Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Consumidores  >  Artículo actual

Reclamaciones en rebajas

Por   /   12 junio, 2020  /   Sin Comentarios

Por Wiquot.com, Firma especializada en gestión de finanzas personales.

 

Ante el próximo período de rebajas, hay que tener en cuenta que con la llegada de las rebajas aprovechamos para adquirir aquellas cosas que nos hacen falta o caprichos que se han quedado a un precio irresistible. Como es lógico, los mejores precios suponen un incremento de las compras que realizan las familias pero, pese a adquirirlos más baratos, no debe olvidarse que sus derechos como consumidor no varían.

En este contexto, las claves para poder reclamar en rebajas son:

1.- Cuidado con los artículos que adquirimos

En rebajas deben ofrecerse artículos de temporada con descuentos, nunca aquellos que tengan desperfectos o taras. Si es así, el comercio estaría infringiendo la normativa porque ésos sólo se pueden vender en saldos y liquidaciones debidamente indicados. Reclamaciones en rebajas, de PixabayLos productos rebajados deben estar en perfecto estado y conservar las debidas garantías.

2.- Revisa si permiten cambio o devolución

Son los propios comercios los que tienen el derecho a establecer si admiten cambios o hacen devoluciones de productos cuando el consumidor ha cambiado de opinión y el artículo se encuentra en perfecto estado. Pero para poder reclamar, es necesario comprobar en el momento de la compra la política del establecimiento de devoluciones y cambios que deberá aparecer claramente indicado tanto en el ticket como en la propia tienda, así como los plazos para poder hacerlo.

3.- Productos con defecto

Si se ha vendido un producto con alguna tara, es el comercio el que no ha cumplido su parte del contrato de compra y deberá cambiarlo o devolverle el dinero al consumidor, según su preferencia.

4.- Artículos adquiridos antes de rebajas

Cuando se ha comprado un producto antes del inicio de rebajas y se quiere hacer una devolución o cambio, el comercio deberá abonar el valor inicial por el que se adquirió el artículo y no el del mismo producto rebajado.

5.- Precio de las etiquetas y cartelería

A la hora de adquirir un producto, como indica la normativa de consumo, el precio que deben cobrarnos es el que viene marcado en la etiqueta. De modo que si hubiera algún error y nos dijeran que el precio es más caro, estamos en nuestro derecho de adquirirlo por la cantidad que aparece etiquetada. Además, si en la cartelería de la tienda aparecen descuentos de “X %” y no encontramos ningún artículo correspondiente a esa promoción, podemos reclamar, porque el establecimiento está obligado a ofrecer lo que oferta hasta que se acabe el periodo dicho anuncio.

6.- Cuidado con las falsas rebajas

Todos los artículos rebajados deben haber estado al menos un mes a la venta y deben indicar el precio original junto al rebajado. Y es que se ha detectado que algunas cadenas comerciales suben los precios antes de rebajas, para luego ofrecer falsos descuentos que los devuelven a su precio real. Estas acciones son ilegales y podemos denunciarlo al Servicio de Consumo.

7.- Fundamental conservar el ticket

Conservar el comprobante de compra es esencial para hacer cualquier tipo de cambio o devolución.

8.- Reclamaciones

Si estamos en nuestro derecho de realizar un cambio o devolución (estamos en plazo, el producto tiene tara, etc.) y no lo hemos podido solucionar adecuadamente con el comercio, podemos interponer una reclamación. En ese sentido, desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) se recomienda solicitar la hoja de reclamaciones. Esta consta de tres páginas y deberá quedarse la copia rosa el establecimiento, la verde el usuario y la original deberemos remitirla a la Dirección General de Consumo de nuestra Comunidad Autónoma.

9.- Atención al plazo de garantía

Todos los productos, estén rebajados o no, tienen una garantía legal de dos años. Por este motivo, si surgiera algún problema con un artículo nuevo en los seis primeros meses y que no sea el derivado de un mal uso, el comercio está obligado a realizar un cambio o repararlo gratis. Eso sí, después de los seis primeros meses, el usuario tendrá que demostrar que se trata de un defecto de fábrica, y no de un uso inadecuado. Y en el caso particular de los productos de segunda mano, hay que advertir que también cuentan con una garantía de dos años, a no ser que se especifique otro plazo.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *