Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Artículo actual

Seguridad, elemento crítico en la economía digital

Por   /   3 septiembre, 2019  /   Sin Comentarios

Por Carmelo Hermoso, Periodista especializado en economía y tecnologías.

 

Desde la nueva economía digital se ha generado una industria dirigida a asegurar la veracidad y certeza de la información. De ahí que uno de los claros nichos de negocio reside en la verificación de los hechos, la información e identidades que recorren el mayor océano de datos generados hasta ahora por la Humanidad. Unos datos que pueden llegar a ser intercambiables, manipulados y con un alto nivel de incertidumbre.

Así, no puede olvidarse que uno de los activos fundamentales de nuestro tiempo es la gestión de la identidad y de la seguridad de la información (por algo los Gobiernos y las empresas se lo disputan). De esta forma, esta industria, alimentada a base de datos, se ha desarrollado de manera desigual en las distintas regiones del mercado global. Y en ese sentido, Europa ha hecho despegar algunas de las más sólidas plataformas públicas y privadas de garantía y seguridad de los datos, además de constituir la más potente regulación mundial a este respecto.

De hecho, Europa ha optado por una regulación firme y pionera, desarrollando el Sistema europeo de reconocimiento de identidades electrónicas (conocido como eIDAS en sus siglas en inglés). Un sistema que permite a los ciudadanos realizar operaciones económicas en línea de forma segura: comprar, utilizar servicios financieros, acceder a servicios públicos o incluso crear un negocio. Mientras, para las empresas supone un componente de ahorro fundamental, al posibilitar un tramo importante de sus operaciones por vías electrónicas, incluida la posibilidad de participar en licitaciones públicas y atender sus obligaciones fiscales por vía electrónica. Todo ello hace que los ciudadanos puedan beneficiarse de servicios más convenientes, seguros y transparentes. Y es, sin duda, la piedra jurídica “angular” para alcanzar el mercado único digital y el objetivo de alto nivel de la Unión Europea de generar hasta 250.000 millones de euros de crecimiento adicional en Europa mejorando la competitividad de la Unión.

En España son básicamente dos los proyectos que ilustran de forma singular cómo se han construido los servicios y consultoría desde la empresa privada: Coloriuris y Eadtrust, respectivamente, un prestador de servicios de confianza y un prestador de servicios de certificación no cualificado, aunque ambas firmas en la vanguardia del sector y desde luego dos pymes con carácter.

Dos perfiles profesionales distintos

El líder de Coloriuris es Pedro J. Canut, un abogado zaragozano y miembro del Consejo Asesor del Internet Governance Forum España que, a lo largo de su trayectoria profesional, ha sido también profesor de Derecho Informático y de la Contratación Electrónica en la Facultad de Derecho en la Universidad de Zaragoza. Personalidad desde luego relevante en el ámbito del Derecho de Internet, creó, con Coloriuris, el primer registro global de obras libres por Internet, conocido como Espacio de utilidad pública, y del sistema de registro y autogestión de derechos de autor.

Por su lado, Julián Inza, presidente de Ead Trust S.L., ha tenido una presencia constante en la configuración de la regulación de la confianza en España, asesorando en proyectos punteros. Además, ha destacado en la labor de auditoría de proyectos y, en 1995, diseñó uno de los primeros sistemas de banca virtual de España y de las primeras Autoridades de Certificación.

ColorIURIS (www.coloriuris.net)

Resultado de la visión y empeño personal de su fundador, Pedro J. Canut, quien además escribió un libro sobre su proyecto (“ColorIURIS: una aportación independiente”), ColorIURIS significó en su momento una de las alternativas más potentes (aún lo es) al sistema “Creative Commons”. De hecho, son muchas las referencias en la Red sobre el impacto que supusieron las primeras propuestas de ColorIURIS, aunque el respaldo del sector público fue lento en llegar para el proyecto de Canut. La eterna dificultad de predicar en la propia patria… No obstante, ColorIURIS se ha consolidado como uno de los primeros Prestadores de Servicios Electrónicos de Confianza Cualificados, lo cual confiere al resto de sus propuestas de servicio una potencia y respaldo legales únicos en el mercado europeo.

La empresa dispone de un organigrama sencillo, con departamentos muy especializados y afines a la nueva economía: responsable de Desarrollo de Responsabilidad Social Corporativa, bajo la dirección de la socia del proyecto, Anabel Lasheras, desde marzo de 2017; JM Vidal como director de Business Development; y un Departamento Legal y Compliance, con Laura Ballestín como responsable desde septiembre de 2018.

ColorIURIS es una sociedad tecnológica con un margen bruto del 18% y un ebitda cercano al 40% que, en el ejercicio 2017, ascendió a 72.972 euros. Presenta además una solvencia financiera fuerte gracias a unos fondos propios que se situaron en el citado año en 451.504 euros, en tanto que su cifra de negocios se incrementaba un 32%, hasta situarse en 183.333 euros. Eso sí, como todas las empresas tecnológicas, denota un esfuerzo financiero considerable, pero la apuesta pone sobre la mesa un sistema internacional de gestión y cesión de derechos de autor, con validez legal mundial y con efectos legales de registro en 25 países.

EAD Trust (https://www.eadtrust.net/es/)

Por su parte, EAD Trust es esencialmente una consultora y un prestador de servicios de certificación no cualificados. La propia compañía resume los diferentes servicios que presta: servicio de sellado de tiempo, servicio de validación, publicación fehaciente, servicios societarios electrónicos, “escrow” de claves. En cualquier caso, sus servicios más significativos vienen del lado de la consultoría y de la auditoría. En esa línea, en julio de 2018, el Grupo Correos adjudicó a EAD Trust la contratación de un servicio de asesoría y acompañamiento en la implantación de la firma manuscrita digital en los servicios relacionados con la prevención de blanqueo de capitales en la Red de Oficinas de Correos, con un presupuesto base de licitación de 35.000 euros. Un logro que pocos pueden exhibir.

Aunque la gran mayoría de las empresas tecnológicas no suelen tener caminos tan largos, lo cierto es que el liderazgo de Julián Inza ha consolidado el proyecto de Ead Trust desde 2009, momento en que se constituyó. Así, EAD Trust Eropean Agency presenta una fuerte capacidad financiera, que se plasma en unos fondos propios de 210.481 euros, además de un fondo de maniobra de otros 207.712 euros, lo que le ha posibilitado limitar su necesidad de financiación bancaria.

Absorbiendo la actividad de otros proyectos colaterales, como, por ejemplo, Atenea Inteactiva S.L., la cifra de negocios se incrementó un 10% en 2017, situándose ya en los 300.000 euros, en tanto que la excelente rentabilidad obtenida de un 151%, consecuencia de un margen bruto del 67%, sólo es posible en una empresa tecnológica con un producto innovador. Buena consecuencia todo también de la enérgica dirección de María Luisa Blasco, si bien el proyecto se ha focalizado históricamente en la figura de Julián Inza. No obstante, su objetivo de una definición más objetiva y ambiciosa, ha implicado una paulatina apuesta por dinamizar e introducir diferenciación funcional y departamental interna en la compañía, y así, desde mayo de 2018, cuenta con un Departamento Legal, con Ivette Marell a la cabeza, y, desde septiembre de 2018, con una dirección de Proyectos con Carlos Barahona, igualmente diferenciada.

En su actualidad, no puede dejar de mencionarse que este mismo año la empresa ha sido elegida para auditar el sistema de firma vocal FirVox, respaldando su idoneidad para la contratación presencial y a distancia, gracias al uso de la biometría de voz, incluso con enfoque forense (las firmas electrónicas realizadas mediante la plataforma FirVox se enmarcan en las definidas como “avanzadas”). No hay duda, por tanto, que EAD Trust ha superado la fase de afianzamiento y sus recientes éxitos premian el esfuerzo corporativo emprendido.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *