Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Ahorro/ Financiación  >  Artículo actual

La mitad de empresas, con peticiones de clientes para demorar sus pagos

Por   /   8 junio, 2018  /   Sin Comentarios

Los retrasos en los pagos son una tendencia afianzada en el tejido empresarial español que seguirá manteniéndose el próximo año, según revela la última edición de “El Informe Europeo de Pagos”, correspondiente a 2018. En ese sentido, según este documento, hasta el 51% de nuestras empresas recibe peticiones para aceptar plazos de pago más largos, terminando accediendo a ello de media un 42% de las mismas, si bien lo hace un 64% cuando esos clientes son grandes multinacionales, Pago de factura, de Pixabaymientras que solo el 44% lo tolera cuando se trata de clientes pymes y apenas el 23% cuando facturan al sector público.

De hecho, entre las 9.840 compañías (1.126 de ellas, españolas) entrevistadas en 29 países europeos para este estudio por la multinacional sueca de gestión de crédito Intrum Justitia, 6 de cada 10 reconocen pagar tarde de forma sistemática. En esa línea, las firmas españolas, con 46 días (4 más que en 2017), se sitúan en el segundo puesto (la primera, con 47 días, es Bosnia Herzegovina) en cuanto a las mejores condiciones de pago que permiten a sus clientes finales (B2C). A continuación figuran Serbia (40 días de alargamiento en el plazo), Portugal (36), Italia (32), Francia (29), Bulgaria y Suecia (26), Alemania (25), Croacia (22), etc., hasta que en última posición quedan las compañías de Estonia, con sólo 11 días de retraso.

En cuanto a los clientes corporativos (B2B), los plazos medios aumentan hasta los 51 días en España, lo que nos posiciona en tercer lugar del ranking, solo por detrás de Portugal (53) y Bosnia Herzegovina (70). Justo a continuación aparecen naciones como Italia, con pagos a 50 días, Grecia (41), Francia (40), Rumanía y Bulgaria (36), República Checa y Croacia, con plazos de 32 días, etc.

Por lo que se refiere a clientes del sector público, el documento de Intrum Justitia constata que son los que más han bajado sus plazos de pago, pasando en el caso de España de los 59 días de 2017 a los 51 en el presente 2018. Una cifra que, no obstante, sitúa a nuestro país en el quinto lugar en plazos largos, por detrás en concreto de Italia (73 días), Bosnia Herzegovina (67), Grecia (65) y Portugal (54), y por encima de Rumanía (promedio de 48 días), Francia (44), Serbia (41), Bélgica (39), Croacia (38) y hasta completar en bajada la relación de los 29 países estudiados.

El informe también pone de manifiesto que los retrasos en los pagos seguirán manteniéndose en parecido sentido durante el próximo ejercicio, ya que únicamente un 15% de las compañías entiende que el riesgo deudor bajará en los próximos 12 meses.

Por otro lado, y a pesar de que el 51% de las empresas españolas dice estar ya “familiarizada” con la directiva europea de medidas de lucha contra la morosidad, únicamente el 12% confirma aplicar un recargo de mínimo 40 euros por pagos atrasados, un porcentaje inferior en un 29% al promedio europeo. No obstante, solo el 56% de las empresas españolas encuestadas asegura no contar en ningún caso con garantías bancarias, seguros de crédito o protección contra impagos.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *