Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Empresas/ Negocios  >  Artículo actual

Riesgos derivados de las posturas en la oficina

Por   /   20 junio, 2013  /   Sin Comentarios

Por Agu Díaz, Asistente de Marketing de DisOfic, empresa española comercializadora de material de oficina para empresas.

Riesgos derivados de una mala posturaLos profesionales en materia de salud hacen muchas advertencias y promueven el ejercicio físico en entornos laborales en los que se pasa en torno a las ocho horas sentados frente a un ordenador, ya que se fuerza el cuerpo y la visión, provocando serios problemas derivados de una postura en tensión.

En ese sentido, es preciso destacar, no obstante, que no solo es importante disponer de mobiliario de oficina como una silla con unas correctas funciones de adaptabilidad y un escritorio adecuado, sino que la propia persona debe de adoptar una correcta predisposición del cuerpo, promoviendo la higiene corporal.

En cuanto a la silla, por ejemplo, las rodillas deberán de quedar a una altura algo más inferior que la cadera y la visión debe de estar directamente en línea con la pantalla. Las muñecas deben de poder descansar además sobre el escritorio o el equipo, y los pies deben de descansar frente a nosotros apoyándose en el suelo.

Hay que tener en cuenta igualmente que la mirada también se cansa si no reunimos unas correctas condiciones, provocando dolores de cabeza, ojos irritados, visión borrosa, dificultad para enfocar a la hora de desviar la mirada del ordenador y centrar la atención en otro objeto, una ocasional doble visión, cambios en la percepción del color y una notable dificultad para poder ver en la lejanía tras usar el monitor. Ante estos problemas, deberíamos de calibrar el brillo de la pantalla, procurar trabajar con letras negras sobre fondo blanco, descansar la vista cada 45 minutos y mantener hidratados los ojos mediante el parpadeo.

La cuestión es que muchas veces adoptamos posturas difíciles que congestionan nuestro cuerpo, provocando contracturas, bien por no tener un mobiliario adecuado o porque nos ubicamos en espacios inadecuados como sofás o sillones, lo cual provocará dolor de espalda y cuello. Ante ello, podemos contrarrestar las molestias con movimientos circulares de las muñecas, el cuello, los hombros y los tobillos cada hora.

En cualquier caso, un problema bastante habitual derivado de las malas posturas en las articulaciones son las alteraciones en las muñecas y la aparición del síndrome del “túnel carpiano”, que presiona el nervio de la muñeca que aporta sensibilidad, fuerza y movimiento a la mano. Para evitar este problema, lo mejor es extender los brazos en posición frontal al cuerpo, apoyando y reposando las articulaciones sobre el escritorio, de manera que quede totalmente plana sin dibujar un arco.

Lo cierto es que, para poder diseñar una oficina en las condiciones más adecuadas para la salud laboral, existen numerosas empresas de material de oficina que desde luego cuentan con un amplio catálogo de soluciones ergonómicas a fin de adaptar al máximo la oficina a las condiciones físicas de los trabajadores.

Imagen cortesía de Stockimages/ FreeDigitalPhotos.net

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *