Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Ahorro/ Financiación  >  Artículo actual

Los plazos de pago entre empresas, en su peor registro

Por   /   22 mayo, 2020  /   Sin Comentarios

Frente a los datos de 2019, que constituyen en realidad el mejor registro desde que se realiza el “Estudio de la Gestión del Riesgo de Crédito en España”, los de 2020 hasta ahora reflejan el peor comportamiento de toda la serie histórica del mismo. En concreto, este estudio, elaborado por la aseguradora de crédito y riesgo Crédito y Caución y la consultora de información empresarial y análisis de riesgos Iberinform, revela que hasta un 24% de las compañías trabaja actualmente con plazos de cobro en sus operaciones comerciales con otras compañías por encima de los 90 días, Plazos de pago entre las empresas, de Pixabaytasa que supone más del doble que hace un año (11%), en tanto que únicamente un 33% opera ahora con los plazos inferiores a los 60 días que trató de impulsar la Ley 15/2010 de Medidas de Lucha contra la Morosidad (el 49% en 2019 y el 41% en 2018). El restante 41% lo hace con entre 60 y 90 días (40% en 2019 y 45% en 2018).

En esa línea, la investigación, en la que han participado más de 700 gestores de empresas de todos los tamaños y sectores en España, incide en que nada menos que el 79% de nuestras empresas se han visto obligadas a aceptar plazos superiores a los deseados para poder mantener su cartera de clientes. Eso sí, el mejor comportamiento se registra en las operaciones comerciales con el sector público y el peor entre las pymes: solo el 8% de las empresas que tiene relaciones comerciales con la Administración tiene que aceptar una extensión de los plazos de pago, mientras que la capacidad de los autónomos para imponer plazos de se limita sube hasta el 19%. Por su lado, un 41% de las grandes corporaciones ha tenido que aceptar plazos de pago superiores a los deseados (un 50% en 2019), y también un 50% ha tenido que alargar los plazos para trabajar con el segmento de pymes (46% en 2019). Un reflejo sin duda de los problemas de liquidez del tejido empresarial español.

Y es que, entre las razones que explican el retraso en los pagos de sus clientes, los gestores de las empresas recurren principalmente a problemas de disponibilidad de fondos (apuntados por un 55% de los consultados, frente a un 52% que lo hacía en 2019) y a retrasos intencionados del cliente (45%, por un 55% que lo culpaba en 2019 o un 53% en 2018 y 2017). Pero también citan la complejidad del propio procedimiento de pagos (15%), las disputas sobre calidad (6%) y las facturaciones incorrectas (4%).

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *