Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

Insultos o amenazas en redes sociales

Por   /   23 octubre, 2017  /   Sin Comentarios

Por Abogados Portaley, Plataforma de abogados especializada en servicios de asesoría jurídica integral, propiedad intelectual, protección de datos, delitos y estafas, phising o comercio electrónico.

 

Las redes sociales son utilizadas para comunicarse, compartir, difundir e interactuar. Sin embargo, a veces, esos canales de comunicación se tornan en un medio para proferir insultos, amenazas o llevar a cabo conductas de acoso. Delitos en redes sociales, de PixabayDe hecho, han aumentado el número de denuncias por amenazas en plataformas como Facebook o Twitter. Pero ¿cuándo acaba la libertad de expresión y empiezan los delitos por amenazas?

Lo cierto es que en general se suele considerar que existe impunidad ante este tipo de actuaciones, debido a que, normalmente, el individuo que los infiere utiliza un pseudónimo, avatar o “nick”. Sin embargo, es posible identificar a la persona que hay detrás de los hechos. Y en esa línea existen una serie de consideraciones, tanto de comportamiento como de prevención, a tener en cuenta si se ha sido víctima de un comportamiento de este tipo.

  • ¿Insulto o crítica?

En temas como la política o los deportes las respuestas de otros usuarios suelen ser bruscas y es sencillo malinterpretar lo que otros nos están diciendo: por el hecho de que alguien tenga una opinión diferente no se debe tomar su reacción como un insulto o una falta de respeto. En cualquier caso, se hace necesario expresar las opiniones sin vulnerar los derechos de terceros; y de igual modo, expresar opiniones en sentido distinto a lo que opine otra persona no conlleva, necesariamente, una crítica malintencionada, una injuria o una calumnia, sino que puede ser fruto de la experiencia propia vivida y sobre la que desea manifestar su opinión.

  • Cortar todo tipo de comunicación

Eso sí, si se ha detectado un insulto, conviene cortar toda comunicación con esa persona. Si discutes, lo único que conseguirás es agravar el problema; y desde luego no respondas nunca con otros insultos.

  • Adquirir pruebas

Además, en caso de insulto o amenaza, y al margen de cortar la comunicación, lo inmediato que hay que hacer es recopilar las pruebas de los hechos. Valen capturas de pantalla o fotografías de las amenazas o insultos, aunque lo más aconsejable es levantar acta notarial de los contenidos, pues servirán para fundamentar los hechos ante un tribunal y también facilitarán la identificación del autor o autores.

  • Denunciar la situación ante los responsables de la red social

Las plataformas como Facebook, Twitter, etc., ponen a disposición del usuario mecanismos para denunciar situaciones en caso de haber sido víctima de injurias, calumnias o acoso. Así que hay que ponerlo en conocimiento de la red social en cuestión, denunciando los hechos, para que tomen las medidas correspondientes (es posible remitir las pruebas gráficas a través de unos mecanismos especialmente diseñados para estas denuncias).

  • Iniciar acciones legales

No obstante, si se trata de un hecho que daña tu intimidad, imagen o tu honor, no te limites a pedir a la red social que elimine el material, sino que inicia acciones legales presentando una demanda ante los tribunales.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *