Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Consumidores  >  Artículo actual

La importancia de generar valor de marca

Por   /   29 marzo, 2017  /   Sin Comentarios

Por pongomilogo.es, Compañía de merchandising promocional.

 

El objetivo primordial de toda empresa o negocio es la obtención de ganancias económicas. Pero para ello es necesario saber llegar al público potencial y posicionarse en su pensamiento; es decir, generar valor de marca para no terminar siendo una empresa de tantas. Especialmente si ofreces productos que también se encuentran en el mercado y cuyas características no difieren excesivamente unas de otras, la gestión de valor en tu marca resultará fundamental. Promoción y logo, de PixabayPor ello, los artículos personalizados que nos permiten crear un valor añadido a nuestra empresa resultan un punto clave.

Lo cierto es que, hoy en día, la gestión de marca se aplica a casi todo, no sólo a bienes y servicios de consumo, sino también a entidades públicas, organizaciones benéficas, ciudades, personas, etc. La marca es, pues, el activo corporativo más valioso de una organización empresarial, y se estima que supone un tercio del valor total de una empresa.

En cualquier caso, el éxito no reside en buscar ser el mejor, sino en ser único y hacer de tu marca algo identificativo y distintivo frente a la competencia. De hecho, las marcas que logran sobresalir en el mercado suelen ser aquellas que aportan algún elemento diferencial y ofrecen un valor extra que favorece que la clientela siga apostando por sus productos o servicios; esto es, intentar satisfacer las necesidades del consumidor y mantener su confianza en el tiempo mediante continuas estrategias de fidelización que permitan retener a los clientes y captar a nuevos. Por eso, uno de los peores errores que podemos cometer como empresarios es dar por supuesto que los consumidores siempre estarán ahí. Y es que nuestro deber mantenerlos, identificar sus demandas y expectativas e incluirlas en nuestra marca y negocio.

En ese sentido, mostrarse transparente y generar confianza es clave. Esa confianza por parte del consumidor es la que hará que éste priorice por nuestra marca antes que por otras a la hora de elegir entre la abrumadora variedad de opciones que existe en un tiempo tan competitivo como el actual. Y es que, elegimos (y recomendamos) determinadas marcas por lo que representan y nos aportan.

Al respecto, existen diversas maneras de generar ese valor de marca, y hay muchos factores que pueden ayudar. Uno de ellos es la innovación. Hoy en día, estar preparado para marcar tendencias e innovar lo es todo. En una época tan cambiante como la presente, una empresa que se mantiene a la vanguardia resultará más rentable que una compañía obsoleta que sigue los mismos criterios que hace diez años. Y cuando hablamos de innovar no solo nos referimos a productos o servicios, sino también a la forma de comunicarse con los clientes y empleados.

Otro pilar clave es ofrecer la mejor atención. Al fin y al cabo, lo que siempre busca cualquier consumidor es un buen servicio y atención: que las marcas cumplan con sus expectativas y que el proceso sea lo más agradable, fácil y rápido posible. Por eso, es aconsejable generar tanta afinidad y afecto como sea posible, puesto que una marca sin conectividad emocional no es una marca.

Otro factor que también puede ayudar es la presencia mediática, de modo que lanzar inputs originales, creativos y concebir buenas acciones de promoción harán que el público asocie la marca con estímulos positivos.

En esa línea, apoyarse en el marketing también puede ser muy útil. No hay que olvidar que el marketing y la mercadotecnia sirven para crear o resaltar el valor de un negocio, así que es preciso aprovecharlo y usar la creatividad para que los clientes no nos olviden.

Para ello, es recomendable desde luego transmitir y dar a conocer este valor de marca a los consumidores a partir de artículos de empresa y regalos promocionales personalizables. La realidad es que, cuanta más competencia hay, más difícil es lograr una buena posición en el mercado. Y este tipo de productos promocionales pueden ayudar a que los consumidores nos diferencien del resto, ya que, cuando un consumidor recibe un producto promocional de una empresa, es más fácil que la recuerde frente a otras. Además, invertir en este tipo de acciones servirá para promocionar nuestra compañía e información de contacto, para que los consumidores puedan contactar con la empresa. Eso sí, conviene asegurarse de que cada artículo que se utilice para promocionar un negocio incluya el logo de la empresa, información de contacto y dirección de la página web.

Por otro lado, para conseguir que los clientes vuelvan a visitar nuestra website se pueden crear concursos gratuitos mensuales o semanales. El ganador podría obtener productos gratuitos, con lo cual mucha gente estará dispuesta a facilitar su dirección de correo electrónico. Además, darle a la gente más de lo que espera, puede motivarles a contárselo y recomendárselo a otras personas, lo que dará mayor visibilidad a nuestro negocio.

En esa misma línea, los productos promocionales también sirven para hacer que nuestros clientes compren más productos de lo habitual. Esto se consigue ligando algunos de los productos vendidos a otros promocionales de regalo. Eso sí, lo ideal es encontrar aquellos artículos promocionales que encajen en nuestro nicho de mercado, para que puedan complementar a nuestro negocio y para que los clientes los puedan utilizar de forma habitual. Por ejemplo, si nuestro negocio se enfoca a la venta de bicicletas, podemos considerar el regalar botellas personalizables o bolsas y mochilas personalizadas con el logo de nuestra empresa cada vez que alguien realice una compra en tu tienda. O en el caso que el negocio sea una agencia inmobiliaria, ¿por qué no regalar llaveros personalizados con el nombre de la compañía? También podríamos hacer lo propio con bolígrafos personalizables, plumas personalizadas o cualquier tipo de material de oficina. Y si tenemos un centro de bienestar o gimnasio, podemos regalar sets de baño personalizados, esterillas o toallas personalizables.

Finalmente, también hay que tener en cuenta que los regalos promocionales también pueden servir para recompensar a los clientes más fieles. Pensemos tal vez en agradecer la fidelidad de aquellos clientes que compran de forma repetida nuestros productos o los que compran los artículos más caros. Con los productos promocionales podemos recordarles que la relación que tenemos con ellos nos importa, y crear así una ventaja competitiva. Por ejemplo, podemos optar por regalar un cargador de batería externo personalizado con el logo de la empresa o decantarnos por puntos de libro personalizados o altavoces personalizados.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *