Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Dirección/ Liderazgo  >  Artículo actual

Evolución y perspectivas de los Recursos Humanos en la “Era Digital”

Por   /   5 mayo, 2015  /   Sin Comentarios

Carlos de Benito, de LIDLearningPor Carlos de Benito, Director del Máster de Dirección de RR.HH. en la Era Digital de la firma de formación empresarial online LIDlearning y de Interlaboris, compañía especializada en gestión de empresas, relaciones laborales y comunicación corporativa, bajo el sello del centro universitario La Salle.

 

Venimos de un período en el que las Direcciones de RR.HH, con carácter general, han tenido que focalizar su actuación en la gestión de gastos de personal. Las dificultades económicas que la crisis ha traído a la mayoría de las empresas (singularmente en ventas y financiación), unidas a las mayores posibilidades que la reforma laboral ofreció para el ajuste de salarios y tiempo de trabajo y para la suspensión y extinción de contratos, han mantenido la atención de las direcciones de RR.HH. muy focalizada en los ámbitos de gestión presupuestaria y jurídico laboral. Digamos que la RR.HH. ha aportado valor a la empresa a corto plazo, promoviendo el aumento de productividad por la vía del recorte del denominador (el gasto), lo que se explica por la efectividad casi inmediata en la cuenta de resultados de las medidas que se adoptan en este campo (obviamente si se realizan con la corrección técnica debida).

Ahora bien; llegado un nuevo escenario, cuando ya no quedan apenas bolsas de ineficiencia que reducir, ¿cómo aporta valor RR.HH. a la empresa? Ahora, la productividad ha de crecer por la vía de aumentar el numerador (las ventas) y ahora es cuando verdaderamente la función de RR.HH. “se la juega”.

No obstante, contribuir al crecimiento de la empresa desde la función de RR.HH. requiere básicamente cuatro requisitos fundamentales:

• Un buen conocimiento del marco jurídico laboral, de “las reglas de juego” en el ámbito del trabajo.

• Un importante conocimiento del negocio y sector donde la empresa opera.

• Un excelente conocimiento de las claves antropológicas y éticas de la dirección de personas y equipos, lo que sin duda exige un previo y profundo conocimiento del ser humano y constituye –no lo olvidemos- el punto fuerte de la función.

• La visión e inteligencia suficiente para conectar operativamente, en clave organizativa, los cuatro puntos anteriores.

Lo cierto es que RR.HH. sigue teniendo como fin primordial proveer y optimizar la aportación humana que la empresa necesita, pero hoy día lo que la empresa requiere está cambiando sustancialmente y el papel de RR.HH. precisa adaptarse a las nuevas demandas que la empresa plantea fruto de los nuevos retos a los que se enfrenta en la “Era Digital”.

Por otra parte, la “Era Digital” no afecta sólo a las empresas llamadas digitales o tecnológicas. Es cierto que éstas pueden ser la “punta de lanza”, pero no habrá empresa en el futuro que no se vea afectada por este “tsunami”.

Así que el reto es doble: 

1.- Contar con equipos motivados y productivos viviendo en la incertidumbre, y RR.HH. ha de ser capaz de generar las actitudes que lleven a aceptar y positivizar esta nueva realidad. La capacidad de adaptación ahora es la capacidad de vivir en adaptación permanente. La “adaptación” ha pasado, de ser un proceso o una competencia, a ser un estado, un “vivir adaptado”, un hacer de la adaptación la “zona de confort”. De ahí que áreas como neurociencia, gamificación y “mindfulness” hayan tenido tanto desarrollo en los últimos tiempos.

2.- Comprender y hacer comprender las claves del negocio en la “Era Digital”, conceptos, instrumentos y lenguaje.

El cambio que estamos viviendo (y que viviremos en los próximos años, porque esto no ha hecho más que empezar) va más allá de la evolución previsible en toda sociedad, incluso considerando los parámetros de “cambio acelerado” que nos acompañan desde hace dos décadas. La tecnología digital, que comenzó cambiando los sistemas de comunicación e información, ha revolucionado los mercados, las barreras de entrada, los productos, las formas de relación entre productores y clientes, ha transformado el proceso mismo de creación de empresas y la forma en la que estas operan.

Perspectivas de recursos humanos, de PixabayEs lógico que este proceso concluya en una transformación del concepto mismo de trabajo; de ahí que muchas profesiones desaparezcan y se creen otras nuevas, y que las competencias que se requiere de los trabajadores sean distintas, tanto las específicas de cada puesto como las transversales.

Las recetas clásicas no servirán para hacer frente a las nuevas necesidades y RR.HH. tiene un reto excepcional para adaptarse y facilitar el cambio ineludible. Es más fácil (y más prudente) hacer frente a este gran reto con apoyos. Ha llegado el momento de formarse y de utilizar al máximo el “networking” profesional. Para ello, hay que reciclarse, ponerse al día, ampliar contactos y desarrollar relaciones de valor.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *