Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Consumidores  >  Artículo actual

Marketing y reconocimiento facial

Por   /   28 octubre, 2019  /   Sin Comentarios

Por Daniel Borrego, Director General de Súmate, Agencia de consultoría y marketing online para los negocios.

 

La tecnología de reconocimiento facial tiene actualmente un uso limitado a solo determinados campos, como evitar el fraude en las identificaciones o ayudar a localizar o reconocer personas extraviadas, especialmente niños. Sin embargo, lo cierto es que encontrar en la Red una fotografía de alguien vinculada a un perfil con sus gustos e intereses es muy común hoy en día. Marketing dfigital personalizado, de PixabayY ¿cómo podría influir una hipotética combinación del reconocimiento facial con la publicidad en los motores de búsqueda?

La realidad es que podría suponer una gran ventaja para las empresas que nos dedicamos al marketing digital, ya que podríamos identificar a nuestros potenciales clientes y usuarios en Internet mientras navegan, y ofrecerles productos y servicios más acorde a sus preferencias. Eso sí, debemos ser conscientes de la necesidad de preservar el derecho de los internautas a la privacidad y al anonimato en la Web, y por lo tanto esta tecnología debe emplearse de manera responsable y siempre con el consentimiento consciente del usuario a los sitios que la empleen para ofrecerle servicios y experiencias personalizadas.

De esa manera, la tecnología ofrecería una serie de claras ventajas tanto para el consumidor como para el anunciante.

Así, para el consumidor, una de las mayores ventajas que supondría esta hipotética situación sería que no se bombardearía al usuario con anuncios que no son relevantes para él. Y es que, al buscar información a través de los motores de búsqueda, el usuario queda expuesto a publicidad que puede resultar irrelevante o, incluso, en algunos casos, molesta. En su lugar, el reconocimiento facial ayudaría a ofrecer al consumidor una oferta de servicios y productos a la carta, siempre y cuando lo hubiera autorizado a los sitios donde se presentaran esas ofertas comerciales.

Y en cuanto a las ventajas para el anunciante, es preciso destacar sobre todo que: la segmentación de la publicidad en Internet sería mejor y más eficiente; y también que se reducirían los costes (clics e impresiones) y aumentaría el RSI (retorno sobre la inversión), debido a que la publicidad iría dirigida a la persona real.

Al respecto, es preciso señalar que, aunque este tipo de marketing puede parecer lejano, la tecnología para desarrollarlo es ya prácticamente una realidad. Y en ese sentido hay que tener en cuenta que casi todos los dispositivos utilizados para acceder a información en Internet tienen una cámara incorporada por lo que, en lo referente a los requisitos técnicos, es factible.

No obstante, queda pendiente la voluntad del usuario de Internet. En cualquier caso, estamos en una fase de madurez digital donde las personas tienen menos recelos en compartir sus correos electrónicos, números de teléfono, fotos, gustos, ubicaciones, etc.; y si a esto le sumamos que el motor de búsqueda ofrece varios servicios gratis, es probable que los usuarios se acaben adhiriendo a esta nueva forma de marketing en Internet.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *