Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Artículo actual

Blindaje de las cuentas en redes sociales

Por   /   8 noviembre, 2018  /   Sin Comentarios

Por Trend Micro, multinacional especializada en soluciones de ciberseguridad.

 

Las plataformas de redes sociales más populares tienen miles de millones de usuarios, cifra que sigue aumentando cada año. Los gigantes de Internet (Facebook, YouTube o Instagram, entre otros) han ido en cualquier caso más allá de su propósito inicial de compartir, entretener y comunicar. Ahora, las empresas los ven como herramientas publicitarias válidas y los usuarios compiten por compartir contenido. Pero esto va más allá: otras aplicaciones están usando las principales cuentas de redes sociales para verificar la identidad del usuario, que se puede registrar en diferentes aplicaciones y juegos simplemente utilizando precisamente su cuenta de Facebook o Twitter. Seguridad en redes sociales, de PixabayAl mismo tiempo y de forma rutinaria, las organizaciones vigilan a los empleados a través de las redes sociales, utilizando esta herramienta como un modo de verificación.

De esta manera, lo cierto es que el aspecto multiusos de las plataformas de redes sociales las convierte en herramientas valiosas, ya que las personas les dedican un promedio de 116 minutos cada día, según un estudio reciente. Por eso, y debido a que son plataformas tan ubicuas y están vinculadas a un número cada vez mayor de aplicaciones en teléfonos y otros dispositivos, es aún más necesario protegerlas.

¿Qué pueden hacer los hackers con una cuenta comprometida?

  • La información personal es una mina de oro: las cuentas de redes sociales pueden conducir a cuentas de compras o incluso facilitar información bancaria.
  • Obtener acceso a las redes corporativas: los hackers podrían comprometer las redes de las empresas si sus redes sociales están vinculadas al correo electrónico de trabajo.
  • Robar la identidad: una cuenta se puede utilizar para registrarse en otro sitio.
  • Ciberchantaje: en casos extremos, los hackers pueden usar información confidencial para chantajear a la víctima.

Frente a todo ello, algunas de las mejores prácticas para la gestión de las redes sociales tanto para usuarios como para empresas pueden ser las siguientes.

  • 1- Asegurando las cuentas personales de redes sociales

Las plataformas de social media tienen funciones de seguridad que se deben aprovechar. Al respecto, algunos consejos para mantener las cuentas seguras consisten en:

a) Cerrar las cuentas que no se están usando. Las cuentas olvidadas de las redes sociales pueden verse comprometidas sin que esto haya sido detectado. Los hackers pueden aprovechar esto y acceder a otras cuentas vinculadas, como el correo electrónico.

b) Verificar qué apps están conectadas a las redes sociales. ¿Usas Facebook o Google para iniciar sesión en otras aplicaciones? Valora si este tipo de acceso es necesario.

c) Utilizar correctamente la contraseña para conseguir una buena seguridad. Es importante usar contraseñas diferentes para las cuentas de redes sociales, y también hay que asegurarse de que cada contraseña sea compleja e inusual. La habilitación de la autenticación de dos factores (2FA) para todas las cuentas puede evitar que personas no autorizadas accedan a éstas.

d) Mantener las aplicaciones móviles actualizadas. Hay que asegurarse de tener la última versión de la plataforma que se está utilizando. Los parches de seguridad protegen de las nuevas amenazas.

e) Utilizar un correo electrónico único para las cuentas de redes sociales. Si es posible, es importante crear un correo electrónico nuevo específico para las cuentas de las redes sociales, de modo que, si están comprometidas, los hackers no tengan acceso a ninguna información valiosa.

  • 2- Asegurar las cuentas corporativas

Las redes sociales también se utilizan como tarjeta de presentación de las empresas o incluso de los empresarios, que las emplean como una herramienta de publicidad o una vía para establecer su marca. A veces, los hackers se apoderan de las redes sociales de una empresa para promocionar su propia marca, ganar seguidores o incluso difundir un mensaje específico. Esta forma de “hacktivismo” es un problema frecuente, especialmente con las cuentas de Twitter.

Por ello, las pautas a fin de mantener seguras las cuentas de redes sociales corporativas pasan por:

– Supervisar las redes sociales con regularidad: es importante estar atento a lo que sucede en todas las plataformas de redes sociales.

– Limitar el acceso solo a las personas necesarias, pues eso facilita el control de las publicaciones y evita cualquier sabotaje deliberado.

– Separar lo personal de lo profesional: hay que evitar publicar accidentalmente algo personal en una cuenta corporativa.

– Auditar qué herramientas tienen acceso a las cuentas: es necesario regular las herramientas que ayudan a gestionar las cuentas, ya que pueden ser vulnerables a los ataques.

– Hay que tener en cuenta las últimas soluciones de seguridad: algunas plataformas podrían estar alejándose de las contraseñas, o pueden estar implementando una nueva función de seguridad que sea interesante activar.

– Tomar una serie de medidas y buenas prácticas encaminadas a mejorar la seguridad de las contraseñas e implementar políticas estrictas sobre parches y actualizaciones.

  • 3- Protegerse de noticias falsas y la desinformación

Uno de los mayores problemas al que se enfrentan las plataformas de medios sociales es su papel en la distribución de noticias falsas. Algunas plataformas ya han comenzado a abordar el problema y están trabajando para detenerlo, pero hay muchas formas de usar las redes sociales para difundir noticias falsas. En ese sentido, es preciso reseñar que: la ciberpropaganda ha existido durante años, pero las plataformas de social media 24/7 permitieron a los hackers oportunistas manipular la percepción pública de manera rápida y eficiente; los “bots” de Twitter lanzan historias falsas en campañas que son lo suficientemente grandes como para influir en la opinión pública; las historias falsas en Facebook están diseñadas para multiplicar los “me gusta” y difundir noticias, mientras que las plataformas en otros países también despliegan tácticas similares en otros países.

La realidad es que las noticias se crean fácilmente, pero son difíciles de verificar. Y así, y debido a que las propias plataformas están teniendo dificultades para gestionar las noticias falsas, los usuarios se convierten en la primera línea de defensa. De manera que hay que evitar ser una víctima de noticias falsas y trabajar para dejar de difundir desinformación. En ese sentido, lo primero consiste en reconocer las noticias falsas, para lo que es preciso tener en cuenta: el uso de titulares hiperbólicos y “clickbait”; los sitios web falsos que imitan sitios legítimos; los errores de ortografía, de gramática y un sitio web poco profesional; las imágenes adulteradas, y la falta de autor, fuentes y datos.

A la vez, a la hora de verificar si una historia es real, los recomendable es: comprobar la historia en otros medios de comunicación con buena reputación; verificar las fuentes del artículo y mirar los enlaces cuidadosamente (asegurarse de que procedan de sitios legítimos); investigar al autor, el momento y el lugar de publicación; verificar si los que comentan la historia son personas reales o simplemente “bots” (¿Son mensajes literales de otra persona? ¿Es información detallada o simplemente un mensaje genérico?); leer noticias de una gama más amplia de títulos (a veces, las publicaciones similares comparten historias, es importante consultar fuera de las fuentes habituales).

No obstante, y al margen de todas las mencionadas medidas, la verdad es que siempre existe la posibilidad de que un hacker pueda comprometer una cuenta, incluso después de seguir las mejores prácticas. Por eso es importante asegurar las cuentas de las redes sociales con una protección integral y multicapa. Y las soluciones de seguridad eficaces e integrales pueden ayudar a disfrutar de la vida digital de forma segura.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *