Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Consumo/ Mercados/ Indicadores  >  Artículo actual

Impulso en toda Europa a la inversión sostenible

Por   /   2 julio, 2019  /   Sin Comentarios

La sostenibilidad está adquiriendo un fuerte impulso entre los inversores institucionales europeos, hasta el punto de que, según muestra la “Encuesta Europea de Asignación de Activos de Mercer 2019”, ahora ya el 55% de los planes de pensiones europeos consideran los riesgos medioambientales, sociales y de gobernanza (ASG) como parte de sus decisiones de inversión, cuando apenas un año antes ese porcentaje se limitaba al 40%.

El estudio, que alcanza su decimoséptima edición y que ha sido elaborado por la consultora Mercer tras encuestar a 876 clientes inversores institucionales de 12 países, señala a las presiones regulatorias como la razón principal de este crecimiento (un 56% de los encuestados así lo menciona). Y en esta línea, Mercer espera que esta tendencia siga fortaleciéndose como resultado de la introducción de la Directiva Europea de Pensiones 2017 (IORPII) Inversiones en sostenibilidad, de Pixabayy el Reglamento de Inversiones del Departamento de Trabajo y Pensiones (DWP) del Reino Unido, que entrará en vigor en octubre de 2019 y que obligará a que los fondos de pensiones tengan en cuenta los factores ASG (incluido el cambio climático) al tomar decisiones de inversión.

No obstante, al margen de la regulación, el documento también incide en que hay asimismo otros factores que influyen en el crecimiento de esa tendencia. Y es que, por ejemplo, un 29% de los planes (25% en 2018) están considerando los riesgos ASG por los beneficios percibidos en términos de rentabilidad y riesgo de sus inversiones, a la vez que también otro 29% (18% hace un año) afirma que ahora lo hacen para mitigar los posibles daños en su reputación. Frente a ello, únicamente un 14% de los consultados (17% en 2018) reseña que las decisiones están siendo impulsadas por los desafíos planteados por el cambio climático.

Por otra parte, la investigación pone de manifiesto que los inversores de toda Europa continúan diversificándose con respecto a la exposición en renta variable, con una inversión media del 25% este año (28% en 2018). En cambio, los inversores han aumentado las asignaciones a los activos reales (aumento de 4%) y a los fondos de inversión libres (más 6%) en un intento por diversificar las fuentes de rentabilidad y riesgo de los planes. En cualquier caso, y aunque las asignaciones a renta variable se han reducido en toda Europa, también han cambiado de naturaleza. Así, el cambio hacia instrumentos gestionados pasivamente continuó, con una proporción media de gestión pasiva en renta variable, aumentando al 55% en 2018 (frente un 53% en 2017). Y también se hizo mayor hincapié en invertir con un enfoque explícito al sesgo a los diferentes factores, por ejemplo, valor, baja volatilidad, momentum, etc., que impulsan los rendimientos de las acciones por encima de las carteras generales («factor-aware investing»).

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *