Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Empresas/ Negocios  >  Artículo actual

Campañas de pago por “clic” al alcance de las pymes

Por   /   10 octubre, 2014  /   1 Comentario

Ángel San Martín, de QDQPor Ángel San Martín, Director Comercial del Grupo QDQ Media Firma especializada en soluciones digitales para negocios.

 

Uno de los avances más importantes que ha traído consigo el entorno digital, y en concreto las nuevas técnicas de marketing online, ha sido acercar las campañas publicitarias a todo tipo de empresas, tanto grandes como pequeñas. Gracias a Internet, también las pymes pueden anunciarse ya en los buscadores y pagar solo por los resultados conseguidos.

Las campañas de PPC (pago por “clic”) se engloban dentro del conocido “performance marketing”, que comprende aquellas acciones de marketing digital por las que se paga solamente por lo que se consigue, es decir, visitas a un “site” para intentar que dichos visitantes conviertan a clientes, a suscriptores de una newsletter, o que pidan información dejando sus datos en un formulario. Así, cualquier empresa, o incluso un “freelance”, que ofrezca servicios o productos por Internet, y disponga de una página web, puede diseñar sus anuncios de acuerdo a una serie de palabras claves o “keywords” y pujar en Google Adwords, la plataforma más común para crear estos anuncios y que aparezcan según las búsquedas en Google.

Sin embargo, con el crecimiento de determinadas redes sociales como Twitter o Facebook, estas campañas de pago por “clic” ya pueden también llevarse a cabo en estas redes sociales y complementar así la estrategia en Google. En todas ellas (Twitter, Facebook, Google o Bing), lo importante en un primer lugar es elegir correctamente las palabras claves relacionadas con el nicho de mercado, y conocer a quién va dirigido el anuncio en sí. Como en cualquier acción de marketing, es imprescindible tener claros los objetivos que se quieren alcanzar mediante una campaña de pago por “clic”.

Cómo diseñar una campaña de PPC

Pongamos como ejemplo que un autónomo –llamémosle Juan- que se dedica a realizar reformas a particulares en León quiere invertir 1.000 euros en una campaña de PPC. Primero, Juan deberá plantearse cuáles son los objetivos que quiere conseguir con esta inversión, que pueden ser: a) ampliar la base de datos de posibles clientes; b) aumentar el reconocimiento de su marca en León y alrededores; c) conseguir directamente clientes.

En general, y llevados al negocio de cada uno, éstos suelen ser los objetivos básicos de una campaña de pago por “clic”, y aunque puede haber otros mucho más específicos, se recomienda que giren en torno a un acción clara como la de registrarse en un formulario de contacto, o hacer un pedido, reserva, etc.

Una vez establecidos los objetivos, habrá que decidir en qué plataforma se invertirán esos 1.000 euros, o si se harán campañas en diferentes soportes. En ese sentido, Google es el buscador por excelencia, con más de dos tercios del mercado global de las búsquedas mundiales; sin embargo, también se pueden hacer campañas de pago por “clic” para el buscador de Bing, aunque en España la mayor parte de los usuarios utilizan Google para hacer sus búsquedas por encima de Bing.

Juan decide así invertir 800 euros en Google Adwords para aumentar su base de datos de posibles clientes y 200 euros en Facebook Ads para mejorar el reconocimiento de su negocio a nivel local.

Marketing de resultados, de QDQ MediaEs preciso mencionar que tanto Juan como cualquier empresario deberían ponerse en manos de un especialista o una agencia de marketing digital que se encargue de hacer un rigoroso estudio de palabras claves y diseñe los anuncios para las campañas. Porque, independientemente de la plataforma elegida para las campañas, los anuncios tienen que ser llamativos y originales, con una clara llamada a la acción, y deben tener un “link” que lleve a una oferta concreta para que las visitas se conviertan en clientes, a un formulario de contacto, o a un formulario de registro. De esta forma, y gracias a estas campañas en las que solo pagará según los “clics” que vayan a suweb, Juan podrá analizar si recibe más visitas a su web, si dichas visitas están efectivamente realizando las acciones para las cuales se han diseñado los anuncios, y si estas visitas están segmentadas adecuadamente; es decir, a nivel local.

En el caso de detectarse que no sea así, en un par de días desde que se inició la campaña habría que rediseñar los anuncios e incluso jugar con las palabras claves para ver el resultado. El retorno de la inversión de las campañas de PPC que están bien diseñadas y sobre las que se hace un seguimiento diario para ver cómo funcionan suele ser positivo y, desde una inversión no muy alta, los resultados se pueden apreciar desde el principio.

Gracias a estas campañas de pago por “clic” las pymes y autónomos ya pueden aumentar su negocio y dar a conocer su marca en Internet.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

1 Comentario

  1. Muy buena entrevista, enhorabuena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *