Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Empresas/ Negocios  >  Artículo actual

Claves para ser competitivo en el mundo digital

Por   /   11 julio, 2014  /   Sin Comentarios

Por Setesca, Consultora TIC especializada en incremento de valor de empresas y proyectos de mejora de procesos.

 

En el mundo empresarial existen diferentes niveles de adaptación de las empresas a las posibilidades que ofrece el mundo globalizado y los medios digitales de marketing, distribución, logísticos y de producción. Esta adaptación es clave a la hora de alcanzar la excelencia en un entorno cada día más competitivo. Mundo digital, de Free DownloadSin embargo, la verdad es que hay muchas empresas que han “maquillado” su forma de acceder al mercado, pero en realidad mantienen su modelo tradicional de procesos.

En ese sentido, ofrecemos las claves que hacen que una empresa pase de simplemente “utilizar” las nuevas tecnologías en sus procesos a una que les saque el máximo rendimiento.

–       Niveles de adaptación

Actualmente ya ni se considera que haya empresas que, de una forma u otra, no estén adaptando su modelo de negocio al nuevo entorno. Sin embargo, hay varios niveles en este sentido: utilizar una página de e-commerce para vender productos o poner el catálogo de productos en una tablet es muy distinto a adaptar de manera eficaz la estrategia de la empresa. Analizando esto, se puede distinguir, por un lado, entre empresas “utility”, o aquellas que mantienen su modelo tradicional pero incluyendo herramientas de automatización de procesos (ERP’s) e Internet como medio de promoción (webs y redes sociales); por otro lado, empresas “evolucionadas”, es decir, compañías que han repensado su forma de hacer las cosas a partir de los procesos existentes pero básicamente el modelo de cadena de valor es el mismo; y, por último, las “adaptadas”, que son las que han transformado sus procesos de negocio para sacar el máximo partido y ser lo más competitivas posibles.

–       6 claves para ser competitivo

El evolucionar de “utility” a “adaptadas” supone un importante esfuerzo y no es precisamente técnico, ya que replantarse el modelo de proceso supone cambiar paradigmas y perder parte de la seguridad que ofrece la experiencia.

En esa orientación, la principal adaptación que debe realizar cualquier compañía es que, en un mundo globalizado, sus clientes pueden provenir o estar en cualquier lugar. Por otro lado, se debe adaptar la comunicación de la empresa para hacer llegar a promoción de los productos a los clientes potenciales a través de los medios digitales, entendiendo bien cómo aprovechar los mecanismos de posicionamiento y reputación de los buscadores. Asimismo, se deben ajustar los canales de distribución para facilitar la entrega de productos con la máxima eficacia, consiguiendo la máxima información en tiempo real y, sobre todo, poder tomar decisiones también en tiempo real para mejorar la eficiencia inmediatamente. Otra de las cuestiones que deben tenerse en cuenta es que los procesos logísticos tienen que ajustarse para alcanzar a los nuevos objetivos geográficos con la máxima eficiencia en tiempo y coste, comprendiendo que no solo la trazabilidad es básica, sino también poder ofrecer a los clientes el estado de la entrega en tiempo real. Del mismo modo, es necesario adecuar los procesos de producción a la nueva dimensión global del mercado, y eso puede querer decir desde cambiar centros de producción hasta modelos productivos para que la oferta se adecue a cada cliente.

Este modelo de adaptación requiere mucha complejidad, ya que debe realizarse antes o, como mínimo, a la misma velocidad que los competidores y sin perder margen ni cuota de mercado; y esto implica una gran flexibilidad y capacidad de adaptación de los equipos directivos.

Como beneficio y en contrapartida a los esfuerzos, las empresas que lo están realizando están abriéndose a nuevas posibilidades de crecimiento en mercados y canales a los que de otra manera no hubiesen podido acceder.

Imagen cortesía de KROMKRATHOG / FreeDigitalPhotos.net

 

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *