Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Comercio  >  Artículo actual

Cambios a afrontar por el sector retail

Por   /   16 enero, 2019  /   Sin Comentarios

Por Montserrat Gallego, Presidenta de Triángulo de la Moda, colectivo de fabricantes y mayoristas de moda y accesorios.

 

El  sector de la moda se consolida en nuestro país. La industria representa el 2,8% del total del PIB y genera el 4,3% del empleo en España, con más de 20.000 compañías de textil, confección y calzado, síntoma del papel que tiene el sector en nuestra economía. Además, a nivel internacional, la moda española se convierte en referente, ocupando un papel muy importante, Tienda de moda, de Pixabayprincipalmente en lo que se conoce como “moda rápida”.

En sentido, es preciso señalar que, desde hace unos años, la manera de producir y consumir moda ha evolucionado enormemente. Las temporadas parecen dilatarse en el tiempo, lo que ha llevado a las tiendas a tener siempre a la venta artículos de verano e invierno. Por otro lado, la digitalización, la aplicación de las nuevas tecnologías y la revolución de Internet en el consumo, sumado a los efectos del cambio climático, hacen prever unos años de importantes cambios en uno de los sectores más importantes para la economía nacional.

Eso sí, para mantener y consolidar nuestra posición, la industria de la moda debe prepararse para hacer frente a diferentes retos que influyen de manera directa en el funcionamiento del sector:

  • Cambio climático

El 2018 ha sido un año bastante duro para el sector de la moda en este aspecto. Un verano que llegó en el mes de julio provocó que la ropa de verano se quedase en las tiendas más de lo esperado, y algo parecido ocurre en invierno: comenzamos a ver los abrigos en septiembre, cuando el frío no llega a hasta finales de noviembre, lo que provoca que las ventas se resientan. De ahí que 2019 debe ser el año en el que tanto fabricantes como los grandes productores de moda de nuestro país den el paso para adaptarse a las nuevas circunstancias climáticas por el bien de la industria.

  • Procesos de fabricación y distribución más rápidos

La inmediatez que ofrece Internet a la hora de adquirir un producto ha hecho efecto en la manera de consumir de los clientes. Y hoy en día, la inmediatez prima por encima de otros muchos aspectos. Si hay algo que se vuelve tendencia, el cliente quiere adquirirlo cuanto antes, por lo que las tiendas deben estar preparadas y tenerlo disponible en todos sus establecimientos. Esto provoca que las tiendas de ropa apoyadas por los fabricantes y los distribuidores tengan que ir un paso por delante y estar prevenidos. De modo que si la temperatura cambia de un día para otro, las tiendas deben rápidamente adaptarse y, para ello, necesitan que toda la industria acelere los procesos.

  • Productos más resistentes con materiales más resistentes

La revolución tecnológica también ha llegado al sector textil, y quizá esta es una de las revoluciones más importantes a las que se enfrentará la industria desde la introducción de la máquina de vapor. En este caso, la aplicación de las nuevas tecnologías va encaminada a acelerar todos los procesos y alcanzar una producción más sostenible, que reduzca los impactos en el medioambiente. Para ello, el sector debe esforzarse por ofrecer productos de buena calidad, duraderos en el tiempo y ayudar a frenar la superproducción. Y junto a todo ello, otro de los grandes retos es el de educar al cliente en consumir menos pero mejor, comprando productos de mayor calidad.

  • Alcanzar la omnicanalidad

La omnicanalidad es la integración de todos los canales existentes en el mercado, de manera que cuando un cliente inicie un proceso de comunicación por una vía pueda continuarla por otra. Por ello, es fundamental que la venta online esté totalmente integrada con la venta física. Así, poner al servicio del cliente todas las alternativas de compra tiene que ser uno de los principales objetivos del sector en 2019, por lo que las compañías deben estar preparadas para adaptar sus procesos y estructuras a las nuevas vías de consumo.

Por todo ello, y pese a que 2019 se presenta como un año de grandes desafíos para el sector, confiamos en que tanto fabricantes, como distribuidores y puntos de venta estamos preparados para hacer frente a estos retos y mantener el ritmo de crecimiento positivo de los últimos años. Vivimos un momento histórico y muy emocionante en el que no sólo hemos de ser testigos sino protagonistas de la que ya se entiende como la “Tercera Revolución Industrial”. Las oportunidades que ofrece esta nueva era son infinitas y el futuro de esta industria tan importante para nuestro país es igualmente prometedor.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *