Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Directivos  >  Artículo actual

Curriculum perfecto de un directivo

Por   /   14 julio, 2015  /   Sin Comentarios

Por Padula & Partners, Consultora internacional especializada en organización, headhunting y management.

 

Para enfrentarnos a un proceso de selección es importante que el “curriculum vitae” (CV) sea claro y conciso (si el candidato tiene muchos años de experiencia, puede ocupar más de una página, pero tampoco debemos sobrepasarnos). Y en ese sentido, el formato ideal es un “DIN-A4” en PDF, con fondo blanco, tipografía común y, en función del tipo de trabajo, incluiremos fotografía o no, dado que no siempre es necesaria.

En cualquier caso, uno de los errores más frecuentes es la falta de tiempo que algunos candidatos emplean en revisar y adaptar su curriculum a cada puesto. Curriculum vitae, de PixabayEn el caso de los directivos, puede ser debido a que muchos no están en búsqueda activa de empleo cuando son tanteados; pero lo cierto es que no es conveniente comenzar un proceso de selección en el que no se esté interesado, pues puede acabar jugando en contra del candidato.

También hay que tener en cuenta que los reclutadores demuestran mucho interés en las referencias de los CV, pero asimismo que no están muy interesados en conocer los hobbies de los candidatos; es una parte que sí resulta más interesante para la entrevista personal. Y en el caso de profesiones donde la creatividad es esencial, es preferible disponer aparte de todos los trabajos creativos que tener un CV demasiado creativo.

De hecho, en función del área del puesto y del sector del puesto de trabajo, se valoran más unos aspectos u otros del CV. Por ejemplo, para ofertas en el sector jurídico, se valora más la parte de la formación y el expediente académico; para un perfil IT, también se valoran sus cursos y certificaciones; mientras que para puestos más comerciales es más determinante la experiencia. Pero lo que sí es común para todos es el manejo de idiomas, fundamental para cualquier puesto directivo.

Por otro lado, aunque cada proceso de selección es diferente y la adaptación a las necesidades del cliente es fundamental, cada vez es más creciente la demanda de directivos con capacidad de gestión emocional propia y de equipos, así como la aptitud para superar y detectar obstáculos, la denominada “resiliencia”.

Tras todo esto, y una vez superado el filtro del currículo, el siguiente paso es el de la entrevista, por lo que, a la hora de enfrentarse a ella, un candidato debe tener en cuenta que la apariencia es fundamental: un aspecto descuidado, sea cual sea el puesto al que se va a optar, será desfavorable frente al resto de candidatos, si bien eso no significa que siempre sea necesario ir de traje, dado que hay sectores que tienen su propio código estético.

Por último, también es importante conocer la empresa donde ser quiere trabajar y prepararse previamente en función de ello la entrevista, incluso si se realiza vía Skype, herramienta cada vez más utilizada debido a la creciente movilidad (aunque el contacto físico siempre es más enriquecedor, la videoconferencia puede ser una buena herramienta para filtrar candidatos).

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *