Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

Aspectos fundamentales para proteger la reputación online

Por   /   23 diciembre, 2015  /   Sin Comentarios

Por Legálitas, firma de prestación de servicios de asistencia jurídica.

 

En Internet ya se está hablando de ti. Toda la información que existe en torno a algo o alguien en la Web es lo que se conoce como reputación online. Y conocerla y gestionarla resulta cada vez más importante.

Y es que cada vez más, aunque sea de manera inconsciente, compartimos nuestra vida en la Red sin darnos cuenta de las consecuencias que ello puede tener en nuestra vida personal y laboral. E incluso no solamente eso, sino que, en ocasiones, son otros quienes publican información, contenidos o datos sobre nosotros mismos.

La reputación online de las personas.

Como consecuencia de ello, nuestra reputación puede sufrir graves consecuencias difícilmente reparables. Por eso resulta tan importante conocerla y gestionarla. Y en esa línea, conviene recordar cuáles son los aspectos fundamentales a tener especialmente en cuenta, ya sea a nivel particular o como empresa, para proteger tu reputación online, y que son los siguientes.

1. Cuidado con las fotografías que subes (o que otros suben) a las redes sociales.

Imagen online, de PixabayEs muy importante ser consciente de que, en el momento en que cualquier persona sube una fotografía a Internet, pierde el verdadero control sobre ella, pudiendo llegar a terceros que realicen un uso ilegítimo de ella. Desde un punto de vista práctico es muy sencillo que cualquiera, en contra de nuestra voluntad, publique en otro lugar una fotografía o un contenido publicado previamente por nosotros en una red social. Pero es que, además, es importante recordar que cuando el usuario publica un contenido en una red social cede unos derechos a esa red social y quizás también a los usuarios de la misma, que es preciso conocer, ya que podremos encontrarnos con la ingrata sorpresa de que esos contenidos sean explotados por terceros de manera legítima.

2. Cuidado con los datos que proporcionas a páginas web.

Antes de rellenar formularios en cualquier página web a la que estás facilitando todo tipo datos personales, es recomendable leer el aviso de privacidad o las condiciones de uso de dicha página. Con eso sabrás qué harán con tus datos y donde irán a parar. Recuerda también que muchas de esas webs te permiten gestionar tu nivel de privacidad, lo que te evitará pasar por situaciones desagradables.

3. Cuidado con los perfiles que crees en la Red.

Cuando crees un perfil en una red social o en una página web, recuerda que, salvo que lo configures de otra manera, estarás creando el perfil que verán el resto de usuarios, por lo que, si no quieres que te identifiquen tan fácilmente, trata de no poner todos tus datos personales (por ejemplo, utiliza sólo tu primer apellido o utiliza siglas). Debes ser consciente de que, en muchas ocasiones, esos perfiles son públicos y son indexados por los buscadores de Internet, por lo que, trata siempre de configurar tu privacidad de forma que te sientas cómodo con lo que muestras al resto de usuarios de la Red. En muchas ocasiones, la prudencia y el sentido común son los mejores compañeros de viaje en la Web.

4. Cuidado con las imágenes que compartes a través de Internet.

Recuerda que todas las fotografías que envías a otros usuarios pueden ser utilizadas con fines malintencionados; por ello, intenta ser prudente con las imágenes que envías y a quién se las envías, puesto que vas a perder el control sobre ellas. A veces, esas fotografías pueden ser incluso captadas de manera ilícita por terceros debido a brechas de seguridad en las aplicaciones que utilizamos, o porque alguien accede a nuestros dispositivos sin nuestro consentimiento. Extrema las medidas de seguridad.

5. Cuidado con lo que escribes; tu perfil dice mucho de ti.

No olvides que todo lo que escribes en la Red se queda en la Red. Tu “huella digital” la forma todo lo que has publicado, comentado o compartido en ella; y también lo que los demás dicen o han compartido de ti. Así que recuerda que, cuando usas una red social, la misma se convierte finalmente en tu carta de presentación en Internet, por lo que es importante cuidar lo que dices y cómo lo dices. Usa las redes sociales con contenido, información y materiales audiovisuales que no te generen un problema cuando la gente busque información sobre ti.

La reputación online de las empresas.

Puede ser difícil lograr el prestigio de una empresa; sin embargo, es muy sencillo que las opiniones de los usuarios y clientes le afecten negativamente. Y en ese sentido, una mala gestión de la imagen de marca en Internet puede tener efectos fatales para tu negocio.

Por eso resulta tan importante conocer y gestionar la reputación online de la empresa. Sencillamente, se trata de tener conocimiento de la información que se genera sobre ella en la Red, hacer un seguimiento constante y controlar este contenido que afecta directamente al negocio.

Así que, si tienes un negocio, debes prestar atención a lo siguiente.

1. Ten presencia en las redes sociales.

Lo mejor para que cuides la imagen de tu marca, y la puedas preservar, es que crees tus propios canales en redes sociales. Ellos serán la fuente oficial para los usuarios a la hora de informarse o de presentar sus quejas, comentarios o sugerencias, de manera que seas tú quien pueda dar respuesta inmediata a los mismos.

2. Interactúa con tus seguidores.

Es muy importante que des respuesta a los comentarios y preguntas de tus seguidores de manera rápida y siempre en un tono educado y cercano. Además, no debes centrarte sólo en responder a los comentarios negativos, sino también en agradecer todos los buenos y positivos.

3. Escucha activa.

Escucha y monitoriza a través de herramientas especializadas las conversaciones sobre tu marca para poder extraer corrientes de opinión sobre tus productos y tus contenidos, para poder definir la estrategia de venta de nuevos productos y lanzamientos. Genera relaciones en las redes con personas que se consideran influyentes, para que puedan generar prescripción de tu marca.

4. Posicionamiento.

Genera una buena estrategia de marketing de contenidos para posicionar tus productos en buscadores como Google y que las opiniones positivas de tus productos o tus servicios aparezcan en las primeras posiciones. Incuso aunque tu negocio no sea digital, tus usuarios y clientes hablarán de ti en la Red.

5. ¿Qué hacer si alguien usa en una red social una marca que es mía y da lugar a confusión?

Si alguien usa tu marca sin tu consentimiento, puedes intentar contactar con la persona que está utilizandola para que deje de hacerlo; pero si esto no funciona, entonces tendrás que ponerte en manos de profesionales que te podrán asesorar correctamente estudiando tu caso.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *