Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Empresas/ Negocios  >  Artículo actual

Razones para no hacer “oídos sordos” a las redes sociales

Por   /   2 julio, 2014  /   Sin Comentarios

Por Ibai Martín, Consultor y Director de Proyectos Digitales de Medialuna, firma especializada en comunicación y relaciones públicas para empresas.

 

escuchar a las redes sociales, de Free DownloadEn España más de ocho de cada diez internautas usan a diario los “social media”, y todo indica que seguirá creciendo en años venideros. Y en ese sentido, la continua interacción de personas en Facebook, Twitter o Google+ es una fuente de información valiosa para las compañías curiosas, que desean conocer qué se dice de ellas en Internet. Empresa, si todavía albergas dudas, aquí encontrarás seis argumentos por los que deberías comenzar la escucha en la Red.

 Descubre las percepciones de tus potenciales clientes. Analizar qué se dice en la Web permite comprender qué piensan realmente los consumidores de un producto o servicio de forma rápida. Las redes sociales están llenas de opiniones de personas deseosas de compartir sus experiencias. Conocer en qué se está fallando o cuáles son los aciertos de un nuevo producto o servicio permite corregir errores y fomentar fortalezas.

 Conoce el sector y la competencia. No todo el mundo va a hablar de ti o de tus marcas, pero sí es probable que mencionen a la competencia o al sector en el que te desarrollas. Conocer no solo lo que dicen, sino también lo que opinan de tu entorno, es capital para entender a tu público objetivo.

 Identifica  a aquellos que influyen en tus consumidores. Cada vez más personas deciden sus compras en la Red y son influidas por los comentarios que allí se vierten. Seis de cada diez españoles compran por recomendación de un usuario con gustos similares o amigos en Internet. Hoy, los foros y los comentarios de los líderes de opinión en redes sociales son tan o más influyentes que la publicidad tradicional.

 Anticípate a posibles crisis de reputación. Conocer qué críticas o acusaciones (aunque sean infundadas) recibe tu compañía o marca permite prevenir crisis de imagen. Es más fácil prepararse ante un conflicto si se detecta a tiempo el origen por donde fluye y se alimenta la polémica. Internet suele ser el foco inicial en el que se fraguan las opiniones más espontáneas y abundantes.

 Aprende de las crisis de otros. Aunque desees mantener una actitud prudente, poco activa, puedes ganar experiencia con las enseñanzas de tus vecinos. La observación y el análisis dan claves para gestionar con eficacia situaciones complejas: ¿Cómo actuó la competencia? ¿Cuál fue la respuesta empresarial ante aquella crisis de imagen? La Red puede ser una valiosa maestra si se le presta atención.

 Admite la realidad: aunque no quieras, estás en la Red. Que no tengas perfiles profesionales abiertos en redes sociales no significa que nadie te mencione. Es una ley básica: unos hablan de otros, aunque éstos no participen de la conversación. No ser activo en una red social lo único que asegura es no tener la oportunidad de agradecer, defender o contradecir comentarios que realicen los usuarios a través de ese medio.

Imagen cortesía de SOMMAI / FreeDigitalPhotos.net

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *