Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Ahorro/ Financiación  >  Artículo actual

La SEPA, amiga o enemiga de los pagos

Por   /   8 noviembre, 2013  /   Sin Comentarios

Teodoro Martínez, de IESAPor Teodoro Martínez, Director Comercial de Informatización de Empresas (IESA), Compañía especializada en aplicaciones informáticas (https://www.iesa.es/web/default.aspx).

 

El 1 de Febrero de 2014 se marcará en el calendario como una fecha de cambios para entidades bancarias, empresarios, autónomos y particulares. Ese día se implantarán los nuevos estándares SEPA con la adopción del Reglamento CE 260/2012, que cambiará el actual sistema de transferencias y adeudos nacionales.

Sorpresa o no para muchos, más que un mero cambio burocrático estipulado por la Unión Económica y Monetaria Europea, supone llevar a cabo un desarrollo de actualizaciones completas de millones de software informáticos adaptados a las nuevas necesidades de la economía.

No hay que olvidar que la Unión Europea apostó en su día por la creación de un mercado único para todos los países vecinos, y el Euro fue el resultado de una aprobación de cientos de asambleas institucionales que buscaban un acuerdo sin rendirse a atesorar la mejor posición entre todos los integrantes. De esta manera, la propia Unión Europea inició un sistema derivado para los pagos en efectivo, pero cuya laguna radicaría en los cobros a través de los recibos domiciliados o cargados en cuenta.

La SEPA aterriza así en los países miembros como solución para que ciudadanos, empresas y otros agentes económicos puedan hacer y recibir pagos en euros en igualdad de condiciones, derechos y obligaciones (con independencia de su ubicación), sin implicaciones tasariales.

Este nuevo escenario trae consigo nuevas normas que deben ser cumplidas por los proveedores de servicios de pago y, como todo cambio, representa incertidumbre y desconocimiento. Y si además lo integramos en un contexto bancario, la confluencia de poco entendimiento podría albergar más de un fallo por usuario.

La SEPA se servirá de hecho de tres instrumentos para la armonización de pagos: las transferencias, los adeudos domiciliados y las tarjetas de pago. La clave de todo este embrollo es evitar la devolución de miles de pagos, ya que también está en proceso de implantación por parte de entidades de crédito, esquemas y procesadores de tarjetas para los pagos por tarjeta.

El objetivo de SEPA es crear un formato único de procedimientos de pago para 33 países, pero todo ello supone un restablecimiento de los sistemas actuales sin precisión por poca información. Las transferencias SEPA se realizarán en concreto entre cuentas identificadas mediante el código IBAN, facilitado por el ordenante y sin verificaciones adicionales por parte de las entidades para procesar la operación.

Sepa, de Free DownloadUn problema derivado es que el código IBAN supone sumar 4 números más al actual número de cuenta bancaria, 4 caracteres más en recibos y facturas. Nada menos que 4 espacios que influirán en la confirmación o no de los pagos y, por consiguiente, en posibles esperas para el cobro.

Otra novedad es que el concepto de transferencia podrá tener una extensión máxima de 140 caracteres, lo que puede resultar un poco escueto cuando, al recibir el cobro del emisor, gusta saber la procedencia y el asunto, como puede ser el caso del recibo de la luz, donde hasta ahora nos detallan el consumo; o el del recibo del seguro del coche, en el que nos detallan fechas, importes, etc.; o el del IBI de los inmuebles; o los recibos de la comunidad, en el que nos detallan cuotas, derramas… Y a pequeña escala, simplemente en una comunidad de vecinos, la cadena de recibos entre propietarios y administradores sin una regla unificada causaría sin duda un pequeño caos dentro de una pequeña comunidad. Pues avivando fronteras, multipliquemos esas comunidades por todos los países integrantes de la UE.

Propulsemos cambios, pero votemos por hacerlo con orden, organización y regulación. Repetir errores del pasado, y más en estos momentos, no favorecerá una concordancia para el crecimiento.

Imagen cortesía de Idea go / FreeDigitalPhotos.net

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *