Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

La prevención del fraude publicitario en Internet

Por   /   26 febrero, 2018  /   Sin Comentarios

Por Súmate, Agencia internacional de consultoría y marketing online.

 

El sector de la publicidad digital ha crecido y mejorado de manera sustancial durante la última década. Esto ha beneficiado en gran medida tanto a anunciantes como a editores y además ha ampliado las oportunidades de las agencias a la hora de ofrecer un servicio de calidad a sus clientes. Sin embargo, a la vez que la publicidad se ha renovado, lo cierto es que también se ha incrementado el nivel de fraude a través de estas vías.

De este modo, es preciso tener en cuenta una serie de claves de cara a analizar tanto a la prevención del fraude publicitario en Internet como las consecuencias de ello para usuarios y anunciantes.

Las dos preocupaciones: fraude y entorno inadecuado

La realidad es que cada vez son más los profesionales que critican que los proveedores de los soportes de publicidad dediquen muchos más esfuerzos a frenar e impedir el lenguaje de odio y otros comportamientos de los usuarios que a evitar el fraude publicitario. Sin embargo, las plataformas advierten que los contextos inadecuados, derivados de la conversación entre particulares y de los mensajes e imágenes de usuarios, afectan negativamente al anuncio. Por ejemplo, YouTube tuvo que encajar la pasada primavera la retirada temporal de anunciantes Fraude, de pixabaycomo Pepsi o Walmart por aparecer su publicidad en contextos ideológicos extremistas. Por su lado, la telefónica AT&T expresó incluso su preocupación por la exhibición de sus anuncios en vídeos de incitación al terrorismo yihadista.

Así, todas las plataformas se ven obligadas a mantener un equilibrio razonable entre el buen servicio al anunciante y no censurar la libertad de expresión, lo que evitará la pérdida de usuarios. Por supuesto, se podrá intervenir en casos extremos (odio, terrorismo, etc.), pero no existen muchas más limitaciones.

Hay que tener en cuenta que lo cierto es que las marcas conocen de antemano el contexto ideológico del medio cuando deciden insertar un anuncio, pero esto se complica cuando el mismo se incluye en una red social, en una plataforma de “display” o en una plataforma de vídeos.

No obstante, los soportes ofrecen mecanismos de criba que el anunciante puede emplear para protegerse. Por ello, es importante confiar las campañas a agencias cuyos profesionales controlen adecuadamente los entornos de exhibición. Y al respecto, ese control por parte de la agencia debe ser doble: por un lado, debe evitar la exhibición inadvertida en entornos que perjudiquen a la marca; por otro, debe habilitar medidas contra el fraude, como publicar únicamente en entornos suficientemente acreditados, sin pretender ofrecer retornos espectaculares a través de plataformas de dudosa respetabilidad.

Buenas prácticas y ética profesional de las agencias

En cualquier caso, algunas de las buenas prácticas concretas recomendables son las siguientes:

  • Poner en la “lista negra” los sitios detectados como defraudadores para evitar que la publicidad salga en ellos.
  • Estar alerta y consultar con frecuencia las listas públicas de defraudadores publicitarios que van apareciendo en el mercado.
  • Habilitar en lo posible medidas técnicas contra “bots”.
  • Bloquear las campañas en las franjas horarias de máxima actividad de los “bots”.
  • Sobre todo en sectores de alto riesgo (como el del juego), emplear verificadores externos.

Eso sí, para protegerse del fraude, los anunciantes deberán obtener toda la información posible sobre las prácticas profesionales de las agencias que gestionan sus campañas y asegurarse de recibir información suficiente sobre el desarrollo de las mismas.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *