Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Consumidores  >  Artículo actual

La publicidad contextual, un recurso más para espiar nuestros datos

Por   /   8 junio, 2015  /   Sin Comentarios

Por Kaspersky Lab, Multinacional especializada en soluciones de seguridad “endpoint”.

¿Cuántas veces, tras buscar algo por Internet, te han bombardeado después con anuncios de este mismo producto o de algunos similares? Este es el funcionamiento de la publicidad contextual, que se basa en tu historial de búsquedas para ofrecerte artículos e información que los anunciantes piensan que pueden interesarte.

Pero tras este sistema de publicidad se esconde una pregunta importante: ¿Quién observa nuestra actividad en Internet? Sin embargo, la respuesta, según nuestros expertos, es aún más alarmante: todo el mundo que pueda hacer seguimiento.

Los usuarios se encuentran bajo la mirada de cualquier recurso popular, pero nuestros principales vigilantes son las redes de anuncios, sobre todo las principales como Google Adwords, Oracle Bluekai, Atlas Solutions o AppNexus. Control de datos online, de KasperskyTras ellas, se encuentran los medidores de tráfico online y las herramientas de análisis web. Y, además, las redes sociales también son unos buenos espías: no sólo rastrean la actividad de tu muro sino que cualquier sitio web con botones o “widgets” permiten el seguimiento.

La clave es conseguir los datos básicos del usuario de la web. Y en ese sentido, el propio navegador ya proporciona la dirección IP, información sobre las versiones del software, la resolución de la pantalla que se utiliza, etc. Información que, a priori, parece inocente, pero que al combinarla supone un buen punto de partida para que el anunciante pueda realizar más acciones.

Las cookies son además una buena herramienta para recopilar datos, ya que contienen información sobre las páginas por las que se navega: preferencias, secciones más vistas… Y también los botones de las redes sociales son un instrumento poderoso a la hora de obtener información. Las mismas te conocen por tu nombre y pueden acceder a multitud de datos adicionales. Existen, además, otros métodos más exóticos como el “plug-in” de Adobe Flash, por ejemplo.

Peligros del seguimiento

En realidad, se sabe muy poco sobre el tipo y la cantidad de datos que acumulan los anunciantes; al fin y al cabo, el acuerdo de usuario siempre es un montón de términos legales confusos del que nunca acabamos de entender todo su significado. Además, el seguimiento online no es tan inocente como pueda parecer, y aunque no tengamos nada que esconder, detrás late la pregunta de ¿dónde acaban los datos que las compañías de Internet han recopilado de nosotros?

Medidores de tráfico online, de KasperskyIndependientemente de las intenciones que tengan estas compañías, no existen pruebas de que estos datos sean almacenados de forma segura, y de hecho, las fugas de datos de estas compañías son el pan nuestro de cada día.

Por ello, lo mejor es poner coto a los esfuerzos de estas corporaciones para conocer datos sobre ti. Y aunque no existe un método 100% efectivo más allá de apagar el ordenador y guardarlo en una caja fuerte, será muy bueno tener en cuenta una serie de sencillos consejos para ayudarte a evitarlo:

– Cambia los ajustes del navegador. Puedes desactivar la opción de seguimiento directamente. De este modo, el navegador notificará a la fuente web que no deseas compartir tus datos, si bien es verdad también que la eficacia de esto es discutible, ya que muchos sitios ignoran la indicación de no realizar seguimiento.

– Desactiva la instalación automática y activa el bloqueo de sitios web sospechosos y “pop-ups”. Y además también conviene tener activada la verificación obligatoria del certificado “SSL”.

– Bloquea las cookies de terceros que pertenecen a redes de anuncios. No obstante, estas redes, con la ayuda de algunos trucos, pueden transferir las cookies de origen, que son necesarias para iniciar sesión.

– Usa la navegación privada que te ofrece tu navegador: al cerrarlo, todos los datos se eliminarán, con lo que el seguimiento será más difícil.

– No olvides limpiar la caché de tu ordenador.

– Di no a los paneles de búsqueda, los ayudantes de búsqueda y a cualquier otra extensión que te ofrecen al instalar el navegador: se trata de “spyware” legal.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *