Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Empresas/ Negocios  >  Artículo actual

¿Comprar o alquilar la tecnología? Dilema de las pymes

Por   /   16 noviembre, 2016  /   Sin Comentarios

Por Isabel Pomar, Directora Comercial y de Marketing de Datisa, Firma especializada en soluciones ERP para los negocios

 

Los últimos años han supuesto un punto de inflexión en la percepción que las empresas tienen sobre la tecnología “cloud” y sobre el modelo de consumo tecnológico basado en la concepción del software como servicio (SaaS). Duda sobre tecnología, de PixabaySobre todo las pymes, han “despertado” del letargo inducido fundamentalmente por la imposición de una política de adelgazamiento en las inversiones TIC, lo que ha llevado a muchas de ellas a “encargar” proyectos SaaS para optimizar su gestión.

La escasez de recursos, económicos y personales, o la necesidad que han mostrado los gerentes de las pymes de volcarse 100% en el corazón de su negocio, han sido hasta ahora los principales argumentos que este tipo de organizaciones han tenido en cuenta a la hora de valorar el modelo SaaS como alternativa a la compra de licencias. Sin embargo, la llegada al mercado de una nueva generación de emprendedores, e incluso de gerentes y responsables de TI, en cuyo ADN se encuentra Internet como algo inherente a la misma operativa empresarial, ha abierto la puerta a nuevas formas no sólo de consumir la tecnología, sino también, a nuevos modelos de financiación.

Los nuevos empresarios, más comprometidos con el mundo online

Lo cierto es que los años de contención presupuestaria han provocado la obsolescencia tecnológica en muchas empresas, que ahora ven imprescindible la actualización de sus infraestructuras y de sus sistemas de software. Como alternativa para abordar la actualización que demandan, estas compañías se plantean el modelo de explotación SaaS, como un sistema más que fiable para financiar sus procesos de modernización tecnológica.

Este “cambio de chip” y la llegada de una nueva ola de jóvenes profesionales a las empresas, para quienes Internet es una herramienta de trabajo, está haciendo que muchas de ellas venzan el miedo a las cuestiones relacionadas con la seguridad, una de las principales barreras con las que se ha encontrado este modelo de comercialización desde sus orígenes. La seguridad, desde sus dos prismas: el relacionado con la disponibilidad del servicio, en el que se ha avanzado a grandes pasos, gracias también a las diferentes medidas adoptadas por el Ejecutivo para impulsar la conectividad como elemento clave para promover el uso eficiente y efectivo de las TIC; y desde el punto de vista de la protección de la información, una cuestión, desde siempre, en la primera posición en la lista de prioridades de los principales proveedores.

De hecho, la información sigue estando más protegida fuera que dentro, siempre y cuando el proveedor cumpla con una serie de requisitos, estándares y medidas encaminadas a garantizar la seguridad de sus centros de datos y a proteger los intereses de las empresas que les confían su información Por eso, es importante apoyarse en proveedores con una experiencia constatada y que proporcionen los estándares de seguridad física y lógica más exigentes del mercado.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *