Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Economía/ Finanzas  >  Ayudas/ Ahorros  >  Artículo actual

Alternativas para anticiparse a la crisis del sistema de pensiones

Por   /   9 agosto, 2019  /   Sin Comentarios

Por Jorge Segura, CEO de Uncommon Finance, Plataforma digital sobre conocimiento financiero.

 

La baja tasa de natalidad, el aumento de la esperanza de vida y la tardía incorporación de los jóvenes al mundo laboral hacen insostenible, a largo plazo, el actual sistema de pensiones. Una realidad ya conocida y que obliga a los españoles a buscar nuevas vías que les permitan organizar su futuro y garantizar su independencia financiera durante la jubilación. De manera que el ahorro privado complemente las pensiones públicas.

En esa dinámica, lo mejor que puede hacer una persona para garantizar su jubilación es organizarse su propio plan de retiro e invertir en fondos de inversión globales y sectores alternativos en los que hasta ahora sólo habían podido acceder grandes capitales. Alternativa a pensiones, de UncommonPorque lo cierto es que existen herramientas y tecnología que permiten a cualquier persona invertir en estos sectores.

En ese sentido, hay 5 claves para aprender a gestionar las finanzas y planear una jubilación sin imprevistos económicos:

  • 1. Mejor pensar en un plan de retiro que en un plan de pensiones.

El plan de pensiones no se puede recuperar en cualquier momento, salvo circunstancias muy excepcionales, y ofrece una rentabilidad del 2,1% con una comisión media que alcanza casi dicha cifra, por lo que es muy difícil ganar dinero y hacer crecer el patrimonio con planes de pensiones “estándar”.

Además, solo hay una manera de construir un plan de pensiones, pero muchas maneras de construir un plan de retiro, con productos mejores, mayor oferta y más flexibilidad.

En cualquier caso, los mejores productos, a nivel general, son los fondos de inversión indexados globales, de renta variable y renta fija. A partir de ahí, se puede mejorar y personalizar, pero eso es un gran principio.

Eso sí, cuanto antes empecemos a invertir, mejor; el tiempo es una variable clave, y si inviertes de manera global el tiempo va a tu favor, porque a largo plazo siempre va a crecer.

  • 2. Hay que mirar más allá de España.

En todos los países del mundo existe una tendencia a invertir casi todo el patrimonio en empresas cotizadas del propio país. Que le ocurra esto a un estadounidense no es tan grave, porque la importancia de su mercado en el mercado de capitales global es superior al 50%. Pero para los españoles, sí lo es.

La realidad es que los mercados financieros no entienden de fronteras. Y hoy, la globalización y la tecnología hacen posible invertir en todo el mundo a costes mínimos en fondos de inversión excepcionalmente buenos. Además, actualmente es posible gestionar todo el patrimonio desde el móvil y en tiempo real. De modo que el fácil acceso, el bajo coste de las transferencias, la posibilidad de hacerlas en tiempo real y las bajas barreras de entrada, ya que es posible invertir desde un euro, hacen que sea posible poner el foco en otros países. Por este motivo, es recomendable “invertir en el mundo” y “abrir la mente”.

  • 3. Hay que confiar en la incertidumbre.

Cuando se amplía el horizonte temporal, los conceptos de riesgo e incertidumbre cambian y, en muchos casos, incluso se invierten. Es decir, hay que invertir pensando en el largo plazo ya que, por ejemplo, algo que en estos momentos es seguro puede no serlo en unos años porque no da suficientes ingresos en un momento en el que ya no se trabaja. Por ejemplo, hace unos años, las empresas con tecnología en la “nube” y “streaming” ni existían. Sin embargo, en los últimos años, han sido uno de los sectores que más rentabilidad han ofrecido. Además, hay industrias completas que se transforman (música, cine), otras resurgen arrasando (videojuegos), a la vez que otros sectores aparentemente muertos reaparecen en formas nuevas tras periodos de crisis, como el “crowdlending” (algo tan simple como prestar dinero). Por otro lado, las leyes pueden cambiar, y esto conlleva a oportunidades impresionantes, pero también a desastres sin vueltas atrás.

Por eso, si se invierte con sensatez y apertura, será posible construir un plan de retiro controlado y flexible que ofrezca tranquilidad durante la jubilación.

  • 4. Dejar de pensar en las ventajas fiscales y pensar en ventajas financieras.

Lo cierto es que las personas deciden dónde invertir su dinero para construir su plan de pensiones basándose, casi exclusivamente, en la «ventaja fiscal» o en el beneficio obtenido del traslado fiscal por la deducción sobre la declaración de la renta. Pero se suelen presentar dos problemas. Por un lado, la mayoría de los fondos de pensiones no son rentables si se tienen en cuenta las comisiones (la rentabilidad media de los fondos de pensiones en España en los últimos 15 años ha sido del 2,11% y la comisión media de un 1,6%, e incluso algunos fondos cobran más comisión que la rentabilidad que se obtiene). Por otra parte, la deducción sobre la cuota en la declaración de la renta se paga cuando se va disponiendo del plan, que es la época en la que se es más vulnerable financieramente, en el sentido de que no hay opción de aumentar los ingresos. Es por tanto más razonable no deducir ahora pero no tener que pagarlo durante la jubilación.

  • 5. Pensar en los años que quedan por trabajar y no tanto en los años cotizados.

El plan de retiro se va a construir en los próximos años y depende de uno mismo que crezca. Lo que se ha hecho hasta ahora a nivel público depende de un tercero que puede cambiar la Ley en cualquier momento y depende de toda una estructura poblacional con un problema irresoluble en sí mismo. Por tanto, hay que construir hacia adelante y no hacia atrás, es decir, no pensar solamente en los años cotizados, sino desarrollar un plan y llevarlo a cabo.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *