Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Ahorro/ Financiación  >  Artículo actual

El teletrabajo como apuesta para mejorar el mercado laboral

Por   /   3 junio, 2015  /   Sin Comentarios

Fernando de Agueda, de ArkadinPor Fernando de Águeda, Director General de España y para el Sur de Europa de Arkadin, Multinacional proveedora de servicios de colaboración remota.

 

Debido a la necesidad de cambio, de adaptación y de evolución, y siguiendo nuevas y positivas fórmulas que se implantan en otros países de forma óptima, teletrabajar es un sistema que ofrece grandes posibilidades, y desde luego fomentar esta manera laboral en las empresas de nuestro país es un acierto, que además de corresponder a las peticiones de los trabajadores, resulta positivo para la compañía, ya que, entre otras cosas, aumenta la productividad hasta un 25% por encima del trabajo realizado de forma tradicional.

Lo cierto es que teletrabajar es una visión de futuro y éxito en el mercado laboral. En España, poco a poco, también se están introduciendo nuevos sistemas que están muy asentados ya fuera de nuestras fronteras y que han demostrado aportar importantes beneficios, tanto a las empresas como al trabajador. 

Aún estamos a gran distancia de muchos países que sí lo están implementando, pero estamos perfectamente preparados tecnológicamente para ello. España tiene la tecnología necesaria para implantar el teletrabajo, que además es algo que reclama el 57% de empleados de nuestro país, aunque solo el 21,8% de las organizaciones españolas (según datos de INE) tienen hoy en día programas de trabajo remoto dentro de su estrategia. Esto es debido a la coyuntura económica y al miedo de los directivos a facilitar esta medida, porque la verdad es que el 96% de las empresas están capacitadas para poner en marcha esta fórmula laboral.

La realidad es que el aumento de dispositivos como los smartphones y la multitud de aplicaciones, que gracias a Internet permiten a los trabajadores ser productivos desde cualquier lugar, han creado un escenario laboral en proceso de cambio, para el que es preciso adaptarnos. Actualmente hay gran cantidad de servicios de colaboración remota de audio, vídeo y web que facilitan la rapidez en las comunicaciones. Sistemas de comunicación virtual que son cada vez más valorados en España y que suponen modos que facilitan esta nueva manera de trabajar que se adapta a los nuevos tiempos y beneficia a todos los actores implicados: empresa, empleado, autónomos, emprendedores…

En esa línea, el teletrabajo forma parte de esta revolución laboral que surgió hace 20 años en EEUU, debido a la necesidad de las empresas por reducir los costes de mantenimiento en sus instalaciones y costes funcionales.

Ventajas del teletrabajo, de PixabayPorque con el teletrabajo casi todo son beneficios para la empresa y para el trabajador:

1.- Mayor autonomía. Los teletrabajadores pueden desempeñar sus funciones sin moverse de casa, disponiendo y organizando su tiempo, con lo que podrán realizarse en otros campos (familiar, aficiones, relaciones…), aunque también es posible el desarrollo de la actividad profesional en otros lugares, y no necesariamente en el hogar.

2.- Más Flexibilidad y aumento de la inserción laboral. Ayuda a potenciar la conciliación familiar y laboral y a introducir en el mercado profesional a trabajadores que, de otra manera, no podrían (con discapacidades, situados en entornos rurales, etc.).

3.- Productividad. Incremento de la productividad en el trabajo (empleado y empresa) con una mejor gestión del tiempo. Según varios estudios, el teletrabajo incrementa la productividad entre un 5% y un 25%, y son varios los expertos que afirman que 25 horas de trabajo en casa equivaldrían a 40 horas realizadas presencialmente en la oficina.

4.- Ahorro. En espacio, dinero y tiempo, ya que no hay que desplazarse y se ahorran costes de espacios.

5.- Beneficios ecológicos. Menor contaminación ambiental por la ausencia de desplazamientos.

6.- Ventajas en la salud. Reducción de estrés y mejora de vida laboral (el 80% de las enfermedades están asociadas al estrés).

En cualquier caso, no hay que olvidar que, para implantar el teletrabajo, hay que tener en cuenta que:

a)  Es importante que el trabajo con esta fórmula se realice por objetivos medibles.

b)  Aunque cambie el escenario de oficina, hay que mantener una actitud profesional.

c) Resulta clave no mezclar ocupaciones laborales con personales.

d) Es preciso tener autodisciplina. Tener planificación del trabajo y ponerse un horario para ejecutarlo. Hay que realizar reuniones con el equipo, pero existen servicios de colaboración remota de audio, vídeo y web que facilitan la rapidez en las comunicaciones.

e) Uno de los grandes problemas del teletrabajo es la dificultad para desconectar. Hay que hacer un esfuerzo para separar la vida laboral de la profesional, ejerciendo descansos y desconectando.

Los datos demuestran que esta tendencia está creciendo y adaptándose a los nuevos tiempos que demandan este tipo de sistemas laborales. El presente será un gran año para ello, aunque todavía queda mucho por recorrer ¿apuestas por este cambio?

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *