Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Consumo/ Mercados/ Indicadores  >  Artículo actual

El cibernético asciende al primer plano de los riesgos para las empresas

Por   /   16 enero, 2019  /   Sin Comentarios

El riesgo cibernético se va a convertir, no solo en este recién comenzado 2019 sino también durante los próximos años, en una de las grandes preocupaciones para las empresas. De hecho, según muestra la octava edición del “Barómetro de Riesgos de Allianz 2019”, los incidentes cibernéticos disputan ya a la pérdida de beneficios (principal preocupación siete años seguidos) la primera posición entre los principales riesgos globales para las empresas que detectan los 2.415 expertos (ejecutivos, gestores de riesgos, Riesgo para empresas, de Pixabayintermediarios y expertos en seguros) de 86 países consultados en el estudio, pues ambos peligros son señalados así, respectivamente, por un 37% de total de las opiniones vertidas.

De esta manera, ambas cuestiones superan por tanto a otras graves preocupaciones para los negocios como son las catástrofes naturales (tormentas, inundaciones, terremotos), algo mencionado por un 28%, o, pese estar en crecimiento, la preocupación de las compañías por los cambios legislativos y normativos (27%) que dan lugar a efectos como el “brexit”, las guerras comerciales y los aranceles. Algo menos de adhesión (23%) tienen el desarrollo de los mercados (volatilidad, intensificación de la competencia, estancamiento del mercado), el riesgo de incendio o explosión (19%) e incluso las nuevas tecnologías (impacto de la creciente interconectividad, nanotecnología, inteligencia artificial, impresión 3D, vehículos autónomos, “blockchain”, etc.), que aglutina asimismo un 19% de las opiniones. A continuación, tras un importante ascenso en el último año, figura el cambio climático (cuestión mencionada por un 13% de los expertos consultados), con igual porcentaje de nominaciones que la pérdida de reputación o valor de marca, y después: la escasez de mano de obra cualificada (9% de respuestas), los riesgos políticos (guerras, terrorismo, revueltas), también con un 9%; lo mismo que las deficiencias de calidad, los defectos en serie o la retirada de productos. Además, preocupa igualmente a un 8% la evolución macroeconómica (programas de austeridad, incremento de precios, inflación/deflación); a un 7%, los riesgos ambientales como la contaminación; a otro 7%, los robos, fraudes y la corrupción; a otro 3%, los problemas de salud, o a otro 2%, los cortes de electricidad.

No obstante, es preciso apuntar que, en el caso particular de España, es la pérdida de beneficios (interrupción de la cadena de suministro, etc.) la principal preocupación para las empresas, pues lo ven como un serio riego un 51% de los 31 consultados en nuestro país. Así, se pone de manifiesto una gran diferencia con relación al resto de riesgos percibidos en España, ya que el segundo lugar lo ocupan los incidentes cibernéticos (ciberdelitos, pérdida de datos, fallos tecnológicos), avalado por un 34% de los sondeados. Tras todo ello, se mencionan también los cambios legislativos y normativos (27%), las catástrofes naturales (27%), el riesgo de incendio o explosión (24%), el desarrollo de los mercados (22%), las deficiencias de calidad, los defectos en serie o la retirada de productos (22%), las nuevas tecnologías (15%), la pérdida de reputación o valor de marca (12%) o la evolución macroeconómica (12%).

El informe, que particulariza también en los principales riesgos corporativos en un total de 22 sectores de actividad, revela en cualquier caso que lo cierto es que la pérdida de beneficios vuelve a presentarse como la principal amenaza para las empresas en todo el mundo y representa el principal riesgo en países como los Estados Unidos, Canadá, Alemania, España, Italia y China.

En esa línea, los posibles escenarios de pérdida de beneficios siguen ganando en diversidad y complejidad y los riesgos cibernéticos y de pérdida de beneficios aparecen cada vez más interconectados, ya que los ataques de ransomware y la interrupción accidental de sistemas informáticos suelen dar lugar a suspensiones de operaciones y servicios con costes de cientos de millones de dólares. Así, los incidentes cibernéticos aparecen como el factor detonante de la pérdida de beneficios más temido por las empresas (50% de las respuestas), seguidos por los incendios (40%) y las catástrofes naturales (38%). Al mismo tiempo, se percibe la pérdida de beneficios como la principal causa de las pérdidas económicas soportadas por las empresas como consecuencia de un incidente cibernético (69% de las respuestas).

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *