Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Economía/ Entorno social  >  Artículo actual

Responsabilidad medioambiental de las empresas tecnológicas

Por   /   23 octubre, 2019  /   Sin Comentarios

Helena Herrero, de HPPor Helena Herrero, Presidenta y Directora General para España y Portugal de HP, Multinacional tecnológica.

 

Tienen conciencia social, les gusta la tecnología y no les preocupa la estabilidad de un futuro laboral por la confianza que tienen en sí mismos. Son también la generación más comprometida con el medioambiente y la sostenibilidad. Incluso el 65% de los “millennials”, según una encuesta de Deloitte, cree que es una prioridad y su responsabilidad directa hacer algo para evitar el cambio climático. En este contexto, la mayor generación de consumidores de dispositivos digitales va a exigir a las empresas que los fabrican que contribuyan a mejorar su entorno, cuidando un bien que es de todos: el medioambiente.

Desde luego el debate está en la calle y es innegable la importancia del compromiso de las empresas tecnológicas ante el calentamiento global. Sobre todo, teniendo en cuenta que se prevé que en el año 2100 la población mundial habrá aumentado hasta los 12.300 millones de habitantes. Eso quiere decir que el impacto de la Humanidad en nuestro planeta será cada vez mayor, porque aumentará el consumo de recursos, el gasto energético, la generación de residuos y, con ello, las emisiones de gases de efecto invernadero.

Hay que tener en cuenta que mientras los ciudadanos intentamos adoptar hábitos de vida cada vez más sostenibles en ciudades cada vez más eficientes y responsables con el consumo energético (“smart cities”), distintos informes revelan que nuestras tendencias de consumo de dispositivos electrónicos van decididamente al alza.

Sumarse al reto

Pero ¿qué pueden hacer las empresas tecnológicas para aportar soluciones eficientes que disminuyan la contaminación y consigan un futuro más sostenible para la sociedad en su conjunto?

Lo cierto es que el actual puede ser un buen momento para que las empresas tecnológicas reflexionen sobre la importancia del reciclaje de dispositivos electrónicos. Una estrategia que ayudaría a disminuir el calentamiento global y que debería abarcar tanto la implementación de normas de reciclado y reutilización de dispositivos electrónicos como un programa riguroso de auditoría de los proveedores de reciclaje.

Porque ya no vale vender a toda costa. La sociedad en la que vivimos exige a las grandes empresas tecnológicas sumarse a estos retos mundiales de compromiso para disminuir el calentamiento global y velar por el medio ambiente. Y no se trata de un asunto baladí, Basura tecnológica, de Pixabaypues las consecuencias de no abordar el reto de conseguir una industria tecnológica sostenible y comprometida con el medio ambiente afectarían a toda la sociedad en su conjunto.

Además, es preciso reseñar que, según la ONG Basilea Acción Network (BAN), el reciclaje de los dispositivos electrónicos no se está llevando a cabo en la actualidad con el rigor que marcan los estándares de seguridad. En opinión de esta entidad sin ánimo de lucro, las condiciones laborales y ambientales en las que se lleva a cabo este proceso de reciclaje electrónico son inseguras, al margen de que tienen un impacto devastador en los países en los que se lleva a cabo. Por ello, BAN considera que la transparencia de las marcas podría ser una posible solución.

De esta manera, la realidad es que se trata de un asunto de vital importancia y cada vez preocupa a más personas: la tecnología es importante para conseguir un futuro más sostenible. Así, es necesario que las empresas tecnológicas sirvan como instrumento para alcanzar una mejora del nivel de calidad ambiental que reduzca el impacto del ser humano en el medio ambiente.

Tal y como explica la consultora medioambiental Green Globe en su “Guía práctica de sostenibilidad para pymes”, gracias a los avances tecnológicos, podemos conseguir la reducción en la generación de contaminantes y también podemos aumentar la eficiencia energética que conlleva reducir la cantidad de recursos consumidos.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *