Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Consumo/ Mercados/ Indicadores  >  Artículo actual

La demanda de servicios digitales, imposible de atender hasta 2020

Por   /   15 abril, 2016  /   Sin Comentarios

La creciente demanda por parte de los consumidores y las empresas de contenidos móviles, en sus hogares o en sus desplazamientos, superará la capacidad de los proveedores de servicios para cubrir esa demanda, salvo que se aceleren las inversiones en áreas como 5G y las soluciones de “nube”, de acuerdo con un informe de Bell Labs Consulting, una división de la multinacional tecnológica Nokia Bell Labs.

La investigación incide en que, en 2020, el 67% de la demanda de consumo prevista a escala mundial se puede soportar a través de wi-fi, servicios digitales, de Pixabayen tanto que un 14% adicional se puede cubrir con la tasa de adopción actual de 3G, LTE y celdas de dimensión reducida, además de la aparición de nuevas tecnologías como 5G. De esta manera, entre ahora y 2020, el 19% de la demanda no se podrá satisfacer de acuerdo con los parámetros económicos actuales y proyectados, por lo que será necesario que los operadores de red aceleren su evolución a 5G y a las tecnologías de “nube”, como las funcionalidades de Virtualización de Funciones de Red (NFV) y Redes Definidas por Software (SDN), y la adopción de nuevos modelos de negocio para abordar la cobertura de esta demanda adicional.

El estudio, que identifica cinco áreas de aplicación (conexiones “streaming”, computación, almacenamiento, juegos y comunicaciones), apunta que los servicios de audio y de conexiones “streaming” de vídeo serán los que tendrán una mayor contribución al incremento de la demanda de tráfico en los años venideros, hasta el punto de que supondrán el 79% del incremento total del tráfico en 2020.

En ese sentido, el factor emergente desconocido en la ecuación de la red es la Internet de las Cosas (IoT), pues se prevé que el número de dispositivos conectados a IoT se incremente desde los 1.600 millones de 2014 a un volumen comprendido entre 20.000 y 46.000 millones de dispositivos en 2020.

De esa cifra total, los dispositivos celulares de IoT serán entre 1.600 y 4.600 millones de dispositivos en 2020. En cualquier caso, a pesar de esta adopción masiva, el tráfico celular global generado por los dispositivos de IoT sólo supondrá el 2% del tráfico total de móviles en 2020, hasta que comiencen a predominar las cámaras y los sensores con funcionalidades de vídeo. No obstante, lo cierto es que, incluso a corto plazo, el tráfico de IoT generará un volumen de tráfico de señalización sustancialmente mayor, en relación al tráfico de datos. Por ejemplo, un dispositivo típico de IoT puede requerir realizar 2.500 transacciones o conexiones para consumir 1 MB de datos, mientras que el mismo volumen de datos se puede consumir en una única conexión de vídeo de móviles. Como resultado, el número de conexiones de red diarias debidas a los dispositivos celulares de IoT será de 16 a 135 veces superior en 2020 y será 3 veces superior al número de conexiones iniciadas por las aplicaciones utilizadas por las personas.

Junto a todo ello, el informe de Bell Labs Consulting pone de manifiesto también que: en 2020, la demanda de consumo global de servicios y contenidos digitales en los dispositivos portátiles y móviles será de 30 a 45 veces superior en relación a los niveles de 2014(en algunos mercados llegará a experimentar un consumo 98 veces superior); la demanda de consumo que no se podrá abordar en diferentes áreas geográficas varía del 3% al 36%, con un valor medio global de alrededor del 19%; en Norteamérica, el tráfico de comunicaciones de vídeo experimentará un crecimiento del 47% al 86%, impulsado por los adolescentes y adultos jóvenes de la generación del milenio, si bien, a medida que se incrementen los servicios de conferencia y llamadas de vídeo, el tráfico de las aplicaciones de correo electrónico caerá del 47% del tráfico de comunicaciones que representaba en 2014 a alrededor del 7% en 2020; la mayoría de las conexiones “streaming” (entre el 66% y el 74%) procederá de las redes situadas en los hogares impulsadas por un mayor volumen de contenidos y unos dispositivos de mayor resolución y dimensión; habrá un crecimiento significativo en las conexiones “streaming” de vídeo de IoT en el canal ascendente (hacia la red) a partir de 2020; y los servicios basados en la realidad virtual no serán un componente importante del crecimiento del tráfico en los próximos años, aunque se prevé que contribuirán significativamente a la demanda en el periodo comprendido entre 2020 y 2025.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *