Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Vivir/ Ocio  >  Consumo  >  Artículo actual

Prevención ante el robo de identidad online

Por   /   31 marzo, 2016  /   Sin Comentarios

Por Rafael Gómez-Lus, Experto legal de Trusted Shops, Multinacional especializada en certificación de tiendas online.

 

El cibercrimen y las estafas en Internet están a la orden del día, y en la actualidad no existe ningún otro tema tan discutido como la protección de datos. Ya sea en buscadores, redes sociales o incluso al hacer compras online, los usuarios de Internet dejan el rastro de sus datos personales expuestos en multitud de plataformas.

Es por ello preciso concienciar a los usuarios para que tomen todas las medidas posibles en sus transacciones y sean cuidadosos con sus datos. Y en sentido, conviene seguir sobre todo cinco consejos para la navegación segura en Internet.

1. A veces menos es más. Se haga la transacción que se haga, en Internet los consumidores deben facilitar sus datos personales cuidadosamente. Nunca se debe aportar más información de la absolutamente necesaria. Privacidad de datos, de PixabaySolo de esta forma los consumidores podrán evitar que sus datos acaben en manos indebidas. Esto también es aplicable a la dirección de correo electrónico (que suele ser exigida en las compras online para enviar la confirmación del pedido) y sobretodo en foros y sorteos.

2. Reconocer las tiendas online dudosas. Para evitar la estafa online, los consumidores deben comprobar que las tiendas cuenten necesariamente con una identificación del vendedor. Cuando se trata con propietarios de tiendas dudosas, la Política de Privacidad y Condiciones Generales suelen contener errores o son difíciles de encontrar. Además, si el consumidor busca protegerse de forma adicional, es importante que busque un sistema de valoración o compruebe si la tienda está certificada con un sello de calidad, de esta forma los datos sensibles no acabarán en manos equivocadas.

3. No transmitir datos sin cifrar. Al efectuar compras online es común el método de pago mediante tarjeta de crédito o débito. Si se utiliza este modo, ante el riesgo de facilitar los datos bancarios, los consumidores nunca deben transmitirlos sin cifrar. Lo que muchos consumidores no saben es que al enviar datos sin cifrar pueden infringir los términos y condiciones de su banco. Para asegurarse de estar haciendo una transacción segura, es aconsejable que antes de enviar la información de pago los consumidores comprueben si en la ventana del navegador aparece el símbolo de un candado o en la dirección URL aparece el código “https”. Estas dos señales garantizan la transferencia de datos cifrada.

4. Nunca guardar las contraseñas en ordenadores públicos. Las contraseñas guardadas facilitan la navegación por Internet y eliminan el molesto proceso de iniciar sesión. Sin embargo, es importante que los usuarios de Internet prescindan de esta opción cuando estén utilizando un ordenador público, puesto que las contraseñas se guardan a través de cookies, que se almacenan en el equipo, y que harán que el próximo usuario inicie sesión automáticamente en esa cuenta. Además, algunos virus informáticos leen las listas de cookies sin el consentimiento del usuario, por eso las contraseñas utilizadas siempre deben consistir en una combinación de caracteres especiales, letras y números. Lo mejor es utilizar diferentes contraseñas para diferentes aplicaciones y cambiarlas periódicamente junto a las preguntas de seguridad.

5. Leer primero las condiciones generales de contratación y luego aceptar. En las redes sociales y servicios de Internet los usuarios a menudo necesitan registrarse. A pesar de que no es una lectura emocionante, se recomienda necesariamente al usuario que lea durante el proceso de registro las Condiciones Generales y la Política de Privacidad. Solo de esta forma los usuarios pueden saber lo que está pasando con sus datos.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *