Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Economía/ Entorno social  >  Artículo actual

Empresas saludables y productividad

Por   /   28 mayo, 2018  /   Sin Comentarios

Por Allende Villorejo de Landía, Gerente de Mente y Vida, firma consultora especializada en promoción de empresas saludables mediante la formación experta en “mindfulness”.

 

Según un análisis de Mente y Vida, las bajas laborales crecieron durante 2017 un 52% con respecto al mínimo alcanzado cuatro años antes. Este incremento se ha producido en todos los sectores, si bien en el de servicios el incremento ha sido más fuerte (45,6%), aunque en la construcción también ha sido considerable (28%). Trabajo feliz, de pixabayDe esta forma, los gastos realizados por mutuas y empresas en concepto de prestaciones por incapacidad temporal supusieron en el citado ejercicio 68.410 millones de euros, lo que da una muestra del impresionante gasto que representa para las empresas este problema.

Lo cierto es que la sociedad actual ha evolucionado hacia un estilo de vida poco saludable tendente a la aparición de enfermedades físicas como las cardiopatías o de dolencias psíquicas como la depresión, relacionadas con el estrés y el exceso de carga de trabajo. Y eso sí, una gran parte de estas enfermedades tienen su origen en hábitos que adoptamos en nuestro lugar de trabajo.

El problema es que sólo el 20% de las empresas españolas se pueden considerar empresas saludables, aunque la buena noticia es que cada vez más compañías se conciencian sobre este problema para mejorar la salud y el bienestar de los trabajadores y directivos, lo que revierte en una mayor productividad, menor absentismo, pérdida de talento y errores en las tomas de decisiones.

La realidad es que la mejor forma de lograr aumentar la productividad de las empresas es consiguiendo una empresa saludable. Y en ese sentido, es preciso poner de manifiesto que un lugar de trabajo saludable es aquel en el que los trabajadores y la dirección colaboran en la aplicación de un proceso de mejora continua para proteger y promover la salud, la seguridad y el bienestar de todos los trabajadores y la sostenibilidad del propio lugar de trabajo. Eso sí, aunque, como hemos dicho, cada vez son más las empresas saludables en España, aún queda un largo recorrido hacia el bienestar de los trabajadores.

Según datos de Mente y Vida, cada euro invertido en salud y bienestar del trabajador le retorna a la propia empresa un beneficio entre 2 y 5 veces mayor. Y no hay que olvidar que el desarrollo de la inteligencia emocional logrado con la práctica del “mindfulness” podría ser una de las claves para mejorar la salud física y mental. Porque la práctica habitual del “mindfulness” nos ayuda a desarrollar nuestro autoconocimiento y control emocional, lo que tiene un efecto inmediato en nuestra capacidad de afrontar el estrés y gestionar nuestras emociones. Como resultado utilizamos de forma más eficaz nuestros recursos físicos y mentales.

En cualquier caso, las condiciones de una empresa saludable pasan por:

  • 1. Incluir la salud y el bienestar de los trabajadores como valores de la compañía.
  • 2. Crear y mantener la empresa saludable a través de algunos mecanismos: definir una política de salud y prevención general para tu organización; y planificar acciones, implementar y evaluar.
  • 3. Conciliación de la vida laboral con la personal (horarios flexibles, paternidad, días libres).
  • 4. Impulsar el cambio a través del ejemplo de los mandos Intermedios y directivos.
  • 5. Informar y promover hábitos saludables en la organización (dejar de fumar, dietas, etc.)
  • 6. Fomentar una buena alimentación en la firma (menú de la empresa, desayunos, agua para empleados, fruta…)
  • 7. Incentivar la actividad física de los trabajadores (descuentos para gimnasios, deporte en las instalaciones corporativas, competiciones entre empresas) y el ejercicio mental a través de grupos de meditación en la compañía (“mindfulness”).
  • 8. Establecer horarios razonables o flexibilidad horaria como elementos más valorados.
  • 9. Promover un buen clima laboral (comunicación adecuada, participación abierta, retribuciones adecuadas, buenas relaciones, trabajo en equipo, autonomía, etc.)
  • 10. Crear un ambiente solidario entre empleados y hacia acciones sociales.
    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *