Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Empresas/ Negocios  >  Artículo actual

Digitalización de pymes: ¿Por dónde empezar?

Por   /   2 julio, 2020  /   Sin Comentarios

Por Isabel Pomar, CEO de Datisa, Firma especializada en soluciones de gestión empresarial para pymes.

 

Aunque es un hecho asumido que la digitalización acabará por imponerse, lo cierto es que la mayoría de nuestras pymes presentan aún niveles tecnológicos muy bajos.

Sí, las pequeñas y medianas empresas saben que las herramientas digitales les ayudarán a ser más eficientes y saben por tanto que hay que digitalizarse, pero la cuestión es que, una vez entendido este punto, no saben muy bien qué procesos deben digitalizar o qué pasos deben seguir para que el cambio sea lo más óptimo posible. Una meta que se alcanzará cuando las organizaciones logren optimizar al máximo la eficiencia de sus procesos, y el camino para lograrlo deberá hacerse acompañados, Digitaliación en pyme, de Datisainevitablemente, de la tecnología. Ahora bien, ¿saben las empresas por dónde empezar? o incluso, ¿qué pasos deben seguir para digitalizarse?

Lo primero que hay que tener en cuenta en el citado sentido es que el secreto estará en la comunicación y la integración del ERP con todo tipo de soluciones y canales, si bien lo cierto es que la digitalización es un campo aún por explorar en el que a las pymes les queda mucho camino por recorrer. Así, el primer paso, sin duda, es el reconocimiento de la necesidad e impulsar un profundo cambio de mentalidad, especialmente en aquellas organizaciones que, sin ser nativas digitales, compiten en un mercado tendente al abandono de lo analógico.

Y es que la mayor parte de los profesionales que trabajan en las pymes hoy en día pertenecen aún a una generación de inmigrantes digitales. Es cierto que los “millennial” vienen pisando fuerte, pero los puestos de responsabilidad todavía están ocupados por profesionales que se debaten entre la apuesta definitiva por lo digital (son los más visionarios y, por otra parte, los que menos abundan) y los que prefieren dar pequeños pasos sin salir de la zona de confort (los más conservadores) que, dicho sea de paso, ralentizan el paso hacia la transformación definitiva.

Por lo tanto, un primer paso esencial para abordar el cambio es, sin duda, la concienciación de que la siguiente etapa evolutiva implica la digitalización progresiva de los procesos y, con ello, el rediseño de nuevos modelos de negocio que primen la innovación, el servicio y la eficiencia, más que el ahorro de costes en sí mismo.

En cualquier caso, hay cuatro claras recomendaciones de cara a que una pyme se digitalizase y no morir en el intento:

  • 1. Mentalización. Hay que concienciarse de que la digitalización es el futuro.
  • 2. Establecimiento de una estrategia y dibujo de una “hoja de ruta” con puntos de partida y metas bien definidas. En ella hay que determinar cuáles son los hitos más importantes y establecer plazos de cumplimiento.
  • 3. Definición de las áreas y procesos que deberán ser los primeros en abordar la transformación digital. Si bien cada organización deberá tener su propio modelo de digitalización y su propia estrategia, un buen principio podría ser cambiar los procesos básicos que tienen que ver con la facturación, compras y ventas, áreas financieras, etc. En este campo, los sistemas ERP deberán aportar un plus de capacidad integradora y facilitar el intercambio de información proveniente de cualquier canal y/o aplicativo.
  • 4. Los procesos comerciales más complejos y los relacionados con la producción, en caso de que existan, podrían ser los siguientes en la lista.

No obstante, siempre hay que tener presente que cualquier proceso de digitalización debe dotarse de los recursos humanos, económicos y técnicos necesarios. Y en las pymes, la ventaja adicional es la flexibilidad, y su desventaja, la falta de tiempo, más incluso que la de presupuesto.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *