Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Empresas/ Negocios  >  Artículo actual

Guía para un buen uso de la redes sociales en la empresa (*)

Por   /   8 mayo, 2015  /   Sin Comentarios

Por Aedipe Centro, Asociación de prestación de servicios en recursos humanos.

 

¿Conocen las empresas qué información existe en las redes sobre ellas y cómo pueden utilizarla? ¿Tienen identificadas las fuentes de procedencia y cuentan con autorización para su uso? ¿Dónde está el límite entre la libertad de expresión individual y la conducta sancionable?

Redes sociales en el trabajo, de Free DownloadLa función de RRHH debe abordar sin más demora nuevas responsabilidades en su ámbito de competencias para atender los cambios que se están produciendo por las nuevas dinámicas de trabajo y relación generadas por Internet y las tecnologías de acceso y movilidad.

En ese sentido, es aconsejable seguir las siente doce recomendaciones:

1.- Defina una política de redes sociales interna clara y un código de buenas prácticas que permitan la prevención de problemas vía regulación interna. El uso de las redes sociales por parte de los empleados deber ser abordado en una política empresarial.

2.- Establezca controles de cumplimiento de esa política y consecuencias de incumplimiento.

3.- Asegúrese de dejar claro a los usuarios las reglas de uso de la red, qué está fomentado y qué es sancionable.

4.- Diferencie dos planos en esa política: el uso de las redes en y para el trabajo y el uso extralaboral de las mismas. En el primero es necesario establecer claramente los usos permitidos y los sancionables.

5.- Cuente con asesoramiento legal para que la política se ajuste a la normativa actual y a las decisiones de nuestros tribunales.

6.- En los primeros momentos, cuente con un experto que solvente dudas, modere debates y fomente el buen uso.

7.- Empiece proporcionando una red social a las personas que usan en su vida privada redes, o en cualquier caso siempre a nativos digitales.

8.- El reto no es el cambio de la tecnología; es el cambio del proceso y de la cultura.

9.- Implante y dinamice un entorno colaborativo, aprovechando los beneficios de las redes sociales corporativas dirigidas a empleados. Para ello, la clave está en:

a) Seleccionar y adaptar funcionalidades de colaboración para colectivos concretos, orientándolas hacia objetivos de negocio y desarrollo profesional, a la vez que se trabaja intensamente para dinamizar e incentivar dicha colaboración mediante la realización de pruebas piloto y el soporte de voluntarios que actúen como agentes de cambio y creen hábitos de uso en sus círculos de influencia. Adicionalmente, resulta de gran ayuda contar al comienzo con modelos de reconocimiento y recompensa.

b) Utilizar tecnología accesible (que permita la movilidad), intuitiva e integradora.

c) Impulsar la autogestión.

d) Apoyar la dinamización, pues un entorno colaborativo no funciona sólo.

10.- Es responsabilidad de RRHH el fomento del autodesarrollo profesional en la red y el apoyo a la estrategia de marketing on-line de la organización.

En ese sentido, respecto al autodesarrollo profesional, es preciso asesorar en la navegación eficiente a los “inmigrantes digitales” e introducir el concepto de “mapa digital”, en el que cada empleado tenga las coordenadas que más le interesan para su propio desarrollo en los contextos más adecuados: blogosfera, redes profesionales, formación on-line gratuita y páginas de divulgación de conocimientos y habilidades (Wikipedia, Slideshare, Youtube, etc.). Y considerar, por otra parte, que el apoyo a la estrategia promocional on-line de la imagen corporativa, así como de los productos y servicios de la empresa, pasa por organizar equipos de empleados con “vocación digital” que realicen, de forma coordinada y supervisada, labores complementarias a las que efectúa el área de social media marketing. En concreto: escuchar e informar sobre tendencias, vivir la experiencia de cliente, defender la imagen de marca, proponer y desarrollar ideas para la mejora del negocio en la red y gestionar la presencia espontánea de comunidades de empleados en Internet.

11.- La red no debe ser otra herramienta más; es imprescindible que aglutine los flujos de información relevantes que puedan estar en otros canales.

12.- No deje que la tecnología apague la magia del contacto personal.

——————————————————————————————————————————————————————–

(*) Recomendaciones recopiladas durante la jornada “Redes Sociales: el poder de la conectividad”, organizada por Aedipe Centro y Manpowergroup en octubre de 2013.

Imagen cortesía de nokhoog_buchachon / FreeDigitalPhotos.net

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *