Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Empresas/ Negocios  >  Artículo actual

Mayor madurez y desarrollo en las iniciativas emprendedoras españolas

Por   /   7 septiembre, 2017  /   Sin Comentarios

Parece que cada vez se incrementa más la madurez y el desarrollo de las iniciativas emprendedoras españolas, según pone de manifiesto el “Mapa del Emprendimiento 2017”, informe llevado a cabo por la plataforma de encuentros con emprendedores Spain Startup tras analizar 1.585 proyectos (el 47% de origen español y el restante 53% internacionales) de los 3.516 presentados a la Startup Competition, competición global de startups que se desarrollará a principios de octubre durante la celebración del South Summit.

Lo cierto es que esta última edición de este tradicional estudio pone de manifiesto que un 9% (el doble que en 2016 y un 2% más que en Europa) de las iniciativas emprendedoras españolas tiene ya entre 3 y 5 años de vida, en tanto que otro 19% (17% en 2016) ya ha alcanzado incluso el nivel de desarrollo “growth”. Y por otra parte, Startups españolas, de pixabaytambién revela que desciende el número de startups que han fallado (un 55% ahora, frente a un 62% del año anterior), así como la cifra de startups vendidas, que pasa de un 34% a un 29% en este año.

Esa mayor profesionalización de las startups en nuestro país lleva también al aumento de la generación de empleo en ellas y desde luego a una tendencia al alza en la contratación. En esa línea, casi la mitad de las startups cuenta actualmente con equipos de entre 2 y 5 personas. Más en concreto, el 9% de las startups españolas consultadas (11% de las europeas y 10% de las latinoamericanas) no tienen ningún empleado; el 7% (6% de las europeas y 8% de las latinoamericanas) cuentan con un empleado; el 49% de las españolas (48% de europeas y 43% de latinoamericanas) dispone de entre 2 y 5; un 20% de las de nuestro país (23% de las europeas y 25% de las latinoamericanas) reúne plantillas de 5 a 10 empleados; un 9% de las españolas (9% también de europeas y 11% de latinoamericanas) pagan nómina a entre 10 y 20 empleados; un 3% de nuestras firmas (1% de europeas y latinoamericanas) dan trabajo a entre 20 y 30 empleados, y otro 3% (2% de las europeas y 3% de las latinoamericanas) tienen más de 30 contratados.

Por otra parte, 9 de cada 10 startups piensan seguir ampliando su equipo con nuevas contrataciones a corto plazo, e incluso actualmente, tanto en España como en Europa, el 13% (18% en las latinoamericanas) de las startups dicen estar en busca de candidatos de empleo. Eso sí, en España el 22% de las que buscan trabajadores demanda perfiles de software; otro 19% pretende profesionales de ventas; otro 15% trata de encontrar perfiles de marketing; otro 14% quiere empleados especialistas en IT; un 8%, que lo sean en servicio al cliente; un 7%, que estén formados para labores de I+D; un 6%, con experiencia en operaciones; un 3%, personal de administración; un 2%, profesionales de finanzas; otro 2%, expertos en legal; un 1%, para el departamento de recursos humanos, y otro 1%, para la logística.

El emprendimiento resulta además una opción laboral cada vez más meditada y también cada vez menos un mecanismo de inserción laboral. El emprendedor lo es ahora por vocación y decisión, no por necesidad; y además, un 61% de ellos en el caso de España (63% en Europa y 58% en Latam) confiesa que siempre ha querido emprender, en tanto que otro 20% en España (23% Europa y 21% en Latam) asegura que se inició en el emprendimiento porque se unió a un proyecto en el que creía; otro 18% en España (14% en Europa y 19% en Latam) dice que lo hizo porque quiso cambiar su vida profesional; y únicamente un 1% en España (0% en Europa y 2% en Latam) arrancó porque estaba desempleado. Eso sí, los emprendedores en serie o recurrentes siempre se manifiestan en mayor medida (67%) que los noveles (56%) en la opción de que siempre han querido emprender. Y en esa dinámica, entre los de serie, un 19% dice que se unió a un producto en el que creía (21% de los noveles); un 13% de los de serie y 21% de los noveles que quiso cambiar su vida profesional, y un 1% de los de serie y un 2% de los noveles que lo hizo porque estaba desempleado.

En cualquier caso, antes de emprender, un 57% de los españoles (54% de los europeos y 51% de los latinoamericanos) eran empleados, en tanto que otro 30% en España (29% europeos y 34% latinoamericanos) eran ya emprendedores, un 10% de españoles (13% europeos y 11% latinoamericanos) eran estudiantes, y el 1,5% en España (1% en Europa y 2% en Latam) estaban desempleados.

El “Mapa del Emprendimiento 2017” también detecta que la representación de la mujer es muy estable (en torno al 18% tanto en el contexto europeo como en España, mientras que en Latam llega al 23%) e igualmente que los emprendedores mayores de 45 años de todo el mundo tienden a emprender más en “business & productivity” y transporte, en tanto que los de menos de 30 tienden sobre todo a emprender más en turismo y fashion.

Por otro lado, también se muestra que casi la mitad de los emprendedores (48% en España y también en Europa y 54% en Latam) reconocen ser emprendedores en serie o recurrentes, mientras que, en el caso de nuestro país, lo era el 51% tanto en 2016 como en 2015 y el 37% en 2014.

De hecho, el 25% de todos los emprendedores consultados confiesa que ha lanzado 2 o más startups. Y en ese sentido, un 22% de los españoles, el 27% de los europeos y el 24% de los latinoamericanos afirman que solo habían puesto en marcha antes una startup; el 14% de los españoles, el 8% de los europeos y el 10% de los latinoamericanos, que habían iniciado previamente a la actual 2 startups; un 7% de los españoles consultados, el 4% de los europeos y el 8% de los latinoamericanos, que habían tenido antes 3; el 25 de los españoles y también de los europeos y el 4% de los latinoamericanos, que habían lanzado hasta 4; y el 2% de los españoles, ninguno de los europeos y un 3% de los latinoamericanos que habían arrancado antes 5 o más startups.

De sus anteriores startups, el 55% de las españoles, el 42% de las de europeos y el 60% de las de Latam avanzan que fallaron, al margen de que, de las anteriores, un 29% de las creadas por españoles (35% de las de los europeos y el 36% de las de latinoamericanos) fueron vendidas. En cualquier caso, el estudio demuestra que la tendencia al fracaso disminuye a medida que aumenta el número de startups creadas: 33% con una; 29% con dos; 26% con tres; 20% con cuatro. Eso sí, la mitad de las startups de emprendedores recurrentes falló, una de cada 3 fue vendida y un 26% se mantiene.

En cuanto al número de personas con que han fundado su sociedad, el 20% de españoles y europeos y el 21% de latinoamericanos aseguran haberlo hecho con solo una persona, mientras que el 38% de españoles y el 39% de europeos y latinoamericanos han partido con 2 personas; un 23% de españoles y europeos y el 25% de latinoamericanos con 3; el 11% de españoles y europeos y el 9% de latinoamericanos con 4 personas, y el 8% de españoles, el 7% de europeos y el 6% de latinoamericanos reseña que eran 5 o más personas.

Por lo que respecta al tipo de su negocio, la investigación incide en que las startups crean la mayoría de sus productos para otras empresas (37% de las españolas, 43% de las europeas y 38% de las latinoamericanas), aunque otro 23% lo hace con productos dirigidos tanto a empresas como a consumidores finales, un 35% en España (30% de las europeas y 34% de las latinoamericanas) destinan sus productos solo a consumidores particulares, y el restante 6% de las españolas (4% de europeas y 6% de latinoamericanas) tienen como clientes a entidades gubernamentales.

No obstante, dentro de todo este ecosistema emprendedor, los emprendedores españoles solicitan a la Administración principalmente beneficios fiscales, facilitar acceso a fondos económicos y flexibilidad en la contratación. Así, por ejemplo, un 27% de las startups dicen que el área de regulación que necesita mejora sin falta es la de impuestos a las startups; otro 24% se decanta fundamentalmente por la mejora de acceso a financiación; un 15%, por la flexibilidad de contratación; un 14%, por la de beneficios fiscales a inversores; un 6%, por la visa a emprendedores inversores; un 4%, por la regulación del “crowdfunding”; un 4% pide mejora para las “stock options”; y un 3% elige ante todo que haya facilidades para de cierre de la empresa.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *