Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Conciliación  >  Artículo actual

Desciende la tasa de parados de larga duración

Por   /   10 octubre, 2017  /   Sin Comentarios

El número de desempleados que llevan más de 24 meses (considerados como larga duración) en búsqueda de trabajo ascendía a final del segundo trimestre de este año a 1.593.100, lo que, no obstante, supone una fuerte caída de 366.500 (-18,7%) con relación a mediados de 2016, según pone de manifiesto un reciente informe de la firma de soluciones de recursos humanos Randstad tras analizar datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2008 a 2017.

El estudio muestra así que nada menos que el 40,7% de todos los parados llevan más de dos años sin acceder a un empleo, lo que significa en cualquier caso la tasa más baja de los últimos cuatro años. De hecho, si se analiza la citada serie histórica a mediados de ejercicio, en 2009, con un 10,2% (10,7% en 2008, cuando había en esa situación 254.000 profesionales), se registró la tasa de desempleados de larga duración más baja. Desempleados de larga duración, de PixabayPero desde ese año, y coincidiendo de lleno con la crisis, ese índice fue aumentando durante seis ejercicios consecutivos (15,9%, 24,5%, 30,0%, 35,0%, 42,4% y 44,8%), hasta que, ya en 2016, cayó al 42,8%, tendencia a la baja que se confirma ahora con este 40,7%.

El documento de Randstad revela que la edad influye en la empleabilidad de manera definitiva en este colectivo de prados. Así, pone de manifiesto que los mayores de 45 años siguen siendo, desde 2008, el colectivo más afectado por el desempleo de más de dos años de duración. En concreto, del total de trabajadores que llevan ahora más de 24 meses buscando empleo, el 54,4% son profesionales mayores de 45 años, en tanto que el 36,9% se corresponde con parados de entre 25 y 45% años, lo que significa que el 18,4% restante lo protagonizan los menores de 25 años que llevan más de 24 meses buscando ocupación laboral (en 2014 este colectivo representaba el 28,1% del total).

Por su parte, en relación al nivel de estudios, el informe constata que a mayor formación, menor es el índice de desempleados de larga duración con respecto al total de profesionales en esa situación. De hecho, nada menos que el 44% de los desocupados con formación básica se encuentran en paro desde hace más de dos ejercicios, en tanto que entre quienes han cursado estudios secundarios baja al 38,2% y se limita al 29,6% para los que cuentan con estudios superiores.

Por lo que se refiere al reparto geográfico dentro de nuestro país del colectivo de parados de larga duración, el estudio apunta que Asturias (49,0%) y Extremadura (48,6%) son las comunidades autónomas con claro mayor porcentaje de desempleados de larga duración, a pesar de que por encima de la media nacional del 40,7% también se encuentran Andalucía (42,8%), Galicia (42,5%), Euskadi (42,4%) y Castilla-La Mancha (41,9%). A continuación figura la Comunidad Valenciana, con el mismo porcentaje que la media nacional, y después Murcia (39,9%), Cantabria (39,7%), Madrid (39,7%), Canarias (39,1%), Aragón (39,1%), Cataluña (38,2%), Castilla y León (37,5%), La Rioja (36,7%), Navarra (31,2%) y, bastante más alejada de todas, Baleares, donde únicamente un 20,6% de sus desempleados llevan más de 24 meses sin trabajo.

En cualquier caso, Andalucía es, en términos absolutos, la región que acumula mayor número de desempleados de más de dos años, al totalizar 428.000. Le siguen Cataluña (190.100), Comunidad Valenciana (183.800) y Madrid (172.700), y ya, bastante más lejos, Canarias (104.000), Castilla-La Mancha (91.800), Galicia (85.600), Extremadura (62.600) y Castilla y León (61.700). Mientras, las comunidades con menos desempleados de más de dos años son, por este orden, La Rioja (6.100), Navarra (10.300), Baleares (14.800), Cantabria (15.300), Aragón (28.600), Asturias (29.500), Euskadi (48.500) y Murcia (49.500).

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *