Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Ahorro/ Financiación  >  Artículo actual

La mayoría de empresas acepta plazos de pago superiores a los deseados

Por   /   6 junio, 2018  /   Sin Comentarios

Una gran mayoría del 81% de las empresas de nuestro país se ven finalmente obligadas a aceptar plazos superiores a los deseados. En ese sentido, según pone de manifiesto el “Estudio de la Gestión del Riesgo de Crédito en España”, apenas el 8% de las empresas relacionadas comercialmente con la Administración tiene que aceptar una extensión de los plazos de pago (el 12% en 2017), mientras que nada menos que el 51% (53% un año antes) de las entidades que los tienen con la gran empresa también se ven obligados a aceptar los plazos de pago impuestos por éstas. A su vez, la capacidad de las pymes para imponer plazos de pago afecta al 46% de sus proveedores (42% en el año pasado), Plazos de pago, de Pixabayen tanto que el mayor empeoramiento (5 puntos porcentuales más ahora) se registra en el segmento de autónomos, que obligan a plazos de pago superiores a un 17% de lo que desean sus entidades proveedoras.

Lo cierto es que, tal y como revela este informe, que ha sido elaborado por la aseguradora de crédito y riesgo Crédito y Caución y la consultora de información empresarial y análisis de riesgos Iberinform, y que además han contado con el soporte académico del IE Business School, apenas un 41% de las compañías trabaja con plazos inferiores a los 60 días que trató de impulsar la Ley 15/2010 de Medidas de Lucha contra la Morosidad. Mientras, el porcentaje de las que establecieron períodos de cobro de entre 60 y 90 días quedaron en un 45% (48% en 2017, 43% en 2016, 38% en 2015 o el 36%en 2014); y por su parte, el porcentaje de organizaciones que trabaja por encima de los 90 días se mantiene estable desde hace tres anualidades en el 14% (el 16% en el 2015, el 20% en el 2014, el 23% en el 2013 y el 22% en el 2012).

A la hora de explicar las razones de la morosidad empresarial, los problemas de disponibilidad de fondos y de los retrasos intencionados del cliente comparten el primer lugar, pues ambos motivos son apuntados por un 53% de las empresas consultadas. El primero consigue así 2 puntos porcentuales más que en 2017, aunque 9 puntos menos que en 2016, en tanto que los retrasos intencionados de los clientes son reseñados ahora por los mismos que el año pasado, si bien suponen 6 puntos por encima de 2016.

Tras estas dos razones del retraso en los pagos de clientes, la tercera vuelve a ser la complejidad del propio procedimiento de pagos (16%, un punto menos que en 2017), figurando después las disputas sobre calidad (9%, frente a un 7% el año anterior) y las facturaciones incorrectas (7%, lo mismo en esta ocasión que en la pasada edición).

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *