Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Empresas/ Negocios  >  Artículo actual

La planificación, definitiva en las pymes para una eficaz acción

Por   /   23 febrero, 2017  /   Sin Comentarios

Por Pablo Couso, Consultor senior del Departamento Comercial de Datisa, Firma especializada en soluciones ERP para los negocios.

 

Las pymes deben apoyar su gestión comercial en una buena planificación para analizar después los puntos críticos de la misma y establecer las medidas correctivas o evolutivas que proceda.

Pero en ese sentido, las pymes deben alejarse del concepto de planificación como algo “sesudo” y conservador, contrario a los hombres de acción, y deben apoyarse en las herramientas que el mercado pone a su disposición para establecer los mecanismos de control, análisis y evaluación de su gestión que les permita “visualizar” el futuro de su negocio y Planificación, de Pixabayadelantarse a los acontecimientos para prever con suficiente tiempo de antelación y con toda la información en su poder, cuáles serán las acciones que se deberán implementar para lograr los objetivos previstos”.

Lo cierto es que son las empresas que planifican las que realmente están demostrando una elevada predisposición a la acción, ya que la planificación les permite establecer puntos de referencia en su gestión que, a su vez, les ayudarán a controlar, en el curso de su actividad, en qué medida se están desviando (por arriba o por abajo) de los objetivos y previsiones iniciales. De este modo, los gerentes o los agentes decisores tendrán la información necesaria para actuar en el momento preciso. Por lo tanto, las empresas que planifican son aquellas que muestran una clara predisposición a la acción.

Pero la planificación, para ser efectiva, debe hacerse estableciendo los mecanismos de control apropiados en las dos dimensiones de la actividad comercial, es decir, en la vertiente operativa, donde básicamente se establece un “Plan Operativo” con unas directrices establecidas por la dirección general y unos objetivos departamentales que deben evaluarse puntualmente; y en la vertiente financiera, a través de los presupuestos contables que permitirán planificar el control del gasto, de los ingresos, de los resultados,… y a través de los presupuestos de tesorería, que facilitarán la proyección de las necesidades de caja a lo largo de todo el ejercicio.

De ahí que los presupuestos contables y de tesorería confieren a las empresas una valiosa capacidad de anticiparse a posibles agujeros financieros. Y si las organizaciones son capaces de anticiparse a esos agujeros financieros con el tiempo suficiente, tendrán una mejor disposición para operar en el mercado, los recursos necesarios para hacerles frente, con los mejores márgenes y las mejores condiciones posibles. Estas políticas de acción están basadas en una estrategia de controles previos que proceden, sin duda, de la habilidad de planificación que muestren las empresas.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *