Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Ahorro/ Financiación  >  Artículo actual

Los plazos de pagos entre empresas no bajan en los tres últimos años

Por   /   2 diciembre, 2015  /   Sin Comentarios

Muy lejos del horizonte de los 60 días que trata de impulsar la legislación española y europea, en los tres últimos años las empresas españolas no han visto reducirse realmente los plazos de pago/cobro que realizan entre sí, estando estabilizados en torno a los 94 días de media. Según detalla un reciente estudio llevado a cabo por Crédito y Caución, firma especializada en seguro de crédito, y por la compañía española especializada en información comercial y soluciones de inteligencia de negocio Iberinform, durante el año pasado (2014) el tejido empresarial español trabajó un plazo medio de pago de 94 días, lo que supone los mismos días que en 2012 y apenas uno menos que en 2013 (en 2011 habían sido de 89 días, 91 en 2010 y 93 en 2009).

Pago de deuda, de PixabayEl estudio, elaborado a partir de los datos de 80.000 cuentas anuales, de las que apenas un 10% permite la estimación directa de plazos de pago, valora el impacto financiero que están trasladándose las empresas entre sí al trabajar por encima de los 60 días en 1.460 millones de euros de sobrecostes por cada punto porcentual en la tasa de acceso a la financiación.

En ese sentido, el 56% de estos costes son generados por la gran empresa y el 44% por las pymes. En cualquier caso, al analizar los plazos de pago teniendo en cuenta el tamaño de las empresas, surgen algunas asimetrías relevantes: el crédito comercial de la gran empresa se sitúa 20 días por encima de la media, mientras que en el otro extremo se encuentra la pequeña empresa, cuyos plazos son los más cortos de la muestra (3 días por debajo de la media nacional). No puede trazarse, sin embargo, una regla sencilla y directa que vincule tamaño con plazos de pago, como prueba el hecho de la evolución de las microempresas, que presentan plazos de pago superiores a las pequeñas compañías.

Dentro de esa dinámica, la investigación también revela que ninguno de los sectores productivos logró situarse en nuestro país por debajo de los 60 días, registrando el mejor comportamiento el sector primario, que se coloca en 93 días, manteniéndose estable respecto a 2013. La industria española, por su lado, trabajó en 2014 con unos plazos medios de 99 días, frente a los 102 de un año antes, síntoma sin duda de la mejoría de su acceso a la financiación. No obstante, los plazos más amplios se dan en construcción, con 9 días de crédito comercial más que la media nacional, ya que quedó en 103 días (106 en 2013), mientras que el más breve (9 días, uno menos que un ejercicio antes) lo consiguió el sector servicios.

El estudio también pone de manifiesto que, en cuanto a las regiones de nuestro país, Ceuta y Melilla (71 días de media), Baleares (79 días), Cantabria (80), Navarra (83), Aragón (87), Cataluña (88), Islas Canarias (89), La Rioja (92), Comunidad Valenciana (92) y Madrid (93 días) fueron las comunidades autónomas donde se pagó por debajo del plazo de la media nacional. Por el contrario, en el otro extremo se sitúan Andalucía (105 días), Castilla-La Mancha (105), Extremadura (100), País Vasco (99), Murcia (97), Asturias (97), Galicia (96) y Castilla y León (95), estuvieron por encima. Eso sí, con excepción de Cantabria y Extremadura, todas las comunidades mantuvieron un comportamiento razonablemente estable respecto a un año antes.

Por otra parte, de acuerdo con los cálculos del “Observatorio de Riesgo de Crédito”, la necesidad de financiación alternativa a los proveedores, a través de mercados financieros o recursos propios, para reducir en 34 días los plazos de pago B2B se sitúa entre los 115.000 y 150.000 millones de euros.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *