tuvieron una mayor flexibilidad para establecer su propio horario laboral, mientras que los empleados italianos siguieron completamente con el horario que la empresa marcó. En nuestro país únicamente el 21% de los encuestados, frente al 22% de conjunto de todos los preguntados, marcó completamente el horario, en tanto que otro 53% (54% a nivel global) tuvo algo de flexibilidad para ajustarlo y el 26% restante (24% en el conjunto de los ocho países analizados) siguió completamente el establecido por su organización).

Y por lo que respecta a las horas trabajadas, antes de la pandemia en Japón eran propensos a ocuparse más horas a la semana, mientras que nuestro país un 86% aseguraba trabajar las horas promedio y apenas un 11% realizaba más horas. Luego, durante el confinamiento, Japón continúo la tendencia de trabajar más horas semanales y en España la misma se incrementó 14 puntos porcentuales, de manera que el 25% de los empleados aquí superó más horas de las marcadas en su jornada laboral (en EE.UU. trabajaron menos horas de las esperadas). Y, para después del brote de Covid-19, los japoneses y los estadounidenses creen que van a trabajar muchas horas, mientras que sobre todos los franceses y los españoles (83%) confían trabajar las horas promedio.

Pero yendo más allá y pensando en el futuro del mundo del trabajo, la realidad es que más de un tercio (37%) de los empleados de todo el mundo y el 44% en España esperan que las horas de trabajo se incrementen excesivamente tras la pandemia y también que los de nivel gerencial o superior creen que serán los más afectados (así lo expone el 61% de los ejecutivos). Y en ese sentido, italianos, españoles y estadounidenses son los que están más preocupados respecto a las horas de trabajo excesivas, tal y como reconoce un 44% de los ocupados en España.

Eso sí, en función de su edad, son las generaciones más jóvenes y los colectivos con hijos en casa las que en mayor medida temen una carga excesiva de trabajo cuando concluya la pandemia. De hecho, un 41% de empleados de la “generación Z” y de los “millennials” prevé que las horas de trabajo sean excesivamente altas después de la crisis. Por su parte, el 36% de los de la “generación X” (nacidos entre 1965 y 1979) y el 28% de los “boomers” (nacidos entre 1946 y 1965) creen que el tiempo dedicado al trabajo crecerá en este escenario post pandémico. Al margen de ello, el 43% de los trabajadores con hijos y el 32% de los encuestados sin hijos también esperan un incremento excesivo de las horas de trabajo después de la pandemia.

En cualquier caso, los empleados consideran que la estructura de los contratos debe revisarse, alejándose así de las horas para centrarse más en la productividad. De hecho, un 69% de todos los consultados (el 75% de los españoles) y el 76% entre los ejecutivos entiende que los contratos de los trabajadores deben centrarse más en satisfacer las necesidades del puesto y menos en la cantidad de horas trabajadas, al tiempo que un 67% (el 72% en nuestro país) y el 74% si se contempla solo a los ejecutivos valora que las empresas deben revisar la duración de la semana laboral y las horas que se espera que trabajen los empleados.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *