Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Conciliación  >  Artículo actual

La mayoría de las empresas españolas subirán salarios en 2018

Por   /   9 enero, 2018  /   Sin Comentarios

Parece que el recién comenzado 2018 será el año en el que se observarán por primera vez en nuestro país incrementos salariales, después de una década de recortes o mantenimiento de las retribuciones, según muestra el último “International Business Report” (IBR), Sueldos de empleados, de pixabaytradicional informe que desde 1992 realiza anualmente la multinacional de servicios profesionales Grant Thornton y que en esta ocasión ha consultado a 400 compañías de 50 a 500 empleados.

En concreto, nada menos que el 77% de los empresarios españoles preguntados ha manifestado su intención de subir sueldos en los próximos doce meses, lo que supone 14 puntos porcentuales por encima del 63% alcanzado a finales de 2016. De esta manera, España se coloca, junto con Alemania (78%), a la cabeza de la Unión Europea en esta tendencia, cuya media queda en un 74%. Mientras, a nivel global, el IBR, que ha sondeado a más de 2.500 altos ejecutivos (presidentes, CEOs y directores generales) en 36 países, pone de manifiesto que el 76% de ellos también se muestra a favor de elevar salarios.

A juicio de Alejandro Martínez, presidente de Grant Thornton, “un comportamiento más dinámico de los salarios tendrá consecuencias favorables sobre la demanda agregada y contribuirá también a que el crecimiento económico sea más inclusivo, con efectos muy positivos para la estabilidad social”.

En cualquier caso, y a diferencia del resto del mundo y la Unión Europea, el índice de confianza empresarial en España (porcentaje de optimistas menos porcentaje de pesimistas sobre la evolución de la economía nacional en los próximos 12 meses), registró una leve caída coincidiendo con los acontecimientos políticos en Cataluña. De este modo, si en el cuarto trimestre de 2016 el 47% de los empresarios españoles confiaba en la buena marcha de la economía, en el mismo periodo de 2017 se ha registrado un descenso de 5 puntos porcentuales, limitando actualmente al 43% los que piensan así. Este retroceso resulta significativo, especialmente teniendo en cuenta que durante el ejercicio 2017 incluso hubo un momento (segundo semestre del año) en el que el 70% de las empresas se mostraba muy optimista respecto a la economía.

No obstante, España sigue siendo uno de los países de la UE más optimistas respecto al comportamiento económico, si tenemos en cuenta que en Gran Bretaña, y como consecuencia del Brexit, sólo el 12% del empresariado británico opinó que va a ir bien en 2018, o el 24% en Italia. En esa línea, lo cierto es que, a la cabeza de los más optimistas en Europa, se encuentran dos de las economías más importantes de la región: Alemania (72% neto favorable) y Francia (52%, casi cuatro veces más optimista que hace un año), que dejan una media para la UE del 48% neto, lo que supone un incremento interanual de 13 puntos porcentuales, y del 56% en la zona euro.

Entre tanto, en el resto del mundo, el optimismo empresarial alcanza también niveles récord, con una media del 58% neto, frente al 38% de finales de 2016, gracias al fuerte empuje de EEUU (79% neto, por 54% de hace un año) y a China, que llega a registrar máximos en los últimos diez años (78% neto). Esta situación repercutirá claramente en el empleo, donde los planes para contratar nuevo personal están en sus niveles más altos de la década.

La realidad en cuanto a la creación de empleo es que, si a nivel global el 40% neto de las empresas adelanta su intención de contratar nuevos trabajadores en 2018 (29% un año atrás), en España la tendencia retrocede y se alinea más con sus socios europeos: sólo el 23% neto de los empresarios españoles consultados reconoció tener planes para aumentar el empleo en el año que acaba de iniciarse, lo que significa un descenso de 13 puntos porcentuales respecto al cuarto trimestre de 2016. Así, por encima de España, y con una mayor inclinación a generar puestos de trabajo, están los empresarios de Alemania (34%), Grecia (30%), Reino Unido (29%), Italia (28%) e Irlanda (28%), lo que deja la media de la Eurozona en el 28%, frente al 25% del cuarto trimestre de 2016.

Los empresarios de nuestro país se muestran por tanto todavía cautos en sus decisiones de contratación de personal, a pesar de esperar un aumento en sus ingresos y beneficios durante los próximos 12 meses. Lo cierto es que si el optimismo en ingresos alcanza al 50% de las compañías en la Unión Europea, en España se supera este nivel en 3 puntos porcentuales, hasta llegar al 53%, pero también es verdad que resulta 12 puntos porcentuales menos que hace un año (65%).

Y algo similar ocurre con las expectativas sobre los beneficios empresariales, pues ahora el 44% de las empresas españolas están convencidas de que en 2018 habrá un aumento de los beneficios, superando igualmente a la media del resto de la Eurozona, en la que sólo el 40% de los empresarios opina lo mismo, aunque este porcentaje resulta igualmente inferior al del 57% que en España se mostraban optimistas en el último trimestre de 2016.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *