Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Empleados  >  Artículo actual

Desciende el número de accidentes de trabajo con baja

Por   /   29 abril, 2013  /   Sin Comentarios

En paralelo, entre otras cosas, a la disminución del número de personas ocupadas, que según la EPA en 2012 fue de 17.282.000 y en 2011 de 18.104.000, también se ha producido un descenso del número total de accidentes de trabajo con baja durante la jornada laboral, ya que los mismos pasaron en nuestro país de 512.584 en 2011 a 400.844 en 2012 (111.740 menos), tal y como pone de manifiesto un reciente informe de la firma de soluciones de recursos humanos Randstad.

Siniestralidad laboralEn esa línea, el sector servicios (más de 11 millones de empleados) y  agrario (565.000 ocupados), respectivamente con 2.241,9 y 2.474,5 accidentes por cada 100.000 trabajadores ocupados en su actividad, se encuentran por debajo de la media nacional, que se sitúa en 2.795,2. Por su parte, la construcción, que se ha posicionado como el sector con mayores índices de siniestralidad (6.004,4 por cada 100.000 trabajadores), presenta una tasa de ocupación de solo 948.000 personas, en tanto que el sector industrial, con más de 2,2 millones de personas empleadas, se sitúa como el segundo sector con unos índices más elevados (4.668,3 accidentes por cada 100.000 trabajadores).

La investigación de Randstad ha detectado también que existe una correspondencia entre el volumen de población ocupada y el número de accidentes en jornada de trabajo con baja, algo que en principio parece lógico. De hecho, las comunidades autónomas con mayor tasa de ocupación son precisamente las que tienen más casos de siniestralidad. Es el caso, por ejemplo, de Cataluña (69.431), Andalucía (64.455) y la Comunidad Madrid (62.696). Sin embargo, si se comparan los índices de incidencia de accidentes, la tasa de ocupación no influye y la situación varía: Baleares (3.843,3 accidentes por cada 100.000 trabajadores, frente a la media nacional de 2.795,2), Asturias (3.490,8), Castilla-La Mancha (3.334,5), Canarias (3.316,9), País Vasco (3.175,3), Galicia (2.925,5) y La Rioja (2.880,4) superan la media nacional y encabezan esta tasa de siniestralidad. Por el contrario, los menores registros por cada 100.000 trabajadores tienen lugar en la Comunidad Valenciana (2.550,4), Extremadura (2.552,3), Madrid (2.561,5), Cantabria (2.571,5) y Aragón (2.581,1). El resto (Andalucía, Castilla-León, Cataluña, Murcia y Navarra) quedan entre los 2.679 de la primera y los 2.768 de la catalana).

La mayoría de los casos de siniestralidad con baja en jornada laboral se han producido a causa de un sobresfuerzo físico (38,4% de los casos), seguida por los choques contra objetos inmóviles (24,8%), un golpe contra un objeto en movimiento (13,4%) y el contacto con un agente cortante (9,9%), entre otros. Por otra parte, los esguinces y las torceduras, así como los daños superficiales, encabezan la tipología de lesiones en la siniestralidad laboral.

La realidad es que, con motivo de los accidentes laborales generados en 2012, un total de 444 personas murieron en el centro de trabajo (107 menos que en 2011), de manera que el 99,8% de la accidentalidad laboral en jornada de trabajo no presentó causas mortales.

La tasa de mortalidad por accidente laboral es mucho más elevada en los hombres (el 95,3%) que en las mujeres (4,7%); y más si se teniendo en cuenta que el índice de varones activos solo supera al de las mujeres en un 20%. Esta mayor incidencia en los hombres se produce también en los accidentes leves y graves.

Es preciso apuntar que,en el caso de los accidentes laborales con desenlace trágico, las causas tienen que ver en su gran mayoría con patologías no traumáticas (infartos, derrames cerebrales y otras patologías). Esta realidad se da,  al mismo tiempo, entre trabajadores con 50 y más años, y en ese sentido el sector de la construcción es el que presenta el mayor índice de incidencias mortales, con un 8,7 por 100.000 profesionales, al que le siguen el agrario (5,7) y el industrial (5,5). El único sector que se encuentra por debajo de media nacional (3,3) es servicios. Y en cuanto a las comunidades autónomas, las que sufren más accidentes mortales son las que cuentan con mayor número de trabajadores: Andalucía, donde se registraron 75 víctimas mortales por accidentes laborales, Cataluña (58) y Madrid (53).

Imagen cortesía de Renjith Krishnan/ FreeDigitalPhotos.net

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *