Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Conciliación  >  Artículo actual

Invertir en bienestar laboral, la mejor herramienta de las empresas para combatir la crisis

Por   /   10 junio, 2013  /   Sin Comentarios

Por Josep Sauret, Director General de Grupo Geseme, firma especializada en servicios de prevención de riesgos laborales

En el actual entorno generalizado de crisis, uno de los principales retos para las empresas es sin lugar a dudas aumentar el nivel de productividad de sus empleados. La incertidumbre, la desmotivación, el pesimismo generalizado y el estrés afectan a muchos trabajadores, y eso acaba repercutiendo desfavorablemente en los niveles de productividad de la empresa.

Riesgos laborales, de GesemeDiferentes estudios demuestran que las empresas son más productivas cuando se llevan a cabo planes de seguridad y salud laboral destinados a controlar y asegurar el bienestar y la motivación de los empleados. Y en ese sentido es recomendable prestar una especial atención a la salud psicológica de los empleados. No hay que olvidar que las empresas que implementan políticas de prevención de riesgos psicosociales y que consiguen mantener a su equipo humano con unos bajos niveles de estrés no sólo aumentan la productividad y rentabilidad, sino que además mejoraran la imagen y el posicionamiento de la empresa, siendo mucho más fuertes ante sus competidores.

La crisis afecta, de modo directo o indirecto, a la mayoría de trabajadores. Y les afecta tanto económicamente como psicológicamente, por lo que el empresario debe contrarrestar más que nunca esta situación. Apostar por la implementación de acciones destinadas a conocer mejor el estado de bienestar de los trabajadores y promover un ambiente de trabajo saludable que maximice el rendimiento y consiga una alta motivación de los empleados es una de las apuestas más rentables que pueden llevar a cabo hoy en día las empresas, con independencia de su tamaño o sector.

En ese objetivo, uno de los factores a tener especialmente en cuenta es que, con la crisis actual, muchos empleados solicitan menos bajas laborales de corta duración, entre otros razones, por miedo a perder el empleo; y lo que podría ser un dato favorable para el empresario acaba siendo desfavorable, ya que el hecho de que no ocurran bajas laborales no siempre significa que exista una ausencia de la enfermedad, en especial cuando se trata trastornos mentales (estrés, ansiedad, depresión, etc.). Por ello, es importante conocer en todo momento la salud psicológica de los trabajadores, ya que las consecuencias negativas de la salud psicosocial de un empleado no sólo alcanzan a la persona sino también al resto de la organización y al clima laboral de la empresa en general, creando empresas «enfermas» y afectando de forma directa en la cantidad y calidad del trabajo.

Conseguir una buena comunicación entre directivos y empleados, conocer los objetivos y motivaciones de cada empleado, vincular los objetivos de los empleados a los de la organización, detectar y anticiparse a conflictos o situaciones que afecten al rendimiento y bienestar de los trabajadores son sólo algunos ejemplos de los aspectos que se tienen en cuenta en una evaluación de riesgos psicosociales.

El empresario que entienda la prevención de riesgos en un sentido amplio y más allá de la obligación de cumplir con la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales conseguirá un equilibrio entre las necesidades de sus empleados y las de la organización que repercutirá positivamente en la productividad de la empresa, traduciéndose esta productividad en casos concretos como un menor absentismo laboral, una mayor implicación y rendimiento de los empleados y asegurando una estructura equilibrada y fuerte que permita hacer frente a la crisis y a continuar trabajando por el crecimiento y desarrollo de la empresa.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *